icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 3
¡Por favor, ayúdeme!
Palabras:817    |    Actualizado en:09/08/2022

El chofer y el guardaespaldas salieron enseguida del auto para perseguir a Celia porque, si ella se escapaba, quedarían en una terrible situación.

Ella se apresuró a llegar al auto de lujo que estaba cerca con todas sus fuerzas. Se sentía mareada y tenía la vista borrosa, pero, por fortuna, no estaba herida, ni su movilidad se vio afectada.

No había nadie más alrededor, lo único que vio fue ese auto, y esa era su única oportunidad para escapar.

Tras ser golpeado, el Bugatti de edición limitada se detuvo al borde del acantilado. Si el conductor hubiese sido un novato, el auto probablemente hubiera caído al abismo con terribles consecuencias.

Los dos tipos trajeados de los asientos delanteros bajaron de inmediato. Uno de ellos revisó el auto, mientras el otro se fue hacia la puerta trasera, se inclinó y dijo: "Lo siento".

El hombre en el interior carecía de expresión facial. Él salió del vehículo y contestó su celular, que llevaba un buen rato sonando.

Una voz severa e iracunda se oyó al otro lado de la línea. "¿Qué haces? La novia está a punto de llegar, pero no estás aquí. ¿Crees que te celebraríamos semejante boda si no fueses mi hijo? Hosworth es enorme, pero ni siquiera puedes conseguirte una esposa… ¿Por cuánto tiempo más piensas humillar a nuestra familia?".

"Ya no soy miembro de la familia Shaw, y no tengo intención de volver". Tras declarar eso, el hombre colgó con brusquedad.

Después de inspeccionar el carro, su asistente, Briar Powell, volvió a su lado y dijo: "Fuimos chocados por otro vehículo, señor, pero todo debería estar bien. Su cita con el señor O'Brien no debería verse afectada".

El rostro del hombre carecía de emociones. "Entonces vuelve a la carretera. Godwin, encárgate de los asuntos restantes".

Celia, por su parte, se esforzó por correr hacia ellos y, en cuanto vio al hombre entrar al auto, se apresuró y puso la mano frente a la puerta que se cerraba.

Una gran marca roja apareció en su palma, pero detuvo la puerta, y continuó comportándose de forma precipitada al tratar de entrar en el carro para escapar del peligro. Se quedó mirando al hombre en el interior con lágrimas en los ojos y le suplicó: "¡Por favor, ayúdeme!".

Él inclinó la cabeza y la miró con intensidad.

Briar se abstuvo de actuar precipitadamente, por lo que solo bajó la cabeza y preguntó: "La reunión con el señor O'Brien está por comenzar, señor. ¿Qué haremos con esta mujer?".

Al oír eso, Celia se aferró a la chaqueta de aquel sujeto y suplicó con voz llorosa: "¡Por favor, ayúdeme!".

Sus preciosos ojos almendrados se llenaron de lágrimas.

Al verla vestida de novia y en el estado en el que estaba, el hombre recordó la conversación telefónica con su padre e hizo una suposición.

El conductor y el escolta encargados de entregar a Celia llegaron entonces. El chofer vio que el vehículo que tenía delante era costoso, así que reprimió su miedo y su ira y dijo con cortesía: "Le pido disculpas por haber golpeado su auto recién, señor, pero fue un accidente. Es culpa nuestra. Teníamos prisa para entregar a la novia a tiempo a la familia Shaw".

Aunque parecía cortés, insinuaba que lo más importante ahora era enviar a la novia a los Shaw, o las repercusiones de ofender a esa familia rica serían terribles.

El hombre se quedó en silencio, y una mirada de comprensión pintó sus ojos.

Celia, en cambio, negó con la cabeza como loca. El afrodisíaco ya estaba regado por todo su cuerpo, haciéndola incapaz de organizar sus palabras para refutar, por lo que solo pudo agarrarse más a la ropa del hombre, sin querer soltarlo. Trató de aguantar su angustia tanto como pudo, y murmuró: "Señor, no… por favor, no confíe en él. Ellos... quieren violarme… Necesito... su ayuda".

Agitado, el conductor gritó: "¡Qué tontería!".

Miró al otro sujeto y le dijo: "Le sugiero encarecidamente que no se meta en esto. Meterse en una pelea con la familia Shaw no es una decisión sabia".

Después de todo, la familia Shaw era el clan dominante en Hosworth.

El hombre miró a Celia con expresión gélida.

Ella tenía los ojos brumosos, su rostro estaba tan rojo como una nube carmesí, y sus hombros descubiertos.

Frunció el cejo, se quitó el saco y lo pasó sobre los hombros de Celia. "Entra al auto".

Ella hizo lo pedido con gratitud, como si aquello fuese un salvavidas.

Briar cerró enseguida la puerta, evitando que los dos individuos de afuera se acercaran a ella.

Viendo esto, el conductor amenazó: "¡¿Cómo te atreves?! ¿Te das cuenta de las consecuencias de ir contra la familia Shaw?".

"Solo conozco las consecuencias de ofenderme".

Su tono era tan frío como el hielo de un glacial y, mirando a Godwin Benson, su guardaespaldas, ordenó: "Deshazte de ellos".

Luego se giró hacia Briar, y añadió:

"Vámonos".

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 La novia sustituta2 Capítulo 2 La droga hizo efecto3 Capítulo 3 ¡Por favor, ayúdeme!4 Capítulo 4 Ayúdame5 Capítulo 5 Una noche de pasión6 Capítulo 6 Su novia se escapó de nuevo7 Capítulo 7 Acuerdo8 Capítulo 8 Su novio9 Capítulo 9 Es mi culpa por no haber sido lo suficientemente suave anoche10 Capítulo 10 Iré a donde tú vayas11 Capítulo 11 Sigo siendo muy bueno en la cama12 Capítulo 12 Haré todo lo posible para satisfacerte13 Capítulo 13 Buenos días, cariño14 Capítulo 14 Había algo muy extraño en ese caso15 Capítulo 15 Celia fue despedida16 Capítulo 16 Cece, ven aquí17 Capítulo 17 Llegó el sucesor del Grupo Evans18 Capítulo 18 El amigo de Wayne19 Capítulo 19 Contratar a la talentosa diseñadora20 Capítulo 20 Conozco bastante bien a mi mujer21 Capítulo 21 ¿Quién es mejor, él o yo 22 Capítulo 22 Quiero darte lo mejor23 Capítulo 23 Tarjeta de membresía de paladio24 Capítulo 24 Todo el restaurante25 Capítulo 25 Sospechas26 Capítulo 26 Un almuerzo romántico27 Capítulo 27 Una cuenta muy alta28 Capítulo 28 Ahora soy muy pobre29 Capítulo 29 Un anillo de diamantes valuado en más de cien millones de dólares30 Capítulo 30 Una comida cocinada por Tyson31 Capítulo 31 El conductor de su esposa32 Capítulo 32 Una llamada para una entrevista33 Capítulo 33 Debes tratarlo como un tesoro34 Capítulo 34 Su tarjeta de nómina35 Capítulo 35 Soy feliz mientras tú seas feliz36 Capítulo 36 La belleza está en el ojo del espectador37 Capítulo 37 El vino barato38 Capítulo 38 Mi querido esposo39 Capítulo 39 Un hombre enamorado40 Capítulo 40 Quiero dormir con mi esposo41 Capítulo 41 El maravilloso tormento de toda una noche42 Capítulo 42 Activo y entusiasta43 Capítulo 43 Disturbios durante la entrevista44 Capítulo 44 La gran estrella problemática45 Capítulo 45 Celia acepta el reto46 Capítulo 46 Modificando el vestido47 Capítulo 47 Cómo te atreves a robarme a mi diseñadora48 Capítulo 48 Un festival de cine49 Capítulo 49 Te extraño50 Capítulo 50 En problemas51 Capítulo 51 Yo también te extraño, cariño52 Capítulo 52 Mal hijo53 Capítulo 53 Arrebatándole el anillo54 Capítulo 54 Tyson llegó a tiempo55 Capítulo 55 Los ahorros privados de Tyson56 Capítulo 56 Mi esposo, Tyson Shaw57 Capítulo 57 Tenemos tiempo después58 Capítulo 58 Las ganas de besarte59 Capítulo 59 Enredo60 Capítulo 60 Anillo de bodas61 Capítulo 61 Empeñar el anillo de bodas62 Capítulo 62 Iré a ducharme63 Capítulo 63 Una caída en el baño64 Capítulo 64 Eres linda de cualquier manera65 Capítulo 65 Duerme conmigo66 Capítulo 66 Sueño erótico67 Capítulo 67 El misterioso CEO68 Capítulo 68 Diseñadora profesional69 Capítulo 69 Agitación en su primer día de trabajo70 Capítulo 70 El tipo más atractivo jamás creado71 Capítulo 71 ¿Tyson había estado comprometido antes 72 Capítulo 72 Identidad verdadera73 Capítulo 73 Los ricos eran caprichosos74 Capítulo 74 Aumento de sueldo75 Capítulo 75 Un colega le puso las cosas difíciles76 Capítulo 76 El chico de la universidad77 Capítulo 77 El apoyo de Brea78 Capítulo 78 La invitación de Derek79 Capítulo 79 El director estuvo aquí80 Capítulo 80 Exnovio81 Capítulo 81 Acosada por su exnovio82 Capítulo 82 ¿Qué tenía de bueno su marido 83 Capítulo 83 Disputa84 Capítulo 84 Adulador85 Capítulo 85 Las dos hijas de Adrien86 Capítulo 86 La verdad87 Capítulo 87 Té de la tarde cortesía del CEO88 Capítulo 88 Anillo de diamantes falso89 Capítulo 89 Un anillo muy valioso90 Capítulo 90 Quiero saber la verdad91 Capítulo 91 Un buen mentiroso92 Capítulo 92 Obedeceré a mi esposa93 Capítulo 93 Dándole un recordatorio a Adrien94 Capítulo 94 Recompensa95 Capítulo 95 Bueno en la cama96 Capítulo 96 Destruyendo al Grupo Kane97 Capítulo 97 Un hombre celoso98 Capítulo 98 El comedor ejecutivo99 Capítulo 99 ¿Cuál era la relación de Celia con el señor Reyes 100 Capítulo 100 ¿Estaba Nolan enamorado de la esposa de otro hombre