icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 4
Ayúdame
Palabras:912    |    Actualizado en:09/08/2022

Celia sintió un gran alivio cuando vio que los sujetos se alejaron para posteriormente perderse en la distancia.

Tras echarle un vistazo al hombre a su lado, ella pronunció con toda sinceridad: "Muchas gracias".

El caballero era asombrosamente guapo, con unos rasgos tan finos como los de una escultura de mármol. Sin embargo, la frialdad que emitían sus ojos podría hacer que cualquiera se congelara de miedo.

Celia comenzó a temblar cuando se encontró con la mirada del hombre, lo que la hizo recobrar un poco la consciencia. No obstante, después de algunos segundos, sintió que la incomodidad en su cuerpo se agravaba; varias olas de calor comenzaron a recorrer su cuerpo.

Celia tenía sobre los hombros la chaqueta del sujeto, la cual olía a colonia y tabaco; la chica tiró de la chaqueta con fuerza mientras hacía todo lo posible por calmarse.

Aunque el hombre sintió que algo andaba mal con ella, no se movió, y en cambio, permaneció sentado mientras la observaba en silencio.

Se trataba de una chica realmente bonita, pura y encantadora. De repente, la mirada del hombre se encontró con la de ella; él solo tuvo que mirarla a los ojos por un instante para percibir el intenso deseo que quemaba el cuerpo de la chica y el cual estaba luchando por reprimir. Sin embargo, al mismo tiempo, los ojos de ella... Estaban llenos de tristeza.

De repente, el hombre recordó el accidente automovilístico que su hermano planeó;

solo tenía veinte años cuando sucedió, y viajaba junto con su madre. Después del choque, pronto cayó inconsciente y todo a su alrededor se volvió borroso, pero sí podía recordar vagamente a una chica que se encargó de llevarlos al hospital.

Sin embargo, desafortunadamente para él, cuando recuperó la conciencia, descubrió que su salvadora se había ido y su madre acababa de fallecer por culpa de las graves lesiones que sufrió.

Durante los siguientes años, el hombre fue reuniendo pruebas para averiguar la verdad detrás del accidente automovilístico y el paradero de esa chica.

Él no pudo verla claramente en aquel entonces, pero aún recordaba que poseía unos ojos tristes pero hermosos; había algo único e inolvidable en ellos.

Tras recordar a la chica que lo salvó y darse cuenta de que tenía aproximadamente la misma edad que la chica a su lado, el hombre comenzó a preguntarse si se trataba de la misma persona.

Perdido en sus pensamientos, él permaneció sentado e inmóvil, haciendo que el lugar se volviera tan silencioso como una tumba.

Pero al segundo siguiente, Celia se abalanzó sobre él y cayeron sobre los asientos; el ruido fue tan fuerte que incluso Briar, quien iba concentrado en conducir, se sobresaltó.

"Me siento demasiado caliente... ¿Podría...? ¿Podría...? ¿Ayudarme?", Celia no pudo seguir conteniendo sus bajos deseos.

Ella trató de desnudar al hombre a su lado y acarició su pecho musculoso; en el momento que las yemas de sus dedos tocaron su piel, la chica sintió un gran placer.

Sin embargo, la expresión del hombre se volvió fría; él se dio cuenta de que Celia estaba drogada.

De repente, Briar le preguntó tímidamente: "Jefe, ¿qué hay de la reunión que tenemos programada con el Sr. O'Brien?".

"Agéndala para otro momento. Llévame de vuelta a casa".

En la Mansión Hillside...

Después de conducir por un largo camino bordeado de árboles y cruzar por tres portones, los tres finalmente llegaron a una mansión que estaba frente al mar.

Celia iba acurrucada en los brazos del hombre mientras miraba la residencia con sus ojos nublados.

La mansión era el único edificio en el área. Su construcción tenía un estilo clásico con bajorrelieves en las paredes exteriores; solo un arquitecto experto y con mucha experiencia podría haber diseñado un edificio tan lujoso y elegante.

La decoración interior era más refinada que la exterior; varias obras de pintores famosos colgaban de una de las paredes, lo que le daba un toque clásico a los interiores modernos.

Tras percatarse de las numerosas cámaras de seguridad que vigilaban cada rincón de la casa, Celia dedujo que su acompañante no era una persona común y corriente.

El hombre la llevó directo al baño y la metió en la tina. Una sensación fría llegó a la espalda de la chica, por lo que instintivamente envolvió los brazos alrededor del cuello del hombre.

"Está muy fría...", aunque parecía quejarse, lo dijo con el tono de una niña mimada.

"No tomará mucho tiempo", el hombre le acarició la espalda para consolarla, pero ella no estaba dispuesta a dejarlo ir. Él se vio obligado a abrir la ducha con la esperanza de que el agua fría extinguiera el ardiente deseo de la chica.

Sin embargo, esto no ayudó en nada, a pesar de que estuvo debajo del agua fría durante diez minutos seguidos; de hecho, el hombre también comenzó a excitarse bajo el toque de Celia.

Los botones de la parte superior de su camisa se desabrocharon, dejando al descubierto sus pectorales fuertes y definidos.

Fascinada por la sensación sedosa de su suave piel, la chica no pudo evitar apoyar la cara sobre su pecho.

Aunque el hombre intentó alejarla, ella puso uno de los dedos de él en su boca, agarrándolo con sus carnosos labios rojos mientras le chupaba la punta del dedo con la lengua;

mientras lamía lentamente la yema de su dedo, ella lo miró como una ninfa, hermosa y seductora.

Mirándola directo hacia sus ojos nublados, él nuevamente escuchó a Celia suplicar: "Por favor, ayúdame...".

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 La novia sustituta2 Capítulo 2 La droga hizo efecto3 Capítulo 3 ¡Por favor, ayúdeme!4 Capítulo 4 Ayúdame5 Capítulo 5 Una noche de pasión6 Capítulo 6 Su novia se escapó de nuevo7 Capítulo 7 Acuerdo8 Capítulo 8 Su novio9 Capítulo 9 Es mi culpa por no haber sido lo suficientemente suave anoche10 Capítulo 10 Iré a donde tú vayas11 Capítulo 11 Sigo siendo muy bueno en la cama12 Capítulo 12 Haré todo lo posible para satisfacerte13 Capítulo 13 Buenos días, cariño14 Capítulo 14 Había algo muy extraño en ese caso15 Capítulo 15 Celia fue despedida16 Capítulo 16 Cece, ven aquí17 Capítulo 17 Llegó el sucesor del Grupo Evans18 Capítulo 18 El amigo de Wayne19 Capítulo 19 Contratar a la talentosa diseñadora20 Capítulo 20 Conozco bastante bien a mi mujer21 Capítulo 21 ¿Quién es mejor, él o yo 22 Capítulo 22 Quiero darte lo mejor23 Capítulo 23 Tarjeta de membresía de paladio24 Capítulo 24 Todo el restaurante25 Capítulo 25 Sospechas26 Capítulo 26 Un almuerzo romántico27 Capítulo 27 Una cuenta muy alta28 Capítulo 28 Ahora soy muy pobre29 Capítulo 29 Un anillo de diamantes valuado en más de cien millones de dólares30 Capítulo 30 Una comida cocinada por Tyson31 Capítulo 31 El conductor de su esposa32 Capítulo 32 Una llamada para una entrevista33 Capítulo 33 Debes tratarlo como un tesoro34 Capítulo 34 Su tarjeta de nómina35 Capítulo 35 Soy feliz mientras tú seas feliz36 Capítulo 36 La belleza está en el ojo del espectador37 Capítulo 37 El vino barato38 Capítulo 38 Mi querido esposo39 Capítulo 39 Un hombre enamorado40 Capítulo 40 Quiero dormir con mi esposo41 Capítulo 41 El maravilloso tormento de toda una noche42 Capítulo 42 Activo y entusiasta43 Capítulo 43 Disturbios durante la entrevista44 Capítulo 44 La gran estrella problemática45 Capítulo 45 Celia acepta el reto46 Capítulo 46 Modificando el vestido47 Capítulo 47 Cómo te atreves a robarme a mi diseñadora48 Capítulo 48 Un festival de cine49 Capítulo 49 Te extraño50 Capítulo 50 En problemas51 Capítulo 51 Yo también te extraño, cariño52 Capítulo 52 Mal hijo53 Capítulo 53 Arrebatándole el anillo54 Capítulo 54 Tyson llegó a tiempo55 Capítulo 55 Los ahorros privados de Tyson56 Capítulo 56 Mi esposo, Tyson Shaw57 Capítulo 57 Tenemos tiempo después58 Capítulo 58 Las ganas de besarte59 Capítulo 59 Enredo60 Capítulo 60 Anillo de bodas61 Capítulo 61 Empeñar el anillo de bodas62 Capítulo 62 Iré a ducharme63 Capítulo 63 Una caída en el baño64 Capítulo 64 Eres linda de cualquier manera65 Capítulo 65 Duerme conmigo66 Capítulo 66 Sueño erótico67 Capítulo 67 El misterioso CEO68 Capítulo 68 Diseñadora profesional69 Capítulo 69 Agitación en su primer día de trabajo70 Capítulo 70 El tipo más atractivo jamás creado71 Capítulo 71 ¿Tyson había estado comprometido antes 72 Capítulo 72 Identidad verdadera73 Capítulo 73 Los ricos eran caprichosos74 Capítulo 74 Aumento de sueldo75 Capítulo 75 Un colega le puso las cosas difíciles76 Capítulo 76 El chico de la universidad77 Capítulo 77 El apoyo de Brea78 Capítulo 78 La invitación de Derek79 Capítulo 79 El director estuvo aquí80 Capítulo 80 Exnovio81 Capítulo 81 Acosada por su exnovio82 Capítulo 82 ¿Qué tenía de bueno su marido 83 Capítulo 83 Disputa84 Capítulo 84 Adulador85 Capítulo 85 Las dos hijas de Adrien86 Capítulo 86 La verdad87 Capítulo 87 Té de la tarde cortesía del CEO88 Capítulo 88 Anillo de diamantes falso89 Capítulo 89 Un anillo muy valioso90 Capítulo 90 Quiero saber la verdad91 Capítulo 91 Un buen mentiroso92 Capítulo 92 Obedeceré a mi esposa93 Capítulo 93 Dándole un recordatorio a Adrien94 Capítulo 94 Recompensa95 Capítulo 95 Bueno en la cama96 Capítulo 96 Destruyendo al Grupo Kane97 Capítulo 97 Un hombre celoso98 Capítulo 98 El comedor ejecutivo99 Capítulo 99 ¿Cuál era la relación de Celia con el señor Reyes 100 Capítulo 100 ¿Estaba Nolan enamorado de la esposa de otro hombre