icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 6
La señora Nelson
Palabras:755    |    Actualizado en:17/10/2022

Edmund ya estaba familiarizado con la voz de Chelsea. Frunció el ceño ligeramente y se dio la vuelta. Al posar la vista sobre ella, sus ojos brillaron con increíble admiración.

La multitud se detuvo de repente para ver a la hermosa mujer que acababa de subir al escenario y se dirigía ahora a Edmund. No tenían idea de quién podría ser la dama, pero quedaron cautivados por su gracia y belleza.

Chelsea parecía un sueño con su vestido rojo brillante y llevaba una carpeta en la mano.

A pesar de que el lugar estaba repleto de estrellas femeninas más populares, su apariencia y temperamento no eran inferiores a los de ellas.

Alguien trató de detenerla, pero Chelsea se adelantó, tomó el micrófono y se dirigió a los invitados a la fiesta: "Hola a todos. Mi nombre es Chelsea Williams y soy la esposa de Edmund. Tengo algo que decirle a este hombre aquí".

La multitud colectivamente soltó un soplido de asombro. ¿Edmund estaba casado?

Al principio la gente sospechaba de las palabras de Chelsea, pero al ver que Edmund se quedaba allí parado con una expresión fría en el rostro y ni siquiera se molestaba en detenerla, llegaron a la conclusión de que debía estar diciendo la verdad.

Además, ¿qué pasaría con Diane ahora que se había revelado el verdadero estado civil de Edmund?

¿Acaso eran amantes?

Mientras la multitud se recuperaba del asombro, Chelsea se paró frente a ellos con la barbilla en alto. "Pronto dejaré de ser la señora Nelson", dijo con una sonrisa.

La habitación estalló en susurros de asombro una vez más.

Presumiendo la carpeta en su mano, Chelsea se volvió hacia Edmund.

Entonces el hombre tenía un mal presentimiento.

Tal como lo temía, Chelsea le dijo con calma: "Quiero el divorcio, Edmund. Aquí tienes el acuerdo de divorcio redactado por mi abogado. Y no te preocupes. Todo lo que quiero es terminar nuestro matrimonio. No me interesa quedarme con nada que sea propiedad de la familia Nelson".

Ella le dedicó una enorme y digna sonrisa y le entregó la carpeta que contenía los papeles del divorcio.

Edmund ni siquiera se acercó a tomarlos. Simplemente miró a la mujer con los ojos entrecerrados y gruñó: "¡Chelsea!".

Tan pronto como terminó, Chelsea arrojó la carpeta hacia su esposo, casi golpeándolo en el rostro. Él no hizo más que mirarla mientras el objeto chocaba contra su pecho y luego aterrizaba en el suelo frente a él. Estaba a punto de explotar de ira.

"Espero que Diane y tú sean felices para siempre". Después de decir eso, Chelsea se dio la vuelta y comenzó a abandonar el escenario.

Sin embargo, luego de unos pocos pasos se giró repentinamente y le sonrió. "Oh, casi lo olvido. Ve a Grupo Nelson con tu abogado mañana a las ocho y media de la mañana para firmar el acuerdo de divorcio. Por favor, no me dejes plantada de nuevo".

En este momento, la audiencia estaba totalmente escandalizada.

De pie en el escenario, Edmund miró a aquella mujer elegante y tranquila con su vestido rojo brillante. Parecía que él arrojaba dagas en su dirección con la mirada.

Ella realmente lo había dejado atónito.

Llevaba años en el mundo de los negocios, y esta era la primera vez que lo humillaban así en público.

Chelsea era la primera persona que se atrevía a avergonzarlo frente a sus compañeros y socios comerciales.

Lo que es peor, había estado en una relación con Chelsea durante tres años, pero nunca se había imaginado que ella pudiera ser tan brutalmente firme. Tampoco se imaginaba que ella se vería tan deslumbrante cuando estaba arreglada.

Todos creyeron que Edmund estaría furioso en aquel momento y que cancelaría la animada fiesta de aniversario de inmediato. Sin embargo, el hombre recuperó la compostura rápidamente, ordenó que continuara la celebración y luego salió del escenario.

Todo el mundo lo admiraba por eso. Tenía un excelente control emocional. A pesar de que su esposa lo había humillado en medio de un evento de la empresa, siguió actuando como si no le hubiera afectado en absoluto.

Al mismo tiempo, a todos les pareció que la señora Nelson era una mujer magnífica e impresionante.

Una vez que Edmund regresó a su asiento, Diane se acercó preocupada y le preguntó: "¿Te encuentras bien?".

Él apretó los labios y no dijo ni una palabra. "Eso fue muy grosero por parte de Chelsea", soltó Diane enojada, "¿Cómo puede causar problemas en una ocasión así? ¿Acaso no le importan en absoluto tu dignidad y tu imagen?".

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 Un corazón roto2 Capítulo 2 Quiero el divorcio3 Capítulo 3 Noche inolvidable4 Capítulo 4 El gran ganador5 Capítulo 5 Fiesta de aniversario del Grupo Nelson6 Capítulo 6 La señora Nelson7 Capítulo 7 Beber hasta las tres de la mañana8 Capítulo 8 Un extraño familiar9 Capítulo 9 De vuelta al trabajo10 Capítulo 10 La nueva cita de la exesposa11 Capítulo 11 Un gesto rechazado12 Capítulo 12 El nuevo Chelsea13 Capítulo 13 Percepción incorrecta14 Capítulo 14 Insulto pasado por alto15 Capítulo 15 Un encuentro arreglado16 Capítulo 16 Su primera disculpa17 Capítulo 17 Cambio de opinión repentino18 Capítulo 18 Truco fallido19 Capítulo 19 Ex cuñada20 Capítulo 20 Una fuerte pelea21 Capítulo 21 El defensor del Chelsea22 Capítulo 22 Esfuerzo frustrado23 Capítulo 23 La curiosidad de Edmund24 Capítulo 24 Puedes quedarte con el cambio25 Capítulo 25 Las sospechas de su amigo26 Capítulo 26 Debes tener mucho cuidado27 Capítulo 27 Un impactante descubrimiento28 Capítulo 28 El plan de Edmund29 Capítulo 29 Ausencia inesperada30 Capítulo 30 Supuestos rivales31 Capítulo 31 Gran sorpresa32 Capítulo 32 La discusión sobre la historia33 Capítulo 33 Un accidente automovilístico34 Capítulo 34 Otra sorpresa35 Capítulo 35 Dispuesta a disculparse36 Capítulo 36 Sentencia de muerte37 Capítulo 37 Asalta cunas38 Capítulo 38 Edmund le pidió que se reunieran en la oficina39 Capítulo 39 Presunta seducción40 Capítulo 40 Regreso asombroso41 Capítulo 41 Un extraño impulso protector42 Capítulo 42 No había nada de malo en no amar a alguien43 Capítulo 43 Una desertora44 Capítulo 44 La decisión de Chelsea45 Capítulo 45 Problema resuelto46 Capítulo 46 Regalo indirecto47 Capítulo 47 Reunión para cenar48 Capítulo 48 Un hombre pervertido49 Capítulo 49 Castigo extraño50 Capítulo 50 Accidente pasado51 Capítulo 51 Una conversación seria52 Capítulo 52 El origen del amor de Chelsea53 Capítulo 53 La venganza54 Capítulo 54 La modificación del guion55 Capítulo 55 La indecisión de Edmund56 Capítulo 56 El secretito de Fay57 Capítulo 57 Diane se enfurece58 Capítulo 58 Relájate59 Capítulo 59 Advertencia severa60 Capítulo 60 Elogiada por Edmund61 Capítulo 61 El plan de Zuri62 Capítulo 62 Un complot contra Chelsea63 Capítulo 63 Salivando con una foto64 Capítulo 64 Un fuerte rival65 Capítulo 65 Posesiones invaluables66 Capítulo 66 Escándalo de homosexualidad67 Capítulo 67 No había cambiado nada68 Capítulo 68 Te quiero de vuelta69 Capítulo 69 Jamás serás tú70 Capítulo 70 Acoso71 Capítulo 71 El plan de Diane72 Capítulo 72 Llama a la policía73 Capítulo 73 No se atrevió a enfrentar a Chelsea74 Capítulo 74 Edmund ya había tomado medidas75 Capítulo 75 Están despedidos.76 Capítulo 76 Rogando misericordia77 Capítulo 77 Tú eres su cómplice78 Capítulo 78 Una cita sorpresa79 Capítulo 79 Ardería de rabia80 Capítulo 80 No compartían los mismos valores81 Capítulo 81 Una necesidad muy necesaria82 Capítulo 82 Un nuevo comienzo83 Capítulo 83 Un repentino cambio de planes84 Capítulo 84 Purple, la guionista85 Capítulo 85 Una escena extremadamente vergonzosa86 Capítulo 86 La sensibilidad de Luka87 Capítulo 87 Celos a fuego lento88 Capítulo 88 ¡Diane sería la actriz perfecta para el papel!89 Capítulo 89 Ego magullado90 Capítulo 90 Un abuelo astuto91 Capítulo 91 El debate entre Ethan y Edmund92 Capítulo 92 Chelsea es una extraña93 Capítulo 93 Brujas perversas94 Capítulo 94 Chelsea está en peligro95 Capítulo 95 La negación de la exesposa96 Capítulo 96 Desmayo97 Capítulo 97 Él jamás la entendió98 Capítulo 98 Podía exasperar a las mujeres con una palabra99 Capítulo 99 Unos días en casa de Fay100 Capítulo 100 La historia de Fay