Login to ManoBook
icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Entre 2 CEOS
5.0
calificaciones
248.1K
Vistas
51
Capítulo

Amanda, es una chica de familia pobre y necesitada, quien entra en una prestigiosa empresa en busca de una oportunidad. Lo que menos imagina es que su vida dará un giro inesperado. El CEO de la empresa, es casado y anhela tener un bebé, pero su esposa no puede darle ese hijo que tanto desea.  Aunque se aman con locura, deberán buscar una salida rápida, ya que los padres del CEO han puesto como condición un año para que les dé un heredero, de lo contrario sería desplazado de su puesto. Amanda se enamora de su jefe a primera vista, por lo que la propuesta de su jefe de alquilar su vientre, no le es tan descabellada. Luego de firmar aquel acuerdo, muy pronto lo hace padre, y como regalo recibe su primera desilusión. Para Carlos Andrew aquello había sido un error, pero ella se había enamorado de él. Luego de todo lo que había hecho por Carlos, es despedida de la empresa. Mas, el destino pondrá en su camino a John, un pelirrojo de carácter fuerte y con una marca que dañó su corazón y lo volvió cruel y despiadado, él es dueño de la empresa automotriz "Luxury". Amanda llegará a su vida cambiándola por completo, lo que John no esperaba era que se enamoraría de ella con locura ¿Podrá Amanda vencer su primera desilusión y ser feliz? Tendrá que luchar contra sus propios sentimientos quedando atrapada "Entre dos Ceos"

Capítulo 1 Un nieto.

Mi nombre es Amanda Castro, tengo 24 años de edad. Mi vida ha sido un poco diferente a la vida de una chica de mi edad, ya que soy el sustento, quién lleva las obligaciones y responsabilidades de mi hogar. Mi madre está enferma de los huesos y tiene un niño pequeño, a quien he cuidado y he tenido a mi cargo, después que mi padrastro decidio salir huyendo para evadir responsabilidades. Estudié derecho y Administración, solo que por las responsabilidades que tenía a mi cargo en ese momento, no pude dedicar el tiempo que exigía adquirir experiencia.

Lo intente, solo que no obtuve la oportunidad y por esto era rechazada. Así que de inmediato recurrí a trabajos rápidos pero honrados, para poder llevar el pan a la mesa.

Con el tiempo gracias a una amiga de la universidad, entramos a una prestigiosa empresa Automotriz como secretarias. Yo estaba feliz ya que también me ofrecieron la oportunidad de ejercer mi profesión más adelante. Y lo más importante para mi en ese momento era el elevado pago, con mi sueldo tenía la estabilidad que mi hogar necesitaba para mantenerse de pie. Nos acomodamos en nuestros puestos asignado y crecimos cómo empleadas, ganando experiencia muy rápido. Solo que no fue larga nuestra estadía en aquel lugar. Salimos de esa empresa, y logramos entrar a otra (Andrew Company) en nuestros mismos puestos y con muy buenas recomendaciones, gracias a nuestro antiguo jefe.

El Ceo de la empresa de tecnología "Carlos Andrew". es un hombre un poco inmaduro por su edad, pero muy dedicado a su cargo, solo que aún no adquiere la experiencia que exige ser el director general. Su falta de experiencia y constantes errores lo mantienen inquieto. Él no quería perder la confianza que su padre había depositado en él, cuando lo nombró CEO de la empresa. Se casó siendo aún muy joven con "Ada Soto" Ella fue su primera novia de preparatoria y su primer amor, pero no podía darle hijos, y está era una de las peticiones que su padre le había demandado y hasta lo estipuló en un contrato, una vez que él se unió en matrimonio con ella. Ambos guardan el secreto, debido al temor de ser separados, ellos se aman y no estan dispuestos a poner en riesgo su relación.

•••••••••••

— Ada, en una semana mis padres se presentarán en la empresa ¿tenemos todo listo para recibirlos?

— Tenemos algunas cosas pendientes en contaduría, ya que aún no tenemos la contable que estamos necesitando.

— Qué pasa con esto, ¿por que aún está vacío el puesto? ¡explícame Ada!. — Interroga Carlos anclando una ceja.

— Recuerda que quién estaba a cargo de esa área renunció sin dar detalles y por ese motivo esta vacante el puesto. Lo que me tiene preocupada es que los pagos de este mes van atrasados, no sería beneficioso recibir a tus padres sin antes tener ese asunto resuelto.

— Amor, recuerdo que me hablaste de una chica que tienes ese conocimiento y está en otra área. ¿Crees que ella nos podría ayudar? No quiero que mis padres encuentren irregularidades y menos de tal tamaño.

— Sí amor, la tenía pendiente, está sería la oportunidad para conocer sus habilidades. Ya mismo le hago saber para que comience a trabajar de inmediato.

Ella se va con la secretaria y Amanda de inmediato se pone a trabajar ya que no tiene mucho tiempo. Pasa la semana y Carlos estaba muy ansioso por la llegada de sus padres, con el temor de que no encontrarán las cosas en orden.

— Tranquilo amor, todo está muy bien, esa chica Amanda logró resolver el problema de Administración con mucha facilidad. ¡Nos a caído del cielo!

— ¡Buenas tardes! ¿cómo están? — Entra la madre de Carlos y los encuentra conversando en la oficina.

— ¡Madre! qué gusto verte siempre.— La abraza y recibe la bendición. — ¿Cómo a sido su viaje? ¿dónde está mi padre? ¿acaso no ha venido contigo?

— El viaje es un poco largo, sabe que nunca nos ha gustado estar viajando y menos a tu padre ya que llega de mal humor y estresado. Él está inspeccionando la empresa, sería bueno que lo alcanzarás. — Carlos asiente.

Cuando se dirigía a la puerta para acompañar a su padre Él lo detiene saludando a los allí presentes.

— La empresa está muy bien cuidada, al parecer estás aprendiendo a mantener tu puesto hijo. ¡Oh! Saludos familia — Le dice con su rostro muy serio y sin expresión.

— Padre, que alegría verte también, y si, después de su última visita yo he estado más al pendiente de todo. Solo quiero que estén complacidos con su hijo.

Él entra a la oficina caminando despacio y toca el abdomen plano de su nuera Ada, luego toma siento. — ¿Aún sin señales de un bebé? no quiero que te sigas excusando con esas cosas hijo. "Necesito un nieto" y no me mires así, eso también está estipulado en el contrato y el acuerdo, así que ambos deben cumplir. Es es extraño, ya deberían tener más de un niños con todo el tiempo que llevan juntos. ¡No logro entender que sucede!

— Padre lo seguimos intentando pero aún no hemos tenido éxito. — Todos empiezan a entrar para integrarse a la reunión que había pautado el señor Andrew.

El no responde nada y se sienta a leer las novedades de la empresa. Todos entregan sus informes dejando al Sr.Andrew complacido, cosa que Carlos había logrado por primera vez después de casi dos años siendo el Ceo de la empresa.

— Cómo has mejorado con los cambios, tardaré un año completo para regresar, pero debes esperarme con un nieto para que el abuelo lo consienta, o mínimo un embarazo adelantado. De lo contrario te sucederá "Ángel" tu hermano menor.

— Pero padre, estoy haciendo todo bien, no es justo que me condenen por algo tan natural como tener familia.

— No te estoy condenando, solo te recuerdo la cláusula que firmaste para convertirte en el Ceo, siendo tú el tercer hermano, y pasando por sobre dos hermanos mayores que tú, solo porque confío en ti. Así que si es una cosa tan natural, en un año no les será imposible.

— Amor cálmate un poco, aún sigues de mal humor por el viaje, estoy segura que cuando regresemos, ya Ada estará embarazada. Ustedes deben ir y hacer lo posible para que suceda. con las modalidades del nuevo milenio todo es más fácil. — Su madre lo mira mientras le guiña un ojo.

— Gracias madre por la sugerencia, Ada y yo nos dedicaremos a buscar ese bebé para que mi padre este complacido.

— Parece mentira que a todos mis hijos le está costando tanto trabajo lo que dicen todo ser tan natural, son una bola de....

— Amor yo pienso que lo estás tomando muy deprisa, debemos dejarlo fluir. Quizás tu interés es lo que lo hace más prolongado, tengamos fe y calma hasta nuestro regreso.

— ¿Más? Después del tiempo pautado sino hay un embarazo, ellos podrán esperar el tiempo que deseen, pero ya estará roto el convenio, ¡es lo último que debo decir! — Él le lanza una mirada muy seria a su esposa, no quiere discusión.

Luego se pone de píe y sale de la oficina con un mal humor muy notable, dando pasos largos y su mirada hacia el suelo.

— Ustedes deberían tener noticias sobre un bebé, llevan años juntos y aún no sucedió ¿acaso ocultan algo? — Les pregunta la señora Rosa mientras ancla una ceja, mirando fijo hacia dónde está sentada Ada.

Ese día decidieron contarle a Rosa, ya que no soportan la presión del silencio. — Madre, hacen unos años nos hicimos la prueba por el mismo tema de salir de las dudas, y resulta que Ada no desarrollo un útero normal y por eso y otras cosas, la doctora le explicó que ella no podría concebir bebés. — Rosa se torna sorprendida.

— ¡Hijo! como le he dicho, estamos en tiempo de facilidades, adopten, alquilen un vientre, busquen la forma para que puedan estar juntos y seguir cumpliendo sus sueños.— Ella se acerca a dónde se encuentra Ada. — Debes seguir luchando por la estabilidad de tu matrimonio, no te dejes derrumbar. Esta noche los espero para cenar en familia, así que no pueden faltar. Ahora me iré con tu padre que cómo pudieron observar está insoportable.

Ella sale y de inmediato Ada comienza a llorar inconsolable. — Amor cálmate, no te pongas así, encontraremos alguna solución.

— Me siento inferior, no poder darte un hijo me hace una mujer incompleta, no sé cómo me sentiría sí perdieras tu puesto y todo lo que hasta ahora has logrado con tanto trabajo y sacrificio.

— Ada, todo tendrá una solución, tú solo quédate tranquila, cuando a mi padre le pase el enojo yo hablaré con él, pero por favor, no quiero que estés mal.

— ¿¡Acaso no has escuchado!? él no quiere más excusas, él quiere un nieto, algo que yo no puedo darle Carlos, ¿aún no lo entiendes?

— Yo no te quiero perder Ada.

— Pero también sé que no quieres perder el poder y tu puesto actual, y no te pondré a elegir. —Ella sale por la puerta un poco alterada dejándolo muy pensativo.

— Tendré que buscar la manera que mi padre entienda nuestra situación, Yo amo a Ada desde siempre, y no estoy dispuesto a perderla, pero tampoco perderé mi puesto como el Ceo, que tanto sacrificio me a costado mantener has este día.

Seguir leyendo

Quizás también le guste

Otros libros de J.Łicet.

Ver más
Capítulo
Leer ahora
Descargar libro