icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 5
El acta de divorcio
Palabras:675    |    Actualizado en:17/11/2022

Cuando se trataba del tema del divorcio, el tono de Becky era muy sereno.

En ese instante Jessie se preguntó si había oído mal, por lo que inclinó la cabeza hacia un lado con una expresión confundida hasta que su amiga explicó: "El acta de divorcio está en mi equipaje. Ayúdame a buscarlo, por favor".

¡Parecía que hablaba en serio en esa ocasión!

Por lo tanto, Jessie casi se echaba a llorar de alegría. ¡Su amiga finalmente había abierto los ojos y ya ninguno de los idiotas de la familia Casper tendrían algo que ver con ella!

"Perfecto, ¡me encargaré de los trámites de alta de inmediato! ¡Encuentra ese documento lo antes posible! ¡Es hora de romper lazos con esa familia de imbéciles!".

"Sí, gracias, querida".

Jessie había querido que su amiga se divorciara desde el inicio de su matrimonio porque jamás estuvo de acuerdo con él.

Ella conocía a Becky desde que eran niñas, y como mejor amiga, no tenía el corazón para pedirle que dejara a ese sujeto. En cambio, esperó el día en el que Becky entendiera que su matrimonio había sido un error.

Con el paso del tiempo había perdido las esperanzas, al punto de que pensó que nunca se separarían. Después de todo, Becky era demasiado terca y estaba obsesionada con Rory.

Entonces, ahora que ella finalmente había vuelto en sí y quería el divorcio, Jessie no quería retrasar más las cosas y se apresuró a solicitar el alta médica antes de echarle un vistazo al acta de divorcio de su amiga. "¿Cuándo preparaste esto? ¿De verdad estás renunciando a todas tus propiedades? ¿No estás facilitándole demasiado las cosas a Rory?".

Arrebatándole el documento, Becky replicó: "¿Crees que necesito esa lamentable cantidad de dinero?".

Jessie sabía muy bien a qué se refería su amiga, pues había que tomar en cuenta que su padre era el patriarca de los Ramos, una de las familias más ricas y poderosas del país. El asunto era que los Casper no sabían nada sobre su verdadera identidad y pensaban que ella provenía de una familia ordinaria.

¡Que ridículos!

Al rato, tras recibir el permiso de su médico tratante, Becky se subió al auto de su mejor amiga, y antes de que esta última pudiera preguntarle a dónde quería ir, la chica tomó la iniciativa de decir: "Vamos a Crowbar Technologies".

Era probable que Rory estuviera en la oficina en ese momento, así que pensando en la posibilidad de hacerlo firmar el divorcio, Jessie pisó el acelerador a fondo. De no haber sido por el límite de velocidad establecido por la ley, habría exprimido la capacidad del auto.

Pasada una media hora, se detuvieron frente a un imponente edificio, mientras Jessie decía: "Recuerda, sé genial y hazlo muy rápido".

Sonriendo con la cabeza gacha, la otra joven contestó: "No te preocupes".

Tres años habían sido más que suficientes para agotar toda su paciencia con ese hombre.

Con eso en mente y con el documento de divorcio en la mano, Becky entró a las instalaciones de la compañía. La recepcionista no la detuvo porque sabía quién era, pero las personas con las que se topó en el camino la miraban con ojos críticos.

Fuera de la oficina de Rory, el asistente del hombre, Lowell Baldwin, ya le había informado a su jefe sobre la presencia de su aún esposa.

"Déjala entrar", dijo Rory, queriendo saber qué pretendía la mujer.

"De acuerdo", asintió Lowell con obediencia.

En ese preciso instante

Becky iba saliendo del ascensor para caminar directo hacia la oficina del CEO. A su paso, las secretarias de Rory la saludaron superficialmente. En condiciones normales respondería con una sonrisa cortés, pero ese día no estaba de humor para tonterías.

Por ende, siguió su camino sin gesticular, taconeando con fuerza hasta irrumpir en la oficina del hombre. "Firma esto. Te esperaré en la puerta del juzgado a las nueve en punto mañana por la mañana", escupió la chica, poniendo el documento ya firmado por ella sobre el escritorio. Y sin esperar respuesta, dio media vuelta y se fue.

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 Arrodíllate2 Capítulo 2 Castigo3 Capítulo 3 Es mejor que nos divorciemos4 Capítulo 4 Chismes5 Capítulo 5 El acta de divorcio6 Capítulo 6 Todo fue por culpa de Rory7 Capítulo 7 No tan leal como un perro8 Capítulo 8 Una mujer demasiado confiada9 Capítulo 9 ¿Quién te crees que eres 10 Capítulo 10 ¿Es que Becky está loca 11 Capítulo 11 El divorcio le ha sentado bien12 Capítulo 12 Altercado en el hotel13 Capítulo 13 Nuevo novio14 Capítulo 14 La fiesta de cumpleaños15 Capítulo 15 Mi musa16 Capítulo 16 Nosotros17 Capítulo 17 Mundos aparte18 Capítulo 18 A él no le importaba un carajo19 Capítulo 19 Hermosa y misteriosa mujer20 Capítulo 20 ¿Qué hace Becky aquí 21 Capítulo 21 La sonrisa de Becky22 Capítulo 22 ¡Menuda ganga!23 Capítulo 23 Perlas y diamantes24 Capítulo 24 Esperaré25 Capítulo 25 Represalias débiles26 Capítulo 26 ¿Sincero o no 27 Capítulo 27 En medio de la nada28 Capítulo 28 No me hagan nada29 Capítulo 29 Ojo por ojo30 Capítulo 30 Ajuste de cuentas31 Capítulo 31 Secuestro32 Capítulo 32 Retribución33 Capítulo 33 La audacia34 Capítulo 34 Pídemelo con amabilidad35 Capítulo 35 Comprar un auto36 Capítulo 36 Los viejos tiempos37 Capítulo 37 Summer Band vuelve a atacar38 Capítulo 38 Un ramo de flores39 Capítulo 39 Está muerto para mí40 Capítulo 40 Los pretendientes de Becky41 Capítulo 41 Estancamiento42 Capítulo 42 No estoy interesada43 Capítulo 43 ¿No había dicho que no podía bailar 44 Capítulo 44 Un perro rabioso45 Capítulo 45 No es mi problema46 Capítulo 46 El dinero es su prioridad47 Capítulo 47 No te dejes llevar por su apariencia48 Capítulo 48 Un gran elogio49 Capítulo 49 Un imbécil50 Capítulo 50 ¿Qué tal una apuesta 51 Capítulo 51 ¿Qué tienen de bueno los Casper 52 Capítulo 52 Eres una genio53 Capítulo 53 ¿Becky se enamoró del señor Stanley 54 Capítulo 54 La subasta55 Capítulo 55 Mi futura novia56 Capítulo 56 ¿Cuánto quieres 57 Capítulo 57 Un mundo pequeño58 Capítulo 58 Salir con chicos que están buenos59 Capítulo 59 Kendal60 Capítulo 60 Es mi futura esposa61 Capítulo 61 Arruinar su buen humor62 Capítulo 62 Celoso63 Capítulo 63 ¿Me estás amenazando 64 Capítulo 64 ¿Me estabas esperando 65 Capítulo 65 Te estoy haciendo compañía66 Capítulo 66 Llora si eres infeliz67 Capítulo 67 Un rompecorazones68 Capítulo 68 ¿No podía Becky prescindir de los hombres 69 Capítulo 69 Día de mala suerte70 Capítulo 70 Estaban en igualdad de condiciones71 Capítulo 71 Papito y su mantenida72 Capítulo 72 Un Sugar Daddy73 Capítulo 73 ¿Y quién lo hizo 74 Capítulo 74 Promesas75 Capítulo 75 ¿Quién es ese hombre 76 Capítulo 76 Mil millones77 Capítulo 77 ¿Qué sueño 78 Capítulo 78 Te enseñaré a pedir disculpas79 Capítulo 79 ¿Cómo se atrevieron 80 Capítulo 80 No soy tan estúpida81 Capítulo 81 Aprende modales82 Capítulo 82 La niña de mis ojos83 Capítulo 83 Tres acusaciones84 Capítulo 84 Mentiras85 Capítulo 85 Claridad86 Capítulo 86 Una humillación como ninguna87 Capítulo 87 No debemos ofenderlos88 Capítulo 88 Disculpa pública89 Capítulo 89 No tenía idea90 Capítulo 90 Devin te ama91 Capítulo 91 El amor barato sale caro92 Capítulo 92 Algo significativo93 Capítulo 93 Principios94 Capítulo 94 Basura95 Capítulo 95 Eso es mío96 Capítulo 96 Posesivo97 Capítulo 97 ¿Estás decepcionada 98 Capítulo 98 Parece hablar muy en serio99 Capítulo 99 Es nuestro turno100 Capítulo 100 Yo me encargo