icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 9
¿Quién te crees que eres
Palabras:937    |    Actualizado en:17/11/2022

Cuando Becky regresó al departamento de Jessie, esta última la miró y preguntó emocionada: "¡Cuéntame! ¿Cómo te fue? ¿Ya estás divorciada?".

Por supuesto, ella esperaba con ansias el inminente divorcio. Estuvo atormentada durante toda la mañana por la posibilidad de que su amiga no lograra finalmente continuar con la separación.

Al ver la actitud tan inquieta de su amiga, Becky no pudo evitar reírse. "Bueno, por mi parte ya está hecho. Solo debo esperar a que el juez finalice formalmente el matrimonio".

La otra mujer casi rompe en llanto al escuchar tan buena noticia: "¡Ay, Dios mío! ¡Estoy demasiado feliz por ti! Pronto serás una mujer libre y soltera, así que debemos celebrarlo como corresponde. ¿Quieres salir y divertirte esta noche?".

Para su sorpresa, Becky negó con la cabeza. "No me apetece salir, no he estado en casa en estos tres años. Extraño a mi familia".

Mientras decía lo anterior, Becky sintió que se le formaba un nudo en la garganta y el llanto acumulado amenazaba con desbordarse.

Durante los últimos tres años, descuidó a sus padres debido a su matrimonio.

Pero ahora que todo había terminado por fin con Rory, no era necesario que se quedara en Courtbush. Quería irse cuanto antes de ese lugar que tanto dolor le había causado.

Pero antes de partir, tuvo que preguntarle a Jessie sobre el supuesto "regalo" que ella había preparado para Babette. "Es hora de publicar el video que te envié".

Después de todo, Rory le pidió que se disculpara con Babette y ella iba a hacerlo. Estaba segura de que Babette se sorprendería muchísimo con su disculpa.

Ante la mención del video, los ojos de Jessie se iluminaron de inmediato. "¡Por fin! ¡He estado esperando tu aprobación! Me encargué de ello y ya está todo arreglado. Con solo una llamada telefónica para que lo publiquen, el video se convertirá en la próxima sensación de Internet".

Becky asintió satisfecha: "¡Excelente! Entonces voy a empacar mis cosas de una vez. Mi vuelo es a las tres, ¿qué tal si almorzamos juntas?".

Al escuchar esto, Jessie se dio cuenta de algo: "¿No vas a volver?", preguntó con los ojos abiertos de par en par.

"¿Por qué debería regresar a este lugar? Mi casa está en Bluepond".

La amiga tuvo una expresión indescifrable durante unos segundos mientras reflexionaba. Desde que Becky decidió actuar luego de darse cuenta de que su matrimonio no funcionaba, se había vuelto una mujer decidida y valiente. ¡Pero Jessie tampoco quería quedarse en Courtbush sola!

"Espérame, ¿de acuerdo? ¡Déjame arreglar las cosas en el estudio y regresaré a Bluepond en unos meses a buscarte!".

Becky, por supuesto, quedó atónita. Luego de un breve silencio, comentó con evidente tono de culpabilidad: "Pero... no fue fácil para ti lograr que tu estudio se convirtiera en lo que es hoy".

"Bueno, la verdad es que no estaba ganando mucho dinero con eso de todos modos. ¡Ya no quiero trabajar aquí!".

Tanto Jessie como Becky nacieron en familias adineradas. Incluso si decidían gastar enormes cantidades de dinero diariamente, su fortuna no se vería afectada. Lo cierto era que la única razón por la que Jessie había abierto en esa ciudad un estudio era para tranquilizar a su amiga y asegurarle que no se había mudado solo para acompañarla, de manera que no se sintiera culpable.

Al escuchar las palabras de Jessie, Becky se conmovió profundamente y susurró con un hilo de voz: "Está bien...".

Después de almorzar juntas, se fueron al aeropuerto y se despidieron allí, hasta su pronto reencuentro. El avión despegó exactamente a las tres de la tarde. Al mismo tiempo, varias cuentas influyentes de mercadeo publicaron el video en Internet.

En la grabación se mostraba el momento en el cual, supuestamente, Becky había empujado a Babette en la piscina durante la fiesta de cumpleaños de Elmore.

Sin embargo, el video demostraba con claridad que eso no había ocurrido así. Resultó que fue la misma Babette quien saltó a la piscina e incluso arrastró a Becky con ella.

Aquella noche, solo ellas dos estaban en el lugar, de modo que la conversación entre ambas se escuchaba sin problemas.

"Becky, ¿quién te crees que eres? ¿De verdad eres tan estúpida como para pensar que Rory te ama? ¡Ni en tus sueños! Él solo se casó contigo para complacer a su familia. Si me caigo en esta piscina y muere mi bebé, ¿qué crees que hará Rory? ¡Oh, no puedo esperar a ver su reacción! ¡Serás expulsada de la familia de inmediato!".

Poco después de que se publicara el controvertido pero revelador video, también se publicaron algunas grabaciones de audio en las que Babette le hacía las cosas difíciles a Becky deliberadamente.

"¡Becky, no seas ilusa! Rory nunca te amará", decía la voz inconfundible de la mujer.

"Déjame decirte la verdad: Rory me ama a mí, no a ti. ¡Si te atreves a confrontarme, estarás condenada!", exclamaba Babette en otro audio.

"Eres insignificante, a nadie le importará comprobar si eres culpable o no. ¡Mientras yo diga que fuiste tú quien me atacó, me creerán! ¿Estás enojada? ¿Te molesta saber que nadie te quiere? Oh, qué lástima. ¡No puedes tocarme! En primer lugar, no merecías casarte con un hombre de esta familia. ¿Quién te crees que eres? ¡Solo eres una deshonra!".

Tan pronto como se publicaron el video y las grabaciones de audio, se volvieron virales en Internet. Fueron compartidas en todas las páginas y comentadas por muchas personas. Si bien la noticia de que el hijo de Babette había muerto fue suficiente para causar un gran revuelo, ahora la situación dio un vuelco sorprendente e inesperado. ¡La ciudad entera estaba conmocionada!

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 Arrodíllate2 Capítulo 2 Castigo3 Capítulo 3 Es mejor que nos divorciemos4 Capítulo 4 Chismes5 Capítulo 5 El acta de divorcio6 Capítulo 6 Todo fue por culpa de Rory7 Capítulo 7 No tan leal como un perro8 Capítulo 8 Una mujer demasiado confiada9 Capítulo 9 ¿Quién te crees que eres 10 Capítulo 10 ¿Es que Becky está loca 11 Capítulo 11 El divorcio le ha sentado bien12 Capítulo 12 Altercado en el hotel13 Capítulo 13 Nuevo novio14 Capítulo 14 La fiesta de cumpleaños15 Capítulo 15 Mi musa16 Capítulo 16 Nosotros17 Capítulo 17 Mundos aparte18 Capítulo 18 A él no le importaba un carajo19 Capítulo 19 Hermosa y misteriosa mujer20 Capítulo 20 ¿Qué hace Becky aquí 21 Capítulo 21 La sonrisa de Becky22 Capítulo 22 ¡Menuda ganga!23 Capítulo 23 Perlas y diamantes24 Capítulo 24 Esperaré25 Capítulo 25 Represalias débiles26 Capítulo 26 ¿Sincero o no 27 Capítulo 27 En medio de la nada28 Capítulo 28 No me hagan nada29 Capítulo 29 Ojo por ojo30 Capítulo 30 Ajuste de cuentas31 Capítulo 31 Secuestro32 Capítulo 32 Retribución33 Capítulo 33 La audacia34 Capítulo 34 Pídemelo con amabilidad35 Capítulo 35 Comprar un auto36 Capítulo 36 Los viejos tiempos37 Capítulo 37 Summer Band vuelve a atacar38 Capítulo 38 Un ramo de flores39 Capítulo 39 Está muerto para mí40 Capítulo 40 Los pretendientes de Becky41 Capítulo 41 Estancamiento42 Capítulo 42 No estoy interesada43 Capítulo 43 ¿No había dicho que no podía bailar 44 Capítulo 44 Un perro rabioso45 Capítulo 45 No es mi problema46 Capítulo 46 El dinero es su prioridad47 Capítulo 47 No te dejes llevar por su apariencia48 Capítulo 48 Un gran elogio49 Capítulo 49 Un imbécil50 Capítulo 50 ¿Qué tal una apuesta 51 Capítulo 51 ¿Qué tienen de bueno los Casper 52 Capítulo 52 Eres una genio53 Capítulo 53 ¿Becky se enamoró del señor Stanley 54 Capítulo 54 La subasta55 Capítulo 55 Mi futura novia56 Capítulo 56 ¿Cuánto quieres 57 Capítulo 57 Un mundo pequeño58 Capítulo 58 Salir con chicos que están buenos59 Capítulo 59 Kendal60 Capítulo 60 Es mi futura esposa61 Capítulo 61 Arruinar su buen humor62 Capítulo 62 Celoso63 Capítulo 63 ¿Me estás amenazando 64 Capítulo 64 ¿Me estabas esperando 65 Capítulo 65 Te estoy haciendo compañía66 Capítulo 66 Llora si eres infeliz67 Capítulo 67 Un rompecorazones68 Capítulo 68 ¿No podía Becky prescindir de los hombres 69 Capítulo 69 Día de mala suerte70 Capítulo 70 Estaban en igualdad de condiciones71 Capítulo 71 Papito y su mantenida72 Capítulo 72 Un Sugar Daddy73 Capítulo 73 ¿Y quién lo hizo 74 Capítulo 74 Promesas75 Capítulo 75 ¿Quién es ese hombre 76 Capítulo 76 Mil millones77 Capítulo 77 ¿Qué sueño 78 Capítulo 78 Te enseñaré a pedir disculpas79 Capítulo 79 ¿Cómo se atrevieron 80 Capítulo 80 No soy tan estúpida81 Capítulo 81 Aprende modales82 Capítulo 82 La niña de mis ojos83 Capítulo 83 Tres acusaciones84 Capítulo 84 Mentiras85 Capítulo 85 Claridad86 Capítulo 86 Una humillación como ninguna87 Capítulo 87 No debemos ofenderlos88 Capítulo 88 Disculpa pública89 Capítulo 89 No tenía idea90 Capítulo 90 Devin te ama91 Capítulo 91 El amor barato sale caro92 Capítulo 92 Algo significativo93 Capítulo 93 Principios94 Capítulo 94 Basura95 Capítulo 95 Eso es mío96 Capítulo 96 Posesivo97 Capítulo 97 ¿Estás decepcionada 98 Capítulo 98 Parece hablar muy en serio99 Capítulo 99 Es nuestro turno100 Capítulo 100 Yo me encargo