icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Solo para poder recuperar tu amor

Solo para poder recuperar tu amor

icon
Capítulo 1
Un corazón roto
Palabras:1026    |    Actualizado en:17/10/2022

"Edmund, has estado casado con Chelsea durante tres años. Ya es hora de que ambos tengan un hijo. Quisiera conocer a mis bisnietos antes de que la muerte venga por mí".

La seria voz del anciano sonó a través de la puerta del estudio, la cual se encontraba entreabierta en ese momento.

El joven le respondió con frialdad: "¿Por qué debería tener un bebé con una mujer que yo no amo?".

Chelsea Williams estuvo a punto de llamar a la puerta para informales que la cena se encontraba lista. Pero cuando escuchó su conversación, se quedó congelada en su sitio. El rostro de la chica se volvió pálido en tan solo fracción de segundos.

La voz del joven volvió a escucharse. Esa vez, sonaba más firme y desinteresado. "Abuelo, solo para dejar las cosas en claro, no tendrás bisnietos de mi parte mientras siga casado con Chelsea. No quiero que ella sea la madre de mis hijos. ¡Así que no me vuelvas a molestar con este tema!".

"¡Tú, mocoso!", gritó el anciano con enojo. Un segundo después, se escuchó el sonido de una taza rompiéndose en el suelo. Y eso fue seguido por el sonido de pasos que se acercaban a la mujer.

Chelsea se apresuró a meterse en el baño que estaba a un lado para poder esconderse. En el proceso, se raspó la cintura con el borde afilado del lavabo.

Un intenso dolor se disparó desde allí hasta su corazón. Luego, lo sintió en todo su cuerpo. Ella comenzó a temblar y se mordió el labio inferior con fuerza. Las lágrimas debido al dolor pronto cayeron de sus ojos.

Hace tan solo unos días, había recibido el resultado de una prueba de embarazo de Diane Stevenson, la amante de su esposo, Edmund Nelson.

Junto con el resultado de la prueba había recibido una dura burla de su parte.

"Chelsea, ¡qué mujer tan miserable eres! Aunque has estado casada con él durante tres largos años, sigue sin estar enamorado de ti. Vives bajo su mismo techo, pero te odia con cada fibra de su ser. ¿Acaso no te da vergüenza? ¿Cómo puedes estar con un hombre cuyo corazón pertenece a otra persona? ¡Dios mío! Si yo fuera tú, estaría muerta de la vergüenza desde hace mucho tiempo".

Ella no sabía sobre la existencia de Diane antes de casarse con Edmund.

En su noche de bodas, el hombre no se había quedado en casa. Él la había dejado tan pronto como la ceremonia llegó a su fin. A la mañana siguiente, Chelsea se despertó con una noticia impactante. Su esposo había sido visto en un hotel con una popular estrella femenina la noche anterior. La noticia fue la comidilla de todo el pueblo.

Fue ese día que ella se dio cuenta de que el corazón de su esposo ya le pertenecía a otra persona.

No estaba dispuesta a renunciar a su nuevo matrimonio, así que decidió quedarse. Esperaba que Edmund se pudiera llegar a enamorar de ella algún día. Había renunciado a su trabajo y se quedó como ama de casa a tiempo completo.

Desafortunadamente para Chelsea, nada había cambiado incluso después de tres años.

Mientras la mujer seguía perdida en su mente, la puerta del baño fue abierta con fuerza desde afuera. Ella se tambaleó y sostuvo su peso en el lavabo.

Miró hacia arriba con los ojos llorosos solo para encontrarse con la mirada fría del hombre que entraba. Era su marido, Edmund.

Sus ojos eran tan fríos que incluso podrían llegar a congelar el infierno. El traje negro que llevaba puesto ese día lo hacía parecer más antipático de lo normal. Él se acercó a ella, la sujetó de la barbilla y le preguntó agresivamente: "¿Incitaste al abuelo a presionarme para tener un bebé contigo? Perra, te has vuelto más maquinadora con los años. ¿Qué te hace pensar que quiero que tú seas la madre de mis hijos? ¿Acaso te has vuelto loca?".

Sosteniendo su barbilla aún más fuerte, el hombre agregó furioso: "Me tendiste una trampa, y me obligaste a casarme contigo hace tres años. Y ahora quieres asegurarte de ser parte de esta familia teniendo a mi hijo. ¡Pues sobre mi cadáver!".

El rostro de Chelsea se tornó rojo. Ella se mordió el labio inferior, y respondió: "No lo hice".

"¿Que no lo hiciste? ¿Entonces por qué me está presionando? ¿Y por qué estabas escuchando a escondidas nuestra conversación?", se burló Edmund.

Con un tono entrecortado, él continuó: "Ya que escuchaste lo que estábamos hablando, debes saber lo que siento por ti. Me das asco, Chelsea. No eres digna de tener un hijo conmigo".

Ella apretó los puños con fuerza al escuchar sus fuertes palabras. Sus uñas estuvieron a punto de perforar su piel.

La mujer sabía muy bien que Edmund no la amaba, pero su corazón se rompió en mil pedazos cuando escuchó que no era digna de tener a su hijo.

Durante esos últimos tres años, Chelsea se había estado esforzando al máximo para que su matrimonio funcionara. Chelsea siguió siendo una esposa obediente a pesar de saber su infidelidad.

Durante día y noche, mantuvo la esperanza de que el corazón del hombre algún día se ablandaría por ella. Sin embargo, el corazón de Edmund pasó de ser un iceberg a un pesado plomo. Nada de lo que ella había hecho lo derritió.

"Por favor, sé honesto conmigo. En los últimos años, ¿tú...? ¿En algún momento me has amado, aunque haya sido por tan solo un segundo?".

La voz de Chelsea era baja y lamentablemente. Su cuerpo estaba temblando violentamente, como si estuviera haciendo esa pregunta con toda la fuerza y el coraje que tenía.

Esa pregunta tan repentina envió una emoción inexplicable al corazón de Edmund. Pero tan solo duró una milésima de segundos.

La frialdad que había en sus ojos aumentó. "¿Tú qué crees? No eres tan tonta, ¿verdad? ¡A juzgar por lo que está ocurriendo ahora, deberías poder responder esa pregunta por ti misma!".

El desdén en su respuesta fue como un cuchillo que atravesaba el corazón de Chelsea. Todo el dolor que había estado ocultando desde hace tiempo salió a la superficie en ese momento.

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 Un corazón roto2 Capítulo 2 Quiero el divorcio3 Capítulo 3 Noche inolvidable4 Capítulo 4 El gran ganador5 Capítulo 5 Fiesta de aniversario del Grupo Nelson6 Capítulo 6 La señora Nelson7 Capítulo 7 Beber hasta las tres de la mañana8 Capítulo 8 Un extraño familiar9 Capítulo 9 De vuelta al trabajo10 Capítulo 10 La nueva cita de la exesposa11 Capítulo 11 Un gesto rechazado12 Capítulo 12 El nuevo Chelsea13 Capítulo 13 Percepción incorrecta14 Capítulo 14 Insulto pasado por alto15 Capítulo 15 Un encuentro arreglado16 Capítulo 16 Su primera disculpa17 Capítulo 17 Cambio de opinión repentino18 Capítulo 18 Truco fallido19 Capítulo 19 Ex cuñada20 Capítulo 20 Una fuerte pelea21 Capítulo 21 El defensor del Chelsea22 Capítulo 22 Esfuerzo frustrado23 Capítulo 23 La curiosidad de Edmund24 Capítulo 24 Puedes quedarte con el cambio25 Capítulo 25 Las sospechas de su amigo26 Capítulo 26 Debes tener mucho cuidado27 Capítulo 27 Un impactante descubrimiento28 Capítulo 28 El plan de Edmund29 Capítulo 29 Ausencia inesperada30 Capítulo 30 Supuestos rivales31 Capítulo 31 Gran sorpresa32 Capítulo 32 La discusión sobre la historia33 Capítulo 33 Un accidente automovilístico34 Capítulo 34 Otra sorpresa35 Capítulo 35 Dispuesta a disculparse36 Capítulo 36 Sentencia de muerte37 Capítulo 37 Asalta cunas38 Capítulo 38 Edmund le pidió que se reunieran en la oficina39 Capítulo 39 Presunta seducción40 Capítulo 40 Regreso asombroso41 Capítulo 41 Un extraño impulso protector42 Capítulo 42 No había nada de malo en no amar a alguien43 Capítulo 43 Una desertora44 Capítulo 44 La decisión de Chelsea45 Capítulo 45 Problema resuelto46 Capítulo 46 Regalo indirecto47 Capítulo 47 Reunión para cenar48 Capítulo 48 Un hombre pervertido49 Capítulo 49 Castigo extraño50 Capítulo 50 Accidente pasado51 Capítulo 51 Una conversación seria52 Capítulo 52 El origen del amor de Chelsea53 Capítulo 53 La venganza54 Capítulo 54 La modificación del guion55 Capítulo 55 La indecisión de Edmund56 Capítulo 56 El secretito de Fay57 Capítulo 57 Diane se enfurece58 Capítulo 58 Relájate59 Capítulo 59 Advertencia severa60 Capítulo 60 Elogiada por Edmund61 Capítulo 61 El plan de Zuri62 Capítulo 62 Un complot contra Chelsea63 Capítulo 63 Salivando con una foto64 Capítulo 64 Un fuerte rival65 Capítulo 65 Posesiones invaluables66 Capítulo 66 Escándalo de homosexualidad67 Capítulo 67 No había cambiado nada68 Capítulo 68 Te quiero de vuelta69 Capítulo 69 Jamás serás tú70 Capítulo 70 Acoso71 Capítulo 71 El plan de Diane72 Capítulo 72 Llama a la policía73 Capítulo 73 No se atrevió a enfrentar a Chelsea74 Capítulo 74 Edmund ya había tomado medidas75 Capítulo 75 Están despedidos.76 Capítulo 76 Rogando misericordia77 Capítulo 77 Tú eres su cómplice78 Capítulo 78 Una cita sorpresa79 Capítulo 79 Ardería de rabia80 Capítulo 80 No compartían los mismos valores81 Capítulo 81 Una necesidad muy necesaria82 Capítulo 82 Un nuevo comienzo83 Capítulo 83 Un repentino cambio de planes84 Capítulo 84 Purple, la guionista85 Capítulo 85 Una escena extremadamente vergonzosa86 Capítulo 86 La sensibilidad de Luka87 Capítulo 87 Celos a fuego lento88 Capítulo 88 ¡Diane sería la actriz perfecta para el papel!89 Capítulo 89 Ego magullado90 Capítulo 90 Un abuelo astuto91 Capítulo 91 El debate entre Ethan y Edmund92 Capítulo 92 Chelsea es una extraña93 Capítulo 93 Brujas perversas94 Capítulo 94 Chelsea está en peligro95 Capítulo 95 La negación de la exesposa96 Capítulo 96 Desmayo97 Capítulo 97 Él jamás la entendió98 Capítulo 98 Podía exasperar a las mujeres con una palabra99 Capítulo 99 Unos días en casa de Fay100 Capítulo 100 La historia de Fay