icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 13
Mi hermano
Palabras:701    |    Actualizado en:29/08/2022

"La señorita Sanderson salió muy temprano esta mañana.

Parecía tener prisa por algo.

No sé dónde está ahora", dijo la recepcionista, mirando el ramo de flores con celos.

Se veía tan caro que seguro equivalía a un par de meses de su salario.

"Está bien, entraré. Y recuerda pedirle a alguien que ahuyente a este tipo. ¡Es realmente molesto verlo ahí!", se burló Henson.

El incidente enfureció un poco a Trevor, que le preguntó a la recepcionista: "Este tipo no tiene una cita, ¿cierto? ¿Por qué puede entrar así como así?".

Podía decir que este cabrón estaba persiguiendo a su hermana.

Y, encima, ¡la recepcionista lo dejó entrar tan fácilmente!

¡Vaya doble moral!

Volteándole los ojos con impaciencia, la chica respondió con firmeza: "El señor Henson Cairon es el heredero del Grupo Sen Tale. Tú no eres nadie comparado con él".

A unos pocos metros de distancia, Henson también había escuchado el reclamo de Trevor, así que se le acercó para empujarlo con arrogancia.

"¡Mírate, vestido con esa ropa andrajosa!

¿Cómo alguien tan miserable como tú se atreve a poner un pie en Finca Willard?

¿Puedes siquiera permitirte pagar por este lugar?".

"¡Sin cita no entra!", repitió la recepcionista.

"¡Esperemos y veamos si puedo entrar hoy!".

A pesar de que Trevor estaba furioso, trató de reprimir su ira, sacó su teléfono y salió por un rato.

"Oye, ¿no acabas de decir que entrarás? ¿Por qué te vas? ¡Vuelve si tienes cojones!", le gritó Henson con una sonrisa desdeñosa.

Para su asombro, Trevor pareció haber cortado la llamada en medio de la conversación, y se giró para mirarlos a ambos.

"¡Pobre bastardo! Lo creas o no, ¡te voy a dar una golpiza!", soltó Henson, apretando los puños.

Por la actitud de Trevor, estaba claro que no lo estaba tomando en serio.

"Señor Cairon, cálmese, por favor. Ya llamé al personal de seguridad. ¡Les he pedido que le rompan las piernas a este sujeto para que no pueda regresar!", gritó la recepcionista amenazando a Trevor, en un intento de complacer a Henson.

En ese preciso instante, los tres escucharon una agradable voz que sonaba a sus espaldas.

"¡Me gustaría ver quién se atrevería a golpear a mi hermano!".

Acto seguido, una joven hermosa y elegante irrumpió en la escena.

Se trataba de Evie, la hermana de Trevor.

La chica llevaba su larga y preciosa cabellera suelta, luciendo una piel suave y tersa. Se veía muy sofisticada e intelectual para su edad.

Sin embargo, sus ojos estaban cubiertos con una sensación de ira.

Pronto, el vestíbulo se quedó en silencio ante su presencia. Nadie se atrevía a respirar fuerte, pues era la primera vez que los miembros del personal y Henson la veían tan enojada.

"¡Señorita Sanderson!", la saludó la recepcionista con mucho respeto.

A su vez, mirando a la chica de sus sueños, Henson rápidamente sacó el ramo de rosas que había preparado y se las entregó.

"Señorita Sanderson, yo mismo seleccioné cuidadosamente cada rosa para usted. En cuanto a la cooperación con Sen Tale Group, deberíamos conversar sobre la extensión del contrato", dijo el hombre con caballerosidad.

Fría como el hielo, Evie espetó: "¡Estabas pensando en lastimar a mi hermano hasta hace un segundo, así que ni sueñes con esa extensión de contrato!".

Al escuchar eso, los ojos de Henson se abrieron de par en par con horror.

Luego, se volteó a observar a Trevor por un segundo...

Pero pensando que un tipo como él no podía ser el hermano de Evie, lo ignoró.

Seguidamente, continuó mirando a su alrededor durante otros sólidos cinco minutos, sin poder encontrar al hermano de Evie por ningún lado. A raíz de ello, sintió que Evie solo le estaba dando una excusa para evitar firmar el contrato.

Por lo tanto, sonriendo con amargura, dijo: "Señorita Sanderson, disculpe, pero... nunca he visto a su hermano, y mucho menos pensaría en golpearlo. Mire, si no está satisfecha con mi propuesta, tal vez podríamos renegociar los términos".

Dado que el Grupo Sen Tale se había enfrentado a una gran crisis financiera ese año, si no conseguían ese proyecto con Evie, la empresa se iría a la quiebra.

Cuando eso sucediera, Henson quedaría reducido a un estado de pobreza extrema.

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 A través de la puerta2 Capítulo 2 Pisoteado3 Capítulo 3 Enriquecerse de la noche a la mañana4 Capítulo 4 Mundo nuevo5 Capítulo 5 Un perfume de trescientos mil dólares6 Capítulo 6 Compraré este perfume7 Capítulo 7 Me engañaste8 Capítulo 8 La insignia familiar9 Capítulo 9 La mano maloliente10 Capítulo 10 Una impresionante caja de regalo11 Capítulo 11 Este perfume debe ser una falsificación12 Capítulo 12 La mujer más rica de Jork13 Capítulo 13 Mi hermano14 Capítulo 14 Los pobres no tienen sentido de la existencia15 Capítulo 15 Bienvenido, señor Sanderson16 Capítulo 16 Restaurante francés17 Capítulo 17 Reloj Patek Philippe18 Capítulo 18 Un tipo pobre19 Capítulo 19 El caddie20 Capítulo 20 El Rolex21 Capítulo 21 Por mi padre22 Capítulo 22 Todo estará bien23 Capítulo 23 Todo estará bien24 Capítulo 24 Arrodillarse y pedir clemencia25 Capítulo 25 Quién es tu amigo26 Capítulo 26 Hola, señor27 Capítulo 27 Sin registros de membresía28 Capítulo 28 Me suicidaré29 Capítulo 29 Nosotros terminamos30 Capítulo 30 Terminamos para siempre31 Capítulo 31 Trescientos mil dólares32 Capítulo 32 La caja del perfume33 Capítulo 33 Detectar falsificaciones34 Capítulo 34 El escándalo de Trevor35 Capítulo 35 Contraatacar en una situación desesperada36 Capítulo 36 Te creo, Bernard37 Capítulo 37 Un misterioso millonario en la facultad38 Capítulo 38 Estaré esperándote39 Capítulo 39 Celos40 Capítulo 40 Fracasar en hacerse rica41 Capítulo 41 Hacer las cosas difíciles a propósito42 Capítulo 42 Un accidente43 Capítulo 43 La mancha44 Capítulo 44 Limpiar el paraninfo45 Capítulo 45 La reunión46 Capítulo 46 Se encuentra de nuevo con Zavier47 Capítulo 47 Un sinvergüenza48 Capítulo 48 Quién pagará la factura49 Capítulo 49 Esa botella de vino50 Capítulo 50 La lujosa Finca Willard51 Capítulo 51 Echarlo52 Capítulo 52 Cambio de reglas53 Capítulo 53 No se permite ingresar sin comprar boletos54 Capítulo 54 Romper la botella de whiskey costosa55 Capítulo 55 Hijo de un hombre adinerado56 Capítulo 56 Un adinerado discreto57 Capítulo 57 ¿Cómo diablos se ha hecho tan rico 58 Capítulo 58 Algo raro59 Capítulo 59 Una fiesta60 Capítulo 60 Pagar a medias61 Capítulo 61 Obtener ganancias62 Capítulo 62 Pide cinco botellas de vino más63 Capítulo 63 Pedir prestado dinero64 Capítulo 64 Sin pagar la cuenta65 Capítulo 65 La deuda66 Capítulo 66 Su forma de conseguir el dinero67 Capítulo 67 Qué hace este degenerado aquí68 Capítulo 68 La respuesta de Evie69 Capítulo 69 Dónde está Trevor70 Capítulo 70 Una bendición oculta71 Capítulo 71 Castigo72 Capítulo 72 Una chica bella y un auto de lujo73 Capítulo 73 El lápiz labial74 Capítulo 74 Cómo puede ser posible75 Capítulo 75 Invitación a una fiesta de cumpleaños76 Capítulo 76 El motivo de la invitación77 Capítulo 77 El rico misterioso78 Capítulo 78 Difícil decisión79 Capítulo 79 Identidades ocultas80 Capítulo 80 El último asiento libre81 Capítulo 81 Un trabajador ocasional82 Capítulo 82 En defensa de Trevor83 Capítulo 83 El señor Sanderson.84 Capítulo 84 Video explícito85 Capítulo 85 El sorprendente video86 Capítulo 86 Ebriedad incontrolable87 Capítulo 87 El héroe88 Capítulo 88 Sin consecuencias89 Capítulo 89 Tomar el control del nuevo restaurante90 Capítulo 90 No puedes pagar un automóvil91 Capítulo 91 Preste atención a sus modales92 Capítulo 92 Alguien conocido93 Capítulo 93 El recuerdo desolado94 Capítulo 94 Ambiente incómodo95 Capítulo 95 Una chica de buen corazón96 Capítulo 96 Una mesa pequeña para Trevor97 Capítulo 97 Platillos especiales98 Capítulo 98 Cliente cien mil99 Capítulo 99 Su número100 Capítulo 100 No lo toques si no puedes pagarlo