icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 9
Encuentro con Carlos
Palabras:942    |    Actualizado en:11/06/2019

Brandon Perez, el decano de la universidad, se encontraba en la entrada, caminando de un lado a otro con nerviosismo mientras se secaba ocasionalmente el sudor de la frente.

Diez minutos más tarde, una larga limusina Lincoln se detuvo bastante cerca.

Brandon trotó hacia el vehículo y esperó respetuosamente a que saliera el distinguido invitado.

Luego, inclinó la cabeza apenas la puerta se abrió desde adentro. "Señor Hilton, es un honor tenerlo aquí. En nombre de todos los maestros y estudiantes, me gustaría agradecerle su inversión de mil millones de dólares a nuestra universidad".

Carlos estaba vestido con un elegante traje negro hecho a la medida. Su rostro inexpresivo no hacía más que resaltar la autoridad, confianza y elegancia que exudaba.

Los cambios drásticos en el manejo de los negocios, tanto en el país como en el extranjero, solo podían atribuirse a ese hombre tan talentoso. De hecho, cada una de sus decisiones impactaba el producto bruto interno de varios países.

Carlos asintió con indiferencia.

Brandon se enderezó mientras se apartaba el cabello de los ojos con una sonrisa débil y nerviosa.

"Señor Hilton, ¿cuáles son las últimas noticias sobre el plan de construcción del edificio de enseñanza? ¿Hay algo más que necesite modificarse?", preguntó Brandon cautelosamente.

Carlos observó su rostro con atención antes de volverse hacia Emmett. "Que alguien haga un seguimiento del proyecto. Quiero asegurarme de que toda la inversión se utilice exclusivamente en la construcción y en el costo de enseñanza".

Brandon no pudo evitar ruborizarse cuando se dio cuenta de que Carlos había intuido que planeaba malversar los fondos.

"Sí, señor", contestó Emmett respetuosamente.

"No se preocupe, señor Hilton. Yo cooperaré con el señor Cooper, pero primero déjeme mostrarle el campus". Haciendo todo lo posible por mantener una expresión tranquila, Brandon dio un paso al costado y estiró un brazo para indicarle a Carlos que lo siguiera.

Sin agregar una palabra más, este atravesó el enorme portón del campus.

Mientras tanto, Karen no dejaba de maldecir en el camino de regreso, ya que no habían podido ver al decano.

Pero estaba decidida a volver a su oficina en otro momento. De repente, vislumbró desde la distancia una multitud de estudiantes alborotados.

"¡Mira! ¡El señor Hilton está aquí!".

"¡Ay, Dios mío! ¡Es el señor Hilton!".

"¡Dios mío! ¡Es más guapo que la mayoría de estrellas de cine!".

Tanto los estudiantes como los miembros del personal se estaban apiñando en el corredor. Karen se volvió hacia adelante con curiosidad, y no tardó en ver a Carlos. El decano lo estaba siguiendo como si fuera un hombre muy importante.

"¡Debbie, el decano está allí!". Sin pensarlo dos veces, Karen agarró la mano de su amiga y corrió hacia la multitud.

No obstante, como no esperaba que ella la jalara, Debbie perdió el equilibrio y chocó contra uno de los guardias de seguridad antes de caer en los brazos de un hombre.

De repente, un incómodo silencio inundó el ambiente.

Debbie era bastante popular entre los estudiantes, ya que era conocida por ser la belleza del campus.

La multitud estalló en un murmullo de voces.

"¡Ay! ¿Por qué no pensé en eso? ¡Yo también quiero abrazar a mi príncipe azul!".

"Debbie es verdaderamente increíble. Admito mi derrota. ¿Puedo ser la segunda en abrazar al príncipe azul?".

"¡No! Debbie es la chica de mis sueños. ¿Cómo es posible que se arroje a los brazos de otro hombre?".

Todos empezaron a susurrar entre ellos. Consternada, Debbie abrió mucho los ojos cuando levantó la cabeza y se encontró con el hermoso rostro de Carlos.

En el momento en que se miraron, ella sintió como si le hubiera caído un rayo.

'¿Qué está haciendo aquí?', se preguntó mientras se soltaba a toda prisa.

Estaba molesta con el destino por ponerla en encuentros tan incómodos con Carlos, especialmente después de que le pidiera el divorcio.

"¿Está bien, señor Hilton?", preguntó Brandon. Había palidecido de miedo cuando vio a una estudiante chocar contra él.

"Sí, estoy bien".

Carlos le lanzó una gélida mirada a Debbie y se arregló ligeramente la camisa arrugada. Su disgusto era muy evidente.

Ella no pudo evitar enfurecerse ante su arrogante y engreída expresión.

¿Cómo se atrevía a tratarla con tan poco respeto?

"¿Qué sucede contigo?", espetó Brandon mientras la señalaba. "Eres muy imprudente. Apúrate y...".

"¡Señor Perez!", lo interrumpió Karen antes de que él pudiera terminar de hablar. "¡Por favor, revise todas las pruebas antes de emitir un juicio! No fue culpa de Debbie. ¿Por qué obtuvo un demérito?".

"Discutiremos ese asunto más adelante. No arruinen la visita del señor Hilton", replicó Brandon con el ceño fruncido y les hizo una señal para que se quitaran del camino.

Sin embargo, Karen no permitiría que la menospreciaran. "¿Por qué tenemos que hablarlo más adelante?", preguntó alzando la voz. "¡Creo que es un buen momento para que conversemos aquí y ahora!".

"¡Tú!". Brandon no esperaba que esa chica armara un escándalo en público. Entonces, se volvió hacia Debbie con una expresión avergonzada y le hizo un gesto para que detuviera a Karen.

Sin embargo, ella esbozó una sonrisa con una mirada indiferente. "¡Yo también quiero saber por qué recibí un demérito!".

"Tú...". Brandon estaba colérico, pero no se atrevía a perder los estribos frente a Carlos. "¡¿Qué pasó, Paul?!", preguntó volviéndose hacia su asistente.

"¿Qué? Fue su orden, ¿no?", contestó él. Estaba tan asustado que se secó el sudor de la frente mientras se defendía.

"¿De qué estás hablando? ¿Cómo te atreves a echarme la culpa?", espetó Brandon, fulminándolo con la mirada.

Paul tuvo ganas de arrancarse el cabello. "¿No fue usted quien le pidió a Terence que me dijera que Debbie merecía un demérito?".

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 Acuerdo de divorcio2 Capítulo 2 Atrapa a esa mujer3 Capítulo 3 Mostrar su amor4 Capítulo 4 No puedes permitírtelo5 Capítulo 5 No merece estar en el centro comercial6 Capítulo 6 Dame su información7 Capítulo 7 Darle una lección8 Capítulo 8 No quiero ensuciarme9 Capítulo 9 Encuentro con Carlos10 Capítulo 10 Confrontación11 Capítulo 11 Disculpa12 Capítulo 12 Hablar personalmente13 Capítulo 13 No quiere divorciarse14 Capítulo 14 Fiesta de lanzamiento15 Capítulo 15 Seducir a hombres ricos16 Capítulo 16 Cayendo juntos17 Capítulo 17 Mil millones de dólares18 Capítulo 18 Video19 Capítulo 19 A Nueva York20 Capítulo 20 Encontrar con un rival fuerte21 Capítulo 21 Carlos coqueteando con Debbie22 Capítulo 22 Carlos supo la verdad.23 Capítulo 23 La mudanza24 Capítulo 24 Conduciendo hacia la Universidad25 Capítulo 25 Parece, pero no es un chico26 Capítulo 26 Capitulo Hermano27 Capítulo 27 Sede del Grupo Hilton28 Capítulo 28 La comida de la disculpa29 Capítulo 29 Quemado30 Capítulo 30 El Presente31 Capítulo 31 Quién acosó a mi novia32 Capítulo 32 ¿Jefa ¿Qué demonios 33 Capítulo 33 Quiero disculparme contigo34 Capítulo 34 Una pelea35 Capítulo 35 Se lo merecía36 Capítulo 36 Rebelde37 Capítulo 37 Carlos, el nuevo profesor.38 Capítulo 38 Cariño39 Capítulo 39 El castigo40 Capítulo 40 Capitulo En el cementerio41 Capítulo 41 Soy un hombre casado42 Capítulo 42 Él es tan guapo43 Capítulo 43 Yo soy tu marido44 Capítulo 44 La clase de baile45 Capítulo 45 Clase de inglés46 Capítulo 46 La lección de inglés.47 Capítulo 47 Capitulo ¡Tú ganas!48 Capítulo 48 De regreso de Singapur49 Capítulo 49 Teniendo un dolor de cabeza50 Capítulo 50 Se reveló la verdad51 Capítulo 51 ¡Qué sinvergüenza!52 Capítulo 52 Un buen besador53 Capítulo 53 Ellos me engañaron54 Capítulo 54 Un conflicto55 Capítulo 55 Nadie tiene permitido irse56 Capítulo 56 Arrodíllate y discúlpate57 Capítulo 57 No tienes que hacer nada más que contar el dinero58 Capítulo 58 ¡Qué hombre tan miserable!59 Capítulo 59 ¿Vives con un hombre 60 Capítulo 60 ¡Qué sorpresa!61 Capítulo 61 Tratos y membresías62 Capítulo 62 Tú vales diez mil millones63 Capítulo 63 Quítate los zapatos64 Capítulo 64 Estoy casada65 Capítulo 65 Fracasado66 Capítulo 66 Tranquiliza a tu marido67 Capítulo 67 En el Cine68 Capítulo 68 Un corazón roto69 Capítulo 69 Viene por ella70 Capítulo 70 ¡Haz pedazos la maldita tienda!71 Capítulo 71 Un hombre autoritario72 Capítulo 72 ¿Te atreves a mencionar a Carlos Hilton 73 Capítulo 73 No vas a casarte con Olivia Murphy74 Capítulo 74 Deberías usar vestidos más a menudo75 Capítulo 75 Ella es mi esposa76 Capítulo 76 Cuidado con Megan77 Capítulo 77 La pelea78 Capítulo 78 El regalo79 Capítulo 79 Los celos alteraron su mente80 Capítulo 80 Tres condiciones81 Capítulo 81 Que pise descalzo un puercoespín82 Capítulo 82 ¡Cachetéalo!83 Capítulo 83 La Bofetada84 Capítulo 84 Lo siento85 Capítulo 85 Un hombre inocente86 Capítulo 86 Sé buena contigo misma87 Capítulo 87 Herido88 Capítulo 88 Enamorándose89 Capítulo 89 Seducción90 Capítulo 90 En el hospital91 Capítulo 91 Ten cuidado92 Capítulo 92 Carlos, me gustas93 Capítulo 93 He oído lo que dijiste94 Capítulo 94 Vamos a casa95 Capítulo 95 ¿Qué es lo que quieres comprar 96 Capítulo 96 ¿Cómo pudiste 97 Capítulo 97 No necesitas una esposa98 Capítulo 98 ¿Estás tratando de disculparte 99 Capítulo 99 Déjame darte calor100 Capítulo 100 Mi voluntariosa esposa