icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 7
Darle una lección
Palabras:803    |    Actualizado en:09/06/2019

Al día siguiente, Emmett clasificó algunos documentos y los llevó a la oficina de su jefe.

Carlos frunció el ceño mientras revisaba la información.

Solo había dos páginas. La primera era la solicitud de admisión de Debbie a la universidad, y la otra era su perfil. También había algunas fotos de ella.

La introducción era bastante breve y sencilla. Solo mencionaba su edad, la escuela donde estudió y sus pasatiempos.

En las fotos, se veía como una ordinaria estudiante universitaria. Sin embargo, era bastante atractiva, aunque vistiera con camisetas y pantalones sencillos. Algunas de las fotos habían sido tomadas mientras salía con sus amigos, pero ella siempre tenía una expresión perezosa e indiferente. En otras, llevaba una sonrisa arrogante que la hacía verse un poco traviesa.

Cuando sonreía, sus grandes ojos brillaban tanto que parecían contener estrellas. Era como si estuviera llena de felicidad.

El corazón de Carlos dio un vuelco.

Emmett no tardó en notar que su jefe estaba contemplando una de las fotos, así que no pudo evitar elogiarla. "La señorita Nelson es realmente hermosa. Esta foto fue subida a Internet y se volvió viral en el extranjero. Muchos cazatalentos la contactaron, pero ella los rechazó a todos. Incluso rechazó la oferta de un director que quería darle el papel principal para una película".

Carlos lo miró con frialdad y arrojó los documentos al aire. "Emmett, ¿acaso he sido demasiado amable contigo?".

Este sintió que su corazón empezaba a acelerarse, pero se esforzó por mantener la calma. Entonces, aprovechó la oportunidad y se agachó para recoger los documentos del suelo, ocultando la culpabilidad en su mirada. "Señor Hilton, los antecedentes de la señorita Nelson son realmente muy misteriosos", comentó. "No hay mucha información sobre ella. Eso fue todo lo que pude averiguar por el momento".

"¿Dices que es misteriosa? Pero ayer te llevó a un lado y habló contigo durante un largo rato. Aún no hemos hablado sobre ese tema. ¿Estás seguro de que ustedes no están familiarizados?".

Al verse atrapado en su mentira, Emmett sintió tanta impotencia que quiso llorar. "Solo nos vimos una vez... No estamos muy familiarizados...".

"¡Vete!", espetó Carlos.

"Sí, señor Hilton", respondió Emmett con una voz temblorosa y salió apresuradamente de la oficina.

Apenas la puerta se cerró, Carlos se volvió hacia las fotos que yacían en el suelo. Tenía que admitir que Debbie se veía realmente encantadora.

Frotándose las cejas adoloridas, él agarró un documento y lo puso sobre las fotos para no ver su rostro.

Esa era su manera de desahogar su furia, y ahora estaba de mejor humor.

Sin embargo, eran pocas las personas en Alorith que tenían el apellido Nelson. ¿Estaba ella relacionada con esa familia?

Como era otoño, las hojas de los árboles a ambos lados de la Avenida Maple estaban cambiando gradualmente del verde al rojo.

Karen jaló a Debbie y corrió hacia su facultad. "¡Malas noticias!", gritó.

Ella pensó que había pasado algo malo, así que también la siguió a toda prisa entre jadeos.

Cuando llegaron a la entrada, vieron a un grupo de personas alrededor del tablón de anuncios. Ambas lograron posicionarse al frente de la multitud.

"¡Mira, Debbie! El señor Hilton ha donado mil millones de dólares a nuestra facultad, y se utilizará para construir nuestro nuevo edificio escolar", exclamó Karen con emoción.

¿Mil millones de dólares?

Debbie no pudo evitar relamerse los labios mientras leía las enormes palabras en el tablón de anuncios.

"¡Vaya! vaya!".

Debbie había escuchado claramente la voz, y supo quién era. Sin embargo, ni siquiera se molestó en responder, mucho menos en darse la vuelta.

Al notar su indiferencia, Olivia Murphy resopló con frialdad. "No te mereces al señor Hilton en absoluto", agregó. "No creas que puedes seducirlo solo porque eres bonita".

Debbie se metió una mano en el bolsillo, jaló a Karen con la otra, y ambas se alejaron.

"¡Oye, Debbie! ¡Te estoy hablando!". Olivia corrió hacia Debbie y levantó una mano para abofetearla.

Sin embargo, ella la agarró de la muñeca inmediatamente.

Olivia estaba tan furiosa que perdió la cabeza. "Si no me sueltas, Debbie, ¡te daré una lección!".

"Oh, ¿solo tú? ¡Qué miedo tengo!", respondió ella burlonamente mientras la soltaba con brusquedad.

Olivia se tambaleó y estuvo a punto de caer al suelo, pero hizo todo lo posible para mantener el equilibrio. "¡Golpéame si te atreves!", gritó frotándose la muñeca. "Yo nunca...".

De inmediato, se escuchó el sonido de una bofetada.

Antes de que Olivia pudiera terminar de hablar, la palma de Debbie aterrizó en su rostro, dejándole una marca roja.

El golpe fue tan fuerte que la atacada sintió un zumbido en la cabeza, y se quedó atónita por un momento. "¡¿Cómo te atreves a... abofetearme?!".

"Tú lo pediste, ¿no?", respondió Debbie con indiferencia. "Para ser honesta, nunca había escuchado una solicitud tan ridícula en toda mi vida".

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 Acuerdo de divorcio2 Capítulo 2 Atrapa a esa mujer3 Capítulo 3 Mostrar su amor4 Capítulo 4 No puedes permitírtelo5 Capítulo 5 No merece estar en el centro comercial6 Capítulo 6 Dame su información7 Capítulo 7 Darle una lección8 Capítulo 8 No quiero ensuciarme9 Capítulo 9 Encuentro con Carlos10 Capítulo 10 Confrontación11 Capítulo 11 Disculpa12 Capítulo 12 Hablar personalmente13 Capítulo 13 No quiere divorciarse14 Capítulo 14 Fiesta de lanzamiento15 Capítulo 15 Seducir a hombres ricos16 Capítulo 16 Cayendo juntos17 Capítulo 17 Mil millones de dólares18 Capítulo 18 Video19 Capítulo 19 A Nueva York20 Capítulo 20 Encontrar con un rival fuerte21 Capítulo 21 Carlos coqueteando con Debbie22 Capítulo 22 Carlos supo la verdad.23 Capítulo 23 La mudanza24 Capítulo 24 Conduciendo hacia la Universidad25 Capítulo 25 Parece, pero no es un chico26 Capítulo 26 Capitulo Hermano27 Capítulo 27 Sede del Grupo Hilton28 Capítulo 28 La comida de la disculpa29 Capítulo 29 Quemado30 Capítulo 30 El Presente31 Capítulo 31 Quién acosó a mi novia32 Capítulo 32 ¿Jefa ¿Qué demonios 33 Capítulo 33 Quiero disculparme contigo34 Capítulo 34 Una pelea35 Capítulo 35 Se lo merecía36 Capítulo 36 Rebelde37 Capítulo 37 Carlos, el nuevo profesor.38 Capítulo 38 Cariño39 Capítulo 39 El castigo40 Capítulo 40 Capitulo En el cementerio41 Capítulo 41 Soy un hombre casado42 Capítulo 42 Él es tan guapo43 Capítulo 43 Yo soy tu marido44 Capítulo 44 La clase de baile45 Capítulo 45 Clase de inglés46 Capítulo 46 La lección de inglés.47 Capítulo 47 Capitulo ¡Tú ganas!48 Capítulo 48 De regreso de Singapur49 Capítulo 49 Teniendo un dolor de cabeza50 Capítulo 50 Se reveló la verdad51 Capítulo 51 ¡Qué sinvergüenza!52 Capítulo 52 Un buen besador53 Capítulo 53 Ellos me engañaron54 Capítulo 54 Un conflicto55 Capítulo 55 Nadie tiene permitido irse56 Capítulo 56 Arrodíllate y discúlpate57 Capítulo 57 No tienes que hacer nada más que contar el dinero58 Capítulo 58 ¡Qué hombre tan miserable!59 Capítulo 59 ¿Vives con un hombre 60 Capítulo 60 ¡Qué sorpresa!61 Capítulo 61 Tratos y membresías62 Capítulo 62 Tú vales diez mil millones63 Capítulo 63 Quítate los zapatos64 Capítulo 64 Estoy casada65 Capítulo 65 Fracasado66 Capítulo 66 Tranquiliza a tu marido67 Capítulo 67 En el Cine68 Capítulo 68 Un corazón roto69 Capítulo 69 Viene por ella70 Capítulo 70 ¡Haz pedazos la maldita tienda!71 Capítulo 71 Un hombre autoritario72 Capítulo 72 ¿Te atreves a mencionar a Carlos Hilton 73 Capítulo 73 No vas a casarte con Olivia Murphy74 Capítulo 74 Deberías usar vestidos más a menudo75 Capítulo 75 Ella es mi esposa76 Capítulo 76 Cuidado con Megan77 Capítulo 77 La pelea78 Capítulo 78 El regalo79 Capítulo 79 Los celos alteraron su mente80 Capítulo 80 Tres condiciones81 Capítulo 81 Que pise descalzo un puercoespín82 Capítulo 82 ¡Cachetéalo!83 Capítulo 83 La Bofetada84 Capítulo 84 Lo siento85 Capítulo 85 Un hombre inocente86 Capítulo 86 Sé buena contigo misma87 Capítulo 87 Herido88 Capítulo 88 Enamorándose89 Capítulo 89 Seducción90 Capítulo 90 En el hospital91 Capítulo 91 Ten cuidado92 Capítulo 92 Carlos, me gustas93 Capítulo 93 He oído lo que dijiste94 Capítulo 94 Vamos a casa95 Capítulo 95 ¿Qué es lo que quieres comprar 96 Capítulo 96 ¿Cómo pudiste 97 Capítulo 97 No necesitas una esposa98 Capítulo 98 ¿Estás tratando de disculparte 99 Capítulo 99 Déjame darte calor100 Capítulo 100 Mi voluntariosa esposa