icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 15
Bienvenido, señor Sanderson
Palabras:747    |    Actualizado en:29/08/2022

"¡Evie, no te pases!", gritó Henson con los dientes apretados.

Henson era el heredero de la familia Cairon. Nadie se había atrevido a provocarlo como Evie.

Su coche estaba destrozado y tenía una herida en la pierna.

Sin embargo, todavía no habían tenido la oportunidad de conversar sobre la cooperación.

"¡Seguridad, acompáñalo afuera!", ordenó Evie con frialdad.

Parecía una reina de hielo, con su figura alta y rasgos afilados.

El guardia de seguridad buscó una silla de ruedas, arrastró a Henson hacia ella y lo empujó fuera de Finca Willard.

"¡Puedo caminar solo!", Henson gritó de dolor e indignación mientras era escoltado al exterior.

Acababa de recibir la peor humillación. Sin mencionar que la gente lo miraba tratando de esconder la risa.

El heredero de Grupo Sen Tale había sido intimidado.

¡Qué patético!

Trevor deseaba poder ser tan dominante como su hermana algún día.

En ese momento, Evie se volvió hacia él. "Trevor, ¿estás bien?", preguntó.

Su actitud cambió por completo cuando le habló. Su voz era amable y afectuosa, a diferencia de su carácter habitual, frío e implacable.

El personal que estaba cerca estaba asombrado por este cambio. Era la primera vez que veían a Evie con una actitud amable.

"Estoy bien".

Trevor asintió: "Perdón por las molestias, hermana".

"Está bien, pero papá debería haberte dicho que no solo te dejará Finca Willard, sino también todas las tiendas de esta calle comercial. Todo lo que ves aquí es propiedad de nuestra familia".

Evie agitó la mano con una sonrisa y su secretaria se acercó de inmediato.

"Reúne a todo el personal para mí", ordenó.

La secretaria asintió.

Cinco minutos después, más de mil empleados se reunieron en el vasto campo de golf de la finca.

Todos estaban vestidos con uniformes negros idénticos, lo que hacía parecer que el campo era negro en vez del habitual verde.

Estaban todos alineados y en silencio, esperando las palabras de Evie.

La joven se paró frente a la multitud con Trevor a su lado y anunció: "Escuchen todos. ¡De ahora en adelante, mi hermano, Trevor Sanderson, será el dueño de Finca Willard!".

Todos, incluidos los guardias de seguridad y los gerentes, se inclinaron respetuosamente al escuchar el anuncio de Evie.

Las chicas bonitas se emocionaron. Querían casarse con un rico.

Y ¡este joven frente a ellas es un verdadero hombre rico y multimillonario! Eran como una oveja que se encontraba con un grupo de lobos hambrientos.

"¡Bienvenido, señor Sanderson!", gritaron todos al unísono.

El saludo fue unánime, alto y claro y resonó por todo el campo de golf.

Trevor se quedó aturdido en el lugar, sin saber muy bien qué hacer.

'¿Es esto lo que se siente ser el jefe? Todo el mundo te respeta', pensó, asombrado.

En el medio de la multitud, el rostro de la recepcionista que acababa de humillarlo se puso pálido.

"Trevor, un empleado me informó que la recepcionista en el vestíbulo te faltó el respeto", dijo Evie.

Todos contuvieron la respiración y miraron al joven, preguntándose qué haría a continuación. En los ojos de todos brillaba el respeto, pero también el miedo. Ahora que Trevor se convirtió en el nuevo jefe, ¿quién sabía si no cambiaría a todos los empleados?

El salario que recibían los trabajadores de Finca Willard no solo era competitivo, sino que además venía con beneficios.

Mucha gente se moría de ganas de trabajar ahí.

Trevor reflexionó sobre cómo debería manejar este problema. No sabía qué hacer.

Trevor estaba ansioso, porque todos los ojos estaban puestos en él.

Movía las manos nervioso y ni siquiera sabía dónde colocarlas.

Mientras tanto, la recepcionista temblaba como una hoja. De repente, corrió hacia donde estaba Trevor y se paró con timidez delante de él. Bajó la cabeza y se mordió el labio inferior avergonzada.

Para sorpresa de todos, se inclinó hacia adelante hasta dejar casi totalmente expuestos sus pechos mientras miraba a Trevor con rostro arrepentido.

El miedo estaba escrito en todo su rostro, lo que hizo que todos se compadecieran de ella.

Trevor se sonrojó. Nunca en su vida se le había acercado tanto una chica.

Pero entonces, recordó la actitud despectiva de la recepcionista y la miró con desdén.

Finca Willard era su propiedad. Si los empleados, incluso uno de ellos, faltaran al respeto a un invitado en el futuro, la reputación de la finca se vería afectada.

Después de pensar en esto, Trevor se aclaró la garganta y dijo con voz grave: "Quiero preguntarte algo. ¿Es así como tratas a los invitados?".

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 A través de la puerta2 Capítulo 2 Pisoteado3 Capítulo 3 Enriquecerse de la noche a la mañana4 Capítulo 4 Mundo nuevo5 Capítulo 5 Un perfume de trescientos mil dólares6 Capítulo 6 Compraré este perfume7 Capítulo 7 Me engañaste8 Capítulo 8 La insignia familiar9 Capítulo 9 La mano maloliente10 Capítulo 10 Una impresionante caja de regalo11 Capítulo 11 Este perfume debe ser una falsificación12 Capítulo 12 La mujer más rica de Jork13 Capítulo 13 Mi hermano14 Capítulo 14 Los pobres no tienen sentido de la existencia15 Capítulo 15 Bienvenido, señor Sanderson16 Capítulo 16 Restaurante francés17 Capítulo 17 Reloj Patek Philippe18 Capítulo 18 Un tipo pobre19 Capítulo 19 El caddie20 Capítulo 20 El Rolex21 Capítulo 21 Por mi padre22 Capítulo 22 Todo estará bien23 Capítulo 23 Todo estará bien24 Capítulo 24 Arrodillarse y pedir clemencia25 Capítulo 25 Quién es tu amigo26 Capítulo 26 Hola, señor27 Capítulo 27 Sin registros de membresía28 Capítulo 28 Me suicidaré29 Capítulo 29 Nosotros terminamos30 Capítulo 30 Terminamos para siempre31 Capítulo 31 Trescientos mil dólares32 Capítulo 32 La caja del perfume33 Capítulo 33 Detectar falsificaciones34 Capítulo 34 El escándalo de Trevor35 Capítulo 35 Contraatacar en una situación desesperada36 Capítulo 36 Te creo, Bernard37 Capítulo 37 Un misterioso millonario en la facultad38 Capítulo 38 Estaré esperándote39 Capítulo 39 Celos40 Capítulo 40 Fracasar en hacerse rica41 Capítulo 41 Hacer las cosas difíciles a propósito42 Capítulo 42 Un accidente43 Capítulo 43 La mancha44 Capítulo 44 Limpiar el paraninfo45 Capítulo 45 La reunión46 Capítulo 46 Se encuentra de nuevo con Zavier47 Capítulo 47 Un sinvergüenza48 Capítulo 48 Quién pagará la factura49 Capítulo 49 Esa botella de vino50 Capítulo 50 La lujosa Finca Willard51 Capítulo 51 Echarlo52 Capítulo 52 Cambio de reglas53 Capítulo 53 No se permite ingresar sin comprar boletos54 Capítulo 54 Romper la botella de whiskey costosa55 Capítulo 55 Hijo de un hombre adinerado56 Capítulo 56 Un adinerado discreto57 Capítulo 57 ¿Cómo diablos se ha hecho tan rico 58 Capítulo 58 Algo raro59 Capítulo 59 Una fiesta60 Capítulo 60 Pagar a medias61 Capítulo 61 Obtener ganancias62 Capítulo 62 Pide cinco botellas de vino más63 Capítulo 63 Pedir prestado dinero64 Capítulo 64 Sin pagar la cuenta65 Capítulo 65 La deuda66 Capítulo 66 Su forma de conseguir el dinero67 Capítulo 67 Qué hace este degenerado aquí68 Capítulo 68 La respuesta de Evie69 Capítulo 69 Dónde está Trevor70 Capítulo 70 Una bendición oculta71 Capítulo 71 Castigo72 Capítulo 72 Una chica bella y un auto de lujo73 Capítulo 73 El lápiz labial74 Capítulo 74 Cómo puede ser posible75 Capítulo 75 Invitación a una fiesta de cumpleaños76 Capítulo 76 El motivo de la invitación77 Capítulo 77 El rico misterioso78 Capítulo 78 Difícil decisión79 Capítulo 79 Identidades ocultas80 Capítulo 80 El último asiento libre81 Capítulo 81 Un trabajador ocasional82 Capítulo 82 En defensa de Trevor83 Capítulo 83 El señor Sanderson.84 Capítulo 84 Video explícito85 Capítulo 85 El sorprendente video86 Capítulo 86 Ebriedad incontrolable87 Capítulo 87 El héroe88 Capítulo 88 Sin consecuencias89 Capítulo 89 Tomar el control del nuevo restaurante90 Capítulo 90 No puedes pagar un automóvil91 Capítulo 91 Preste atención a sus modales92 Capítulo 92 Alguien conocido93 Capítulo 93 El recuerdo desolado94 Capítulo 94 Ambiente incómodo95 Capítulo 95 Una chica de buen corazón96 Capítulo 96 Una mesa pequeña para Trevor97 Capítulo 97 Platillos especiales98 Capítulo 98 Cliente cien mil99 Capítulo 99 Su número100 Capítulo 100 No lo toques si no puedes pagarlo