Login to ManoBook
icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
CONTRATO CON EL CEO MULTIMILLONARIO

CONTRATO CON EL CEO MULTIMILLONARIO

Azahara

5.0
calificaciones
210K
Vistas
103
Capítulo

Sofia Lopez una excelente abogada que trabaja en uno de los bufetes mas prestigiosos de Nueva York. Mark Harris un CEO multimillonario y muy poderoso. Sofia recibe en su despacho al señor Miller sin esperar que le haga una proposicion que la deja algo aturdida. El CEO le pide que se case con el o sacara a la luz secretos que Sofia prefiere guardar. Y asi de esa manera la chantajea para que sea su esposa, ya que Mark Miller tiene una hija adoptiva y quiere una madre para ella ¿Que secretos sera los que tiene Sofia para que el CEO la quiera como esposa? ¿Aceptara ella el chantaje que el multimillonario le hace?¿De quien sera la hija pequeña de Miller?

Capítulo 1 VISITA SORPRESA

Me llamo Sofia Lopez y soy socia de un Bufete de abogados muy importante de Nueva York, tengo veintiocho años, soy morena, el color de mis ojos son de color como la miel y me puedo enfrentar a cualquier caso dificil, menos el que un día aparecio en mi oficina sin avisar.

— Sofía está fuera el señor Mark Harris, dice que necesita hablar contigo urgente — me dijo Lina mi secretaria

— Mark Harris, no tengo ninguna cita con ese señor, ni se de quien se trata, dile que te pida una cita Lina, ahora mismo estoy muy ocupada — respondí

Lina se marchó de mi despacho, mientras que yo seguía preparando los documentos para el juicio que tenía en tres días, cuando de pronto escuche como le daban a la puerta de mi despacho un portazo. Mire hacia la puerta viendo como entraba un hombre my alto que vestia un traje muy caro, tez bronceada, pelo negro y unos ojos verdes como las propias esmeraldas.

— Necesito que me atienda ahora — me dijo gritando

— Perdone, pero atiendo con una cita previa, estoy muy ocupada ahora mismo — le dije levantándome de mi silla acercándome al hombre

— No puedo esperar, usted es abogada ¿no? le pagaré lo que me pida, el dinero no es problema, lo que quiero de usted es que se case conmigo — me dijo haciéndome reír

— No necesito su dinero, pero usted sí que necesita un loquero, pero si es tan urgente, por favor tome asiento y dígame de qué se trata el asunto por el que necesita hablar conmigo.--- le dije

— Soy CEO de la empresa de Telecomunicaciones y Transportes Harris, — me dijo haciéndome reír,

— Yo no lo conozco a usted de nada y además yo tengo un prometido — le dije

— Mire estas fotos señorita y digame si se va a casar con su prometido — me dijo dándome un sobre grande

Cuando abri el sobre y vi las fotografías de mi prometido entrando en un hotel con una mujer que yo no conocía, había otra fotografía hecha dentro de la habitación los dos desnudos haciendo el amor y así varias más, me quedé sin saber qué decir.

— ¿Se casará conmigo ahora, señorita Lopez? — me preguntó

— ¿De dónde ha sacado estas fotos señor Harris? – le pregunté

— He hecho que un detective la sigan a usted y a su prometido, quería asegurarme que había acertado con mi decisión al elegirla a usted como la madre de mi hija y que sea mi esposa— me dijo

— ¿Por qué yo? hay muchas chicas que estarían encantadas de ser la esposa de un multimillonario

— Por que su madre fue la amante de mi padre y la culpable de que mis padres se divorciaron cuando usted dio a luz a una niña que ahora como le he dicho es mi hija, sé de dónde viene usted y casi toda su vida y si no quiere que todo salga a la luz en la prensa rosa, espero que su respuesta sea un si, su secretaria tiene mi teléfono, buenos días.--- se levantó del sillón, abrió la puerta de mi despacho marchandose sin decirme nada mas.

Nada más marcharse Mark Harris de mi despacho, recogí toda la documentación que tenía encima de la mesa de mi despacho, la guarde en el cajón muy nerviosa, me levanté de mi sillón y cogi del colgador mi bolso para marcharme, necesitaba hablar urgentemente con mi madre ya que Harris me amenazo con publicar mi vida en la prensa rosa.

—Sofia necesito que — me dijo uno de mis socios

— Ahora no,Davis, tengo que marcharme urgente — le conteste muy nerviosa

— Lina si me llama alguien, citalos para esta tarde por favor, que ahora me tengo que marchar — le dije

Me acerque hasta donde estaban los ascensores, subí a uno de ellos para bajar al parking donde tenía el coche, salí subiendo después a mi vehículo, lo arranque muy nerviosa marchandome del edificio hasta el adosado donde vivían mis padres. Llegue y aparqué el coche en la calle, toque al timbre abriendo la puerta Nancy la sirvienta.

— Buenos días Sofía — me dijo

— ¿Nancy está mi madre en casa? — le pregunté conforme entrábamos en la casa

— Si cielo, está en la piscina, ¿te llevo algo fresquito para beber?

— Si porfavor, que hoy hace mucho calor — respondí

Me fui directamente hacia la piscina viendo a mi madre, acostada en una de las tumbonas tomando el sol.

— Buenos días mamá — saludó

— Sofia cariño, hoy has terminado pronto de trabajar, me alegro así podemos comer juntas — respondió

— La verdad es que he venido por otro motivo mami, — le dije seria, sentándose mi madre haciendo que me sentara al lado suyo

— ¿Qué pasa Sofía? Os habéis peleado Hugo y tú ¿no es eso?

— Esa es otra de las cuestiones, mamá ¿conoces a un tal Mark Harris? de la empresa de comunicaciones que llevan su apellido? — pregunté viendo como cambiaba mi madre su semblante

— ¿A qué viene esa pregunta Sofía? Si, los conocemos tu padre y yo, el padre acaba de fallecer en un accidente de coche — respondió

— Mamá ¿fuiste la amante del padre de Mark Harris? — le pregunte, viendo como se ponía nerviosa con mi pregunta

— Sofia hija no entiendo a qué viene tanto interés — contestó

— Mama, contesta a la pregunta por favor – le reclame

— Sofia cariño, me enamoré perdidamente de William Harris, estuvimos dos años viéndonos en secreto, hasta que tu padre lo descubrió y me dio un ultimátum pero ¿por qué lo preguntas? — dijo

— Hoy a ido a mi despacho Mark uno de sus hijos, me ha propuesto matrimonio y me lo ha contado, aunque al principio no le creí, necesitaba que me lo dijeras tú, me ha amenazado con desenterrar tu secreto si no acepto su proposición, además a averiguado que yo di a luz a una niña hace dos años — le conté

— Hija y ¿qué vas a hacer? Estás prometida con Hugo

— No lo sé mamá, debo proteger la reputación de mi familia y sobre todo la mía, además Hugo me engaña con otra mujer, Harris me ha dado varias fotos que me lo confirman, pero — dije abrazandome mi madre ya que sabía que yo no estaba bien, con su confesión.

— Lo siento mucho hija, sabes que te ayudaré en lo que sea, ¿quieres que hable yo con ese tal Mark?

— No creo que sea buena idea, te echa la culpa de que su madre los abandonara — respondí

Después de comer, me marché de la casa de mis padres, subí a mi vehículo para volver al bufete, mientras conducía pensaba en qué respuesta le daría a Mark Harris, preguntandome porque mi madre nunca me dijo nada de sus escarceos, ya que siempre estuvimos muy unidas y de donde saco la informaron sobre la bebe que tuve ya que cuando nacio mi bebe, lo di en adopción sin que nadie lo supiera. Llegué al edificio donde estaba el bufete, dejando mi coche en el parking, subí al ascensor apreté el botón de la planta donde iba y nada más salir Lina mi secretaria se acercó a mi.

— Sofia tienes una visita en tu despacho, no he podido evitarlo lo siento — me dijo

— No te preocupes, tranquila ¿quién es? — pregunté

— El señor Harris — me dijo sorprendiéndome

Entre en mi despacho viendo a Mark Harris de pie mirando por los ventanales que había en mis despacho, deje mi bolso en el colgador y girándose él al escucharme entrar en mi despacho, nos quedamos mirándonos los dos a los ojos, dándome cuenta del brillo que tenían sus preciosos ojos verdes

— Esta mañana me dijo que yo tendría que llamarlo señor Harris, ¿no tiene paciencia? — le dije

— Necesito una respuesta suya urgente ¿se lo ha pensado ya señorita Lopez? – preguntó

— La verdad que no me ha dado mucho tiempo para decidirme — respondí sentándome en mi sillón poniendo mis brazos encima de mi mesa, con los dedos cruzados de mis manos

— Y yo tampoco tengo mucho tiempo Sofía y me supongo que después de dos años, querrá conocer a su hija — me dijo poniendo las manos encima de mi mesa acercando su cara a la mía

— Si acepto su proposición, supongo que habrá un contrato con condiciones — respondí

— El contrato lo tengo aquí mismo, puede leerlo y si está de acuerdo firmarlo. Mi abogado ha estipulado todas las condiciones, he quedado en su despacho con el para que le lea todas las cláusulas y podamos firmar — me dijo

— Perdone señor Harris, pero no necesito que ningún abogado me explique las cláusulas de un contrato ¿o se olvida que yo misma soy abogada? — le dije

— Su madre no pensó lo mismo cuando se acostaba con mi padre ¿verdad? — me respondió

— Mi madre es una señora respetable y lo que hiciera o dejara de hacer con su vida no me compite — contesté

— Esas son las condiciones señorita Lopez, lo toma o esta tarde mismo verá su foto en las revistas rosas, ¿que decide? — preguntó acercándose tanto a mi, quedando nuestras bocas a milímetros

— Váyase ahora mismo de mi despacho señor Harris a mi nadie me coacciona — respondí susurrando

— Tiene de tiempo hasta que empiece la imprenta a trabajar, una hora Señorita Lopez, una hora y ademas aqui le dejo los documentos para que los pueda leer tranquilamente— me susurro él también saliendo de mi despacho después

Me quede sentada en mi sillón del despacho viendo entrar en el a mi secretaria

— Sofia ¿te encuentras bien?

— No Lina, no me encuentro muy bien — respondí

— Sabes que si puedo ayudarte en algo

— Ya lo sé gracias, puedes retirarte

Estuve mirando el reloj de mi despacho cada cinco minutos, aunque agradecí que no me llamara ni volviera a mi oficina otra vez, viendo que no me concentraba en nada que estaba haciendo y el tiempo se iba acabando, decidí llamarlo yo y quedar con Mark en el club donde yo era socia, para hablar con él y tratar de disuadirlo de sus intenciones, me levanté de mi sillón, cogi el bolso del colgador y salí de mi despacho cerrando con llave

— Lina, cuando acabes lo que estés haciendo te puedes marchar, mañana nos veremos — le dije

Subí al ascensor y baje con él hasta el parking, salí del cubículo y subí a mi vehículo dirigiéndome al club donde solía ir, cuando llegue aparque, baje del coche y entré en el club acercándome a la barra del bar

— Hola Sofia cariño ¿que pronto has llegado hoy? aún no he visto a tu prometido — me dijo Aron el barman

— He quedado con un cliente aquí, ponme lo de siempre — le dije,

Me giré para ver a la gente que allí había viendo a Mark en una mesa que estaba apartada de la entrada, cogi mi bebida dirigiéndome hacia donde estaba mi enemigo.

— Pensaba que no me ibas a llamar — me dijo

— No he venido para que me haga carantoñas, quiero que recapacite su propuesta — contesté

— Señorita Lopez no me haga perder mi tiempo, con una sola llamada la imprenta se pondrá en marcha – dijo

— Por favor señor Harris, yo no tengo culpa de que —- no me dejo terminar la frase

— Mi madre se suicidó por culpa de la amante de mi padre, que da la casualidad que era su madre y nos dejó solos con mi padre a mi hermano y a mi siendo aún muy niños, Dígame sí o no — me dijo rotundo

— Acepto su proposición señor Harris, tengo que salvaguardar el nombre de mi familia — respondí

— ¿Trae la documentación que le deje en su despacho, firmada? — preguntó

— Firmada no, la tengo en mi portapapeles, pero enseguida se los firmo — respondí viéndole en su cara una sonrisa ladina

— Dígame una cosa, si tanto odia a mi familia ¿porque me ha elegido a mi?

— Ya lo sabrá Sofía, los hijos siempre pagamos los platos rotos de los padres como hizo usted con su hija, y follarme a una Lopez será todo un honor para mí, mañana iré a su oficina para que me firme el acta matrimonial, así de sencillo será nuestra boda, adiós — me dijo levantándose del sillón viendo como se marchaba del club

Seguir leyendo

Quizás también le guste

Otros libros de Azahara

Ver más
Capítulo
Leer ahora
Descargar libro