icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 2
La droga hizo efecto
Palabras:946    |    Actualizado en:09/08/2022

Celia estaba pensando en algo que hacer, pero, bajo la influencia de la droga, estaba débil, y tenía un escolta en el auto que la vigilaba. Obviamente, no era factible luchar de forma temeraria.

Por fortuna, el afrodisíaco aún no había hecho efecto;

sin embargo, lo haría, y debía encontrar una forma de salvarse antes de que ese momento llegara, porque ni se imaginaba lo que podría sucederle en caso contrario.

El auto iba más y más lejos, a un lugar remoto donde había pocas personas, cosa que le extrañó.

No iba a la casa de la familia Shaw pues, siendo la familia más rica y poderosa de la ciudad Hosworth, era imposible que ellos vivieran en una zona tan desolada.

Con eso en mente, los nervios la recorrieron.

¿Sería ese el 'gran regalo' que Cerissa mencionó?

Antes de que pudiera seguir pensando, sintió una ráfaga de calor procedente de su cuerpo, y un lujurioso brillo rojo apareció en sus mejillas.

¡Oh, mierda! El afrodisíaco hizo efecto.

Las ansias comenzaron a comérsela y, cuando el escolta vio su rostro sonrojado, no ocultó la obscenidad en sus ojos. La apretó en el asiento, sonrió lascivamente y dijo: "Parece que el afrodisíaco ha hecho efecto".

¿Cómo sabía él que Cerissa la había drogado? Al parecer, eran cómplices.

La muchacha retorció su cuerpo y luchó con desespero, pero las oleadas de lujuria devoraron su razón.

"No te preocupes, te ayudaré ya mismo".

El guardaespaldas le esposó las manos y jugueteó frívolamente con su vestido de novia.

"¡Vaya! Nunca pensé que hoy tendría la oportunidad de acostarme con una mujer rica".

El chofer miraba por el espejo retrovisor de vez en cuando y, al ver la delicada piel de Celia debajo del vestido de novia, se inquietó cada vez más, e instó al otro: "¡Deprisa! Me la tiraré después de ti. No te olvides de grabar un vídeo, la señorita Kane hizo ese pedido especial".

Celia temblaba por todas partes, y sus ojos estaban llenos de odio.

Resultó que este era el 'gran regalo' al que se refería Cerissa. Ella de verdad quería destruirla, y entender eso conmocionó a Celia, pero se obligó a calmarse. No podía entrar en pánico en un momento así.

"Si la familia Shaw se entera de que la novia fue violada antes de la boda, ¿crees que lo dejarán pasar sin más?".

En medio de su desesperación, la chica no tuvo más remedio que usar a la familia Shaw como escudo, con la esperanza de disipar los malos pensamientos de estos dos hombres.

La cara del guardaespaldas se llenó de desprecio. Sacó una cámara y comenzó a grabar. "Si a la familia Shaw le importara Tyson el perdedor, no serías tú quien se casara con él hoy. Si ni siquiera lo quieren… ¿Quién te crees que eres?".

Ella se mordió el labio inferior. Debido al efecto del afrodisíaco, su rostro enrojecido se volvió más delicado y hermoso.

No era una exageración decir que la expresión en su rostro bastaba para despertar el deseo de cualquier hombre.

El guardaespaldas le acarició la cara mientras grababa un primer plano y, al segundo siguiente, rasgó su vestido de novia blanco puro, dejando sus suaves y delicados hombros expuestos. El sujeto tragó saliva y no pudo evitar elogiarla: "¡Qué hermosa eres!".

Miró su piel expuesta con avidez y no pudo esperar a apretarla debajo de él.

Los ojos de Celia se abrieron de par en par por la sorpresa. Estaba tan desesperada que se mordió el labio inferior, dobló las rodillas y golpeó con fuerza la entrepierna de aquel tipo, que dejó escapar un rugido dolorido, mientras las venas azules se hincharon en su frente. Se bajó del asiento rodando y se cubrió la entrepierna, mirándola con fiereza. Luego, se levantó con todas sus fuerzas, le dio una bofetada en la cara y maldijo con rabia: "¡Puta! ¿De verdad te crees una dama pura y elegante de una familia rica? Solo te llamo señorita porque intento ser educado, ¿pero te lo creíste?".

La cachetada del hombre hizo que Celia recobrara algo de conciencia y fuerza.

El chófer sonrió burlonamente y dijo: "¿Por qué te enfadas con ella? He visto muchas mujeres así, solo fóllatela de una vez, verás que se volverá obediente después de eso y, tal vez, luego vendrá a ti en busca de una aventura. Después de todo, ese perdedor de la familia Shaw puede no ser capaz de satisfacerla".

"Sí, tienes razón. Déjame domar a esta perra hoy", se mofó el otro.

A Celia le disgustaron mucho sus sucias palabras y, al ver que ellos se reían con malicia y relajaron su vigilancia, aprovechó la oportunidad para agarrar el volante, sin importar el dolor que sentía en su rostro.

El conductor se asustó mucho, ya que no esperaba que ella hiciera algo así. "¡Estás loca! ¡¿Quieres matarnos a todos?!".

Aunque el guardaespaldas seguía tirando de la muchacha hacia atrás, el chofer seguía paralizado, presa del pánico, por lo que no consiguió estabilizar el volante.

En un abrir y cerrar de ojos, el auto perdió el control y chocó con un carro de lujo que se aproximaba, por lo que salió disparado a unos metros de distancia, dejando al escolta y al chofer bastante mareados. La cabeza de Celia también se golpeó contra la ventanilla, por lo que también se mareó, pero hizo todo lo posible por permanecer consciente, porque era el momento adecuado para huir.

A ella no le importaba el dolor que sentía por todas partes. Pateó al guardaespaldas con todas sus fuerzas, abrió la puerta del auto y huyó sin mirar atrás.

"¡Maldita sea! ¡Esa perra quiere escapar!", gritó el guardaespaldas, presa del pánico.

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 La novia sustituta2 Capítulo 2 La droga hizo efecto3 Capítulo 3 ¡Por favor, ayúdeme!4 Capítulo 4 Ayúdame5 Capítulo 5 Una noche de pasión6 Capítulo 6 Su novia se escapó de nuevo7 Capítulo 7 Acuerdo8 Capítulo 8 Su novio9 Capítulo 9 Es mi culpa por no haber sido lo suficientemente suave anoche10 Capítulo 10 Iré a donde tú vayas11 Capítulo 11 Sigo siendo muy bueno en la cama12 Capítulo 12 Haré todo lo posible para satisfacerte13 Capítulo 13 Buenos días, cariño14 Capítulo 14 Había algo muy extraño en ese caso15 Capítulo 15 Celia fue despedida16 Capítulo 16 Cece, ven aquí17 Capítulo 17 Llegó el sucesor del Grupo Evans18 Capítulo 18 El amigo de Wayne19 Capítulo 19 Contratar a la talentosa diseñadora20 Capítulo 20 Conozco bastante bien a mi mujer21 Capítulo 21 ¿Quién es mejor, él o yo 22 Capítulo 22 Quiero darte lo mejor23 Capítulo 23 Tarjeta de membresía de paladio24 Capítulo 24 Todo el restaurante25 Capítulo 25 Sospechas26 Capítulo 26 Un almuerzo romántico27 Capítulo 27 Una cuenta muy alta28 Capítulo 28 Ahora soy muy pobre29 Capítulo 29 Un anillo de diamantes valuado en más de cien millones de dólares30 Capítulo 30 Una comida cocinada por Tyson31 Capítulo 31 El conductor de su esposa32 Capítulo 32 Una llamada para una entrevista33 Capítulo 33 Debes tratarlo como un tesoro34 Capítulo 34 Su tarjeta de nómina35 Capítulo 35 Soy feliz mientras tú seas feliz36 Capítulo 36 La belleza está en el ojo del espectador37 Capítulo 37 El vino barato38 Capítulo 38 Mi querido esposo39 Capítulo 39 Un hombre enamorado40 Capítulo 40 Quiero dormir con mi esposo41 Capítulo 41 El maravilloso tormento de toda una noche42 Capítulo 42 Activo y entusiasta43 Capítulo 43 Disturbios durante la entrevista44 Capítulo 44 La gran estrella problemática45 Capítulo 45 Celia acepta el reto46 Capítulo 46 Modificando el vestido47 Capítulo 47 Cómo te atreves a robarme a mi diseñadora48 Capítulo 48 Un festival de cine49 Capítulo 49 Te extraño50 Capítulo 50 En problemas51 Capítulo 51 Yo también te extraño, cariño52 Capítulo 52 Mal hijo53 Capítulo 53 Arrebatándole el anillo54 Capítulo 54 Tyson llegó a tiempo55 Capítulo 55 Los ahorros privados de Tyson56 Capítulo 56 Mi esposo, Tyson Shaw57 Capítulo 57 Tenemos tiempo después58 Capítulo 58 Las ganas de besarte59 Capítulo 59 Enredo60 Capítulo 60 Anillo de bodas61 Capítulo 61 Empeñar el anillo de bodas62 Capítulo 62 Iré a ducharme63 Capítulo 63 Una caída en el baño64 Capítulo 64 Eres linda de cualquier manera65 Capítulo 65 Duerme conmigo66 Capítulo 66 Sueño erótico67 Capítulo 67 El misterioso CEO68 Capítulo 68 Diseñadora profesional69 Capítulo 69 Agitación en su primer día de trabajo70 Capítulo 70 El tipo más atractivo jamás creado71 Capítulo 71 ¿Tyson había estado comprometido antes 72 Capítulo 72 Identidad verdadera73 Capítulo 73 Los ricos eran caprichosos74 Capítulo 74 Aumento de sueldo75 Capítulo 75 Un colega le puso las cosas difíciles76 Capítulo 76 El chico de la universidad77 Capítulo 77 El apoyo de Brea78 Capítulo 78 La invitación de Derek79 Capítulo 79 El director estuvo aquí80 Capítulo 80 Exnovio81 Capítulo 81 Acosada por su exnovio82 Capítulo 82 ¿Qué tenía de bueno su marido 83 Capítulo 83 Disputa84 Capítulo 84 Adulador85 Capítulo 85 Las dos hijas de Adrien86 Capítulo 86 La verdad87 Capítulo 87 Té de la tarde cortesía del CEO88 Capítulo 88 Anillo de diamantes falso89 Capítulo 89 Un anillo muy valioso90 Capítulo 90 Quiero saber la verdad91 Capítulo 91 Un buen mentiroso92 Capítulo 92 Obedeceré a mi esposa93 Capítulo 93 Dándole un recordatorio a Adrien94 Capítulo 94 Recompensa95 Capítulo 95 Bueno en la cama96 Capítulo 96 Destruyendo al Grupo Kane97 Capítulo 97 Un hombre celoso98 Capítulo 98 El comedor ejecutivo99 Capítulo 99 ¿Cuál era la relación de Celia con el señor Reyes 100 Capítulo 100 ¿Estaba Nolan enamorado de la esposa de otro hombre