icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 7
Incriminada
Palabras:920    |    Actualizado en:18/10/2022

"Sí, ese es", asintió Bill, sintiéndose un poco irritado.

"¡Esa fue obra del maestro Vincent Geoffrey! Si no fuera por esa subasta benéfica, cuya recaudación se destinaría a los niños pobres, no podría haberla comprado a un precio tan bajo".

Vincent Geoffrey fue el maestro tallador de jade más famoso del país y una figura legendaria en esa industria.

No tuvo hijos, ni discípulos. Por ello, nadie heredaría su excelente habilidad y talento. Cada pieza de su trabajo se convirtió en una obra maestra única e invaluable y no podía ser reemplazada.

Jadee, una de sus notables obras, era pequeña pero exquisita, del tamaño de un pulgar. Cuando se sacó a subasta, Bill consiguió adquirirla por más de un millón de dólares. Sin embargo, resultó que esta cantidad seguía siendo muy barata en comparación con otras obras maestras destacadas del hombre.

Era una en un millón, y ahora estaba desaparecida. Y Bill no podía creer que una pieza tan preciosa de jade desapareciera.

Debido a la tensión, el ambiente en el salón se volvió de inmediato algo incómodo.

Por supuesto que el hombre estaba enfadado. Aunque eran muy ricos, esa pieza seguía costando una fortuna.

Por el contrario, Julie estaba mucho más calmada que su esposo. A ella realmente no le importaba el dinero. Pero no pudo evitar fruncir el ceño, pues le preocupaba algo más.

Que el jade se extravió dentro de su casa. Y estos incidentes eran muy raros. De hecho, era la primera vez que pasaba algo así.

"Señor, señora, no me gustaría especular... ¿Pero es posible que alguien se lo haya robado?".

En ese momento, Lily rompió el silencio e insinuó algo.

Al notar que había captado la atención de todos, continuó: "Como dijo el señor Jenkins, Jadee es demasiado valioso para que se pierda de esa forma. Si alguien lo ha robado, tal vez aún lo podamos encontrar. En ese caso, estoy dispuesta a permitir que me revisen a mí y mi habitación".

Al oír esto, Bill agitó despreocupadamente la mano y replicó: "No. Eso no es necesario. Eres una de las criadas mejor valoradas y recomendadas por el centro de servicios domésticos de Sheffield. Nos garantizaron tu reputación. Además, has estado en esta casa varios años y nunca se nos había perdido nada. Si ibas a robar algo, lo debiste haberlo hecho hace mucho".

Mientras este seguía hablando, se detuvo de repente al pasar por su mente una ocurrencia. "Maria... ¿Dónde está esa chica?".

Sintiendo que su plan iba viento en popa, el rostro de la criada mostró sutilmente una sonrisa de satisfacción.

Luego señaló por la ventana y explicó: "La señorita Maria se ha levantado antes que yo esta mañana. Cuando la vi, estaba haciendo ejercicios en el patio".

Lily pronunció estas palabras de forma casual, pero había una insinuación deliberada en ellas que los demás no pasarían por alto.

Como era de esperar, la familia Jenkins captó inmediatamente esa importante información. Maria se había levantado antes que Lily, lo que quería decir que se había convertido instantáneamente en la principal sospechosa.

Si todos dormían en ese momento, fácilmente pudo haber robado el jade del bolso de Vivian.

"¡Debía ser ella! ¡Nadie aquí puede tener un motivo más claro! Además, ¡ella es la verdadera forastera en esta casa!", gritó Vivian con los ojos abiertos de par en par, incapaz de mantener la compostura.

Señaló por la ventana y siguió gritando a Maria a través de la ventana.

No obstante, la villa estaba insonorizada en su totalidad. Así que Maria no escuchó nada. Por el contrario, siguió con su rutina.

"Mmm... Realmente sus movimientos no son nada malos". Con los ojos entrecerrados, Julie no estuvo de acuerdo con su hija. "Se ve muy relajada para ser alguien que acaba de cometer un delito. Puede ser muy apresurado decir que fue ella la que lo hizo".

Bill también observó fijamente a la chica y entendió lo que su esposa quiso decir. "Vivian, tal vez tu madre tenga razón. Si ella fue la ladrona, no estaría como si nada. Debería haber huido, cargando con una conciencia culpable".

Pero Vivian no tenía ninguna duda. Con los dientes apretados, afirmó: "¡Papá! ¡Mamá! ¡Se están engañando! ¡Solo significa que esta no es la primera vez que lo hace! Puede estar así de tranquila luego de hacer algo malo. ¿Acaso no es eso más aterrador? ¡Ni siquiera se siente culpable!".

Las palabras de su hija convencieron un poco a Bill. "Bueno, no lo podemos confirmar si no hacemos nada. Vamos a averiguar si nos engaña. ¡No voy a tolerar ese comportamiento dentro de esta casa!".

Finalmente, le pidieron a Lily que llamara a Maria al salón.

Cuando esta entró, sudaba abundantemente. Sus mechones mojados se le pegaban a la cara, pero no parecía avergonzada en lo más mínimo. De hecho, este aspecto desaliñado la hacía aún más dinámica y hermosa.

"Maria, nos gustaría preguntarte algo".

En cuanto la chica entró, Bill empezó a hablar. Tenía una expresión seria, y no quería darle la oportunidad de prepararse para lo que iba a suceder.

Pero antes de que pudiera seguir hablando, sus ojos se abrieron de repente cuando su mirada se posó en el cuello de esta.

Llevaba un colgante de jade, hábilmente atado con un hilo negro. Además, era exactamente igual que el que su hija había perdido.

"¡Jadee!".

Vivian también lo vio, por lo que no pudo evitar gritar de rabia.

"¡Perra! ¡No solo has robado a Jadee, sino que además tienes las agallas de llevarlo como si fuera tuyo!".

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 La adopción2 Capítulo 2 Maestra M3 Capítulo 3 Un nuevo hogar4 Capítulo 4 Los fideos5 Capítulo 5 Las mentiras de los maestros6 Capítulo 6 La criada cruel7 Capítulo 7 Incriminada8 Capítulo 8 El trabajo del maestro9 Capítulo 9 La imitación10 Capítulo 10 Vincent Geoffrey11 Capítulo 11 Anthony12 Capítulo 12 La trampa13 Capítulo 13 Una cita14 Capítulo 14 El Hotel Jade15 Capítulo 15 Viste todo16 Capítulo 16 Confirmar la relación17 Capítulo 17 Yeez Entertainment18 Capítulo 18 Es mi hermana mayor19 Capítulo 19 Mia20 Capítulo 20 La ganadora a mejor actriz era una fanática loca21 Capítulo 21 Un malentendido22 Capítulo 22 El director23 Capítulo 23 En la audición24 Capítulo 24 El director está muy disgustado25 Capítulo 25 La audición de Vivian26 Capítulo 26 Cuánto tiempo quieres que espere27 Capítulo 27 La audición de Maria28 Capítulo 28 Ella es Mia29 Capítulo 29 Ataque de narcolepsia30 Capítulo 30 Christopher Carter31 Capítulo 31 Interrogatorio32 Capítulo 32 Pedir ayuda33 Capítulo 33 Patricia Hughes34 Capítulo 34 Invitación a la fiesta35 Capítulo 35 La influencia de Patricia36 Capítulo 36 Una charla con Maria37 Capítulo 37 Cocinar para Julie38 Capítulo 38 Una libra de harina39 Capítulo 39 La verdad y el castigo40 Capítulo 40 Las dos son iguales41 Capítulo 41 Asistir a la fiesta42 Capítulo 42 Cállate43 Capítulo 43 La llegada de Anthony44 Capítulo 44 Su enojo45 Capítulo 45 En la fiesta46 Capítulo 46 Quiero ser la mejor amiga de la mejor actriz47 Capítulo 47 Una hermana despiadada48 Capítulo 48 Por qué estás aquí49 Capítulo 49 Olvidó la letra50 Capítulo 50 Patricia es la mejor51 Capítulo 51 Invitó al maestro superior52 Capítulo 52 La edad de Maestra M53 Capítulo 53 El director54 Capítulo 54 El nuevo trabajo de Maria55 Capítulo 55 Los miembros del equipo56 Capítulo 56 Pido disculpas en nombre de mi hermana mayor57 Capítulo 57 Por favor, perdonen a mi hermana mayor58 Capítulo 58 Compra tu propia bebida59 Capítulo 59 La bondadosa Vivian60 Capítulo 60 La directora jefe61 Capítulo 61 Pregúntale a la señorita Jenkins62 Capítulo 62 Tomar el timón63 Capítulo 63 Yo también lo entendí mal64 Capítulo 64 La llegada de Patricia65 Capítulo 65 Dónde están tus modales66 Capítulo 66 La portavoz67 Capítulo 67 El despido de Maria68 Capítulo 68 Dudas69 Capítulo 69 Soy su hombre70 Capítulo 70 Un fanático71 Capítulo 71 El tónico72 Capítulo 72 El tónico no es caro73 Capítulo 73 El gran director74 Capítulo 74 Darse aires de grandeza75 Capítulo 75 Los echaré personalmente76 Capítulo 76 Nadie conoce a Mia mejor que yo77 Capítulo 77 Usted no está calificado78 Capítulo 78 Día de visita79 Capítulo 79 El almuerzo80 Capítulo 80 Maria es la directora81 Capítulo 81 Ella no le debe nada a la familia Jenkins82 Capítulo 82 Una cena especial83 Capítulo 83 Mandy Hayes84 Capítulo 84 No es una persona cualquiera85 Capítulo 85 Lanzar un ataque86 Capítulo 86 Fue construido por Maestra M87 Capítulo 87 Ella es Maestra M88 Capítulo 88 Familia y extrañas89 Capítulo 89 Fanática del juego90 Capítulo 90 El Maestro Darren91 Capítulo 91 Ignorarla92 Capítulo 92 Boletos VIP93 Capítulo 93 Él era un novato en ese entonces94 Capítulo 94 No presumas de ello95 Capítulo 95 Ella tiene boletos VIP96 Capítulo 96 Entradas gratis97 Capítulo 97 Suposición falsa98 Capítulo 98 Una tía malhumorada99 Capítulo 99 Una lengua afilada y un corazón bondadoso100 Capítulo 100 La reacción de la familia Jenkins