icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 8
Número bloqueado
Palabras:1157    |    Actualizado en:10/01/2023

Loraine abrió rápidamente su cuenta de Twitter y revisó cuáles eran los temas de mayor popularidad. El primero en la lista era su nombre.

"¡La exesposa de Marco Bryant es vista con su amante tras pocos días de su divorcio!".

"¿Qué rayos está pasando?". Frunciendo el ceño, Loraine se desplazó hacia abajo solo para encontrarse con fotos de ella y Cayson.

En una de las imágenes, él aparecía abriéndole la puerta del coche, mientras que en la otra, ambos estaban cenando juntos. Además, ambas iban acompañadas de una nota.

"Según los informes, el hombre de las fotografías es el actual CEO del grupo Universe, Cayson Benton. Después de divorciarse de Marco, Loraine entró a trabajar al grupo Universe y aparentemente también conquistó a este millonario. ¡Algo raro está pasando aquí!".

Como era de esperar, la gente hizo varias conjeturas descabelladas después de ver las fotos.

"Pues yo pienso que están en una relación. ¡O quizás ya salían cuando ella estaba casada! Creo que Marco se divorció de Loraine cuando descubrió que lo engañaba".

"Sí, tiene todo el aspecto de ser una perra descarada. Probablemente Marco se dio cuenta de cómo era ella realmente y por eso se separaron. Ahora, esa mujerzuela se estará revolcando en la cama de otro hombre sin una pizca de vergüenza. ¡Qué golfa!".

"¡Concuerdo totalmente contigo! Me pregunto qué diablos le vieron esos CEO. Pobre Marco, se casó con una zorra. ¡Cayson debería abrir los ojos y ver lo que realmente es esa mujer!".

Los internautas calumniaron a Loraine y Carson, tomándose la total libertad de decir lo que querían.

Debido a esto, el grupo Bryant emitió un comunicado en el que afirmaba que su CEO ya no tenía ningún vínculo con Loraine, desatando todo un escándalo y haciendo que el odio de los usuarios de Twitter se dirigiera hacia Loraine.

Fue en ese momento que Rowan Torres no pudo soportarlo más y la llamó por teléfono.

"¡Esto es ridículo!", él exclamó mientras le pegaba a la mesa que tenía en frente. "¿Cómo se atreven a decir cosas tan horribles sobre ti, Lorrie? ¡Sufriste mucho por ese bastardo y su familia! Encima, todavía no hemos ajustado cuentas con ellos, y ya se están haciendo las víctimas. ¡No podemos permitirlo! Como sea, no te preocupes. Voy a investigar al grupo Bryant y les haré saber que nadie puede meterse con la heredera de la familia Torres".

Sin embargo, sabiendo que su tío usaría todos sur recursos para destruir a los Bryant, Loraine trató de detenerlo: "No, tío Rowan, por favor, cálmate".

"¿Y por qué debería hacerlo? ¿No me digas que sigues enamorada de Marco?", gruñó Rowan, arqueando las cejas con sospecha.

"¡Por supuesto que no! Ese idiota me da asco. Ya he pasado página", replicó la joven, sintiéndose irritada al pensar en su exmarido.

Lo que había ocurrido ese día le demostró sin lugar a dudas que Marco era un tipo despiadado. ¿Cómo se atrevía a difamarla después de divorciarse?

¿Qué fue lo que vio en él? ¿Por qué rayos se enamoró de una escoria como Marco? ¡Qué mal gusto tenía!

Luego de respirar hondo, Loraine respondió con calma: "No, tío, no digo eso porque siga enamorada de Marco. Simplemente no quiero que te involucres en este asunto ya que yo misma puedo manejarlo. Y como al parecer, él quiere jugar sucio, entonces le demostraré de lo que soy capaz".

Después de que Rowan colgara, a Loraine le llegó otra llamada. Se trataba de otro de sus tíos, Wesley Torres, quien vivía en el extranjero.

"Lorrie, por favor déjame ayudarte. Recientemente compré una compañía de entretenimiento, así que puedes usarla en cualquier plan que tengas".

"Te lo agradezco mucho, tío".

En el grupo Bryant.

"¡Qué demonios! ¿Quién te ordenó publicar tal declaración?", exclamó Marco con el rostro enrojecido por la ira.

En consecuencia, el director del departamento de relaciones públicas tembló de pies a cabeza: "Su hermana nos obligó...".

Cuando escuchó esto, Marco sintió que la sangre le hervía de rabia, y frotándose las sienes, ordenó: "Elimina esa publicación de inmediato y dile al departamento correspondiente que se encargue de borrar todo lo relacionado al tema".

"Como usted diga, señor".

Tan pronto como el director del departamento de relaciones públicas se puso manos a la obra, Carl entró corriendo a la oficina con un iPad en la mano, diciendo: "Tengo malas noticias, señor Bryant. La señorita Torres acaba de hacer una publicación".

Entonces, Marco tomó el iPad inmediatamente y miró a lo que se refería su empleado.

Resultaba que Loraine había hecho públicas varias capturas de pantalla de su chat con él durante los tres años que estuvieron casados. En ellas, se mostraba que aunque ella le escribía casi todos los días, Marco nunca respondía. También había detalles sobre cómo los miembros de la familia Bryant le habían advertido innumerables veces que no se presentara en la compañía, seguido por fotografías de Marco con Keely.

De hecho, estos últimos parecían ser mucho más cercanos que Loraine y Cayson.

Además, ella puso fin a los rumores de que había conseguido su empleo en el grupo Universe debido a que tenía una relación con Cayson mostrando la pregunta de la entrevista que le habían hecho ese día.

Para finalizar, la joven escribió: "Durante tres años soporté todo lo que la familia Bryant me hizo, pero ya fue suficiente. Ahora puedo gritar a los cuatro vientos que hice todo lo que estuvo en mi mano por nuestro matrimonio".

La publicación sonaba tan sincera que los comentarios de apoyo pronto comenzaron a llegar.

"¡Dios mío! Resulta que Loraine es inocente de todo lo que se decía. ¡Marco fue el malo en la relación!".

"Te felicito, Loraine. Me alegro de que te hayas defendido al desenmascarar a esa escoria de hombre. ¡Qué descarado de su parte al hacerse la víctima!".

"¡Es increíble! ¿Quién hubiera pensado que la esposa de un hombre tan rico tendría una vida tan miserable? Como dicen por ahí, no todo lo que brilla es oro".

De pronto, la opinión pública tomó un rumbo completamente distinto.

Sin embargo, a Marco realmente no le importaba que lo hicieran pedazos en línea. Toda su atención estaba en los detalles de la entrevista de trabajo que Loraine había publicado.

¡Su exesposa tenía un título en diseño arquitectónico!

Honestamente, él no tenía ni idea de eso.

Era cierto que había estado casado con ella, pero se daba cuenta de que apenas la conocía, y eso era por su culpa.

Mientras miraba los mensajes que Loraine le envió en el pasado, Marco tuvo una sensación de nostalgia y un cálido sentimiento envolvió su corazón cuando recordó cómo ella lo cuidó durante todos esos años.

No obstante, cuando leyó el último párrafo de su declaración, supo que estaba extremadamente enojada con él y quiso llamarla para hablar de la situación.

El hombre tomó su teléfono y marcó su número, pero la línea no sonó ni una sola vez.

¡Ella lo había bloqueado!

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 La ama de casa2 Capítulo 2 Pedirle el divorcio3 Capítulo 3 Volver a casa4 Capítulo 4 El acuerdo de divorcio5 Capítulo 5 Su mayor arrepentimiento6 Capítulo 6 Empezar de nuevo7 Capítulo 7 Cuánto tiempo sin verte8 Capítulo 8 Número bloqueado9 Capítulo 9 La propuesta de una cita a ciegas10 Capítulo 10 Una lección11 Capítulo 11 Humillación12 Capítulo 12 Una guerra de palabras13 Capítulo 13 Descubrir la verdad14 Capítulo 14 Acoso sexual15 Capítulo 15 Una aparición repentina16 Capítulo 16 La pelea de la expareja17 Capítulo 17 Confrontación inesperada18 Capítulo 18 El ayudante secreto19 Capítulo 19 La colega mandona20 Capítulo 20 La elegida21 Capítulo 21 La nueva directora22 Capítulo 22 La fiesta de empresa23 Capítulo 23 Actuación convincente24 Capítulo 24 La mayor humillación25 Capítulo 25 Otra treta26 Capítulo 26 Evidencia27 Capítulo 27 Competencia28 Capítulo 28 Motivación29 Capítulo 29 No lo creo30 Capítulo 30 Renuncia31 Capítulo 31 El ganador del proyecto32 Capítulo 32 Relajarse en el bar33 Capítulo 33 El argumento34 Capítulo 34 La apuesta35 Capítulo 35 La carrera de autos36 Capítulo 36 Ganar37 Capítulo 37 La conjetura de Laura38 Capítulo 38 La carta del abogado39 Capítulo 39 La verdad40 Capítulo 40 Declaración41 Capítulo 41 Suceso inesperado42 Capítulo 42 Firma del contrato43 Capítulo 43 Causar problemas44 Capítulo 44 Echarla45 Capítulo 45 Una disculpa46 Capítulo 46 Ponerle las cosas difíciles47 Capítulo 47 Modifica el plan48 Capítulo 48 Exponiendo la verdad en público49 Capítulo 49 Operación fallida50 Capítulo 50 ¿Por qué Marco hizo eso 51 Capítulo 51 Una llamada extraña52 Capítulo 52 Un nuevo problema53 Capítulo 53 Esto no ha terminado54 Capítulo 54 La esperanza de los Powell55 Capítulo 55 Justicia para mi hijo56 Capítulo 56 Pedir dinero prestado57 Capítulo 57 Un encuentro inesperado58 Capítulo 58 El supuesto sugar daddy59 Capítulo 59 Trucos sucios60 Capítulo 60 Celos61 Capítulo 61 Dale una lección62 Capítulo 62 Embriagarse63 Capítulo 63 Escándalos64 Capítulo 64 El contraataque65 Capítulo 65 El propagador de rumores66 Capítulo 66 No te incumbe67 Capítulo 67 El plan de Keely68 Capítulo 68 ¿Qué hice 69 Capítulo 69 La persona equivocada70 Capítulo 70 ¿Puedes concederme este baile 71 Capítulo 71 Déjame ayudarte72 Capítulo 72 Reflexión73 Capítulo 73 Esfuerzos desperdiciados74 Capítulo 74 Regalos75 Capítulo 75 Subasta de caridad76 Capítulo 76 Una ridícula oferta77 Capítulo 77 Mujer rencorosa78 Capítulo 78 La subasta79 Capítulo 79 Una pintura falsa80 Capítulo 80 La imitación era más costosa81 Capítulo 81 El donante de la pintura82 Capítulo 82 Comportamiento infantil83 Capítulo 83 El mundo es tan pequeño84 Capítulo 84 ¿Se preocupa por Loraine 85 Capítulo 85 Me desharé de él por ti86 Capítulo 86 Autolesión87 Capítulo 87 La mentira de Keely88 Capítulo 88 Su prometida89 Capítulo 89 Estafadora90 Capítulo 90 La ambición de Florence91 Capítulo 91 La visita de Liza92 Capítulo 92 Otros regalos93 Capítulo 93 Regalos de Wesley94 Capítulo 94 Chismes sobre Loraine95 Capítulo 95 Lecciones de romance96 Capítulo 96 Triángulo amoroso97 Capítulo 97 Protesta98 Capítulo 98 La caída de Eliza99 Capítulo 99 Un golpe certero100 Capítulo 100 El señor T