icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 4
Tenemos que divorciarnos
Palabras:751    |    Actualizado en:06/12/2022

Darren profundizó el ceño en su frente y la miró con incredulidad. No podía dar crédito a lo que acababa de escuchar.

Justo entonces, Elora intervino: "¿Divorciarse? Gracias a Dios, por fin muestras algo de cordura. Adelante, divórciense de una buena vez. La única razón por la que se casaron fue porque Pierce así lo quiso y fue su último deseo... Ni siquiera sé por qué le agradaste tanto en primer lugar... Solo mírate, por Dios... No mereces ser parte de la familia Sampson, solo nos has traído mala suerte y desgracias... Hace tiempo que su matrimonio debió disolverse, pero tuvo que haber sido Darren quien te pidiera el divorcio... ¿Cómo te atreves a pedírselo tú, ah? ¡Cuánta insolencia!".

Enseguida, Claire frunció los labios en una mueca y se quejó.

La razón por la que ella se había casado con Darren fue porque Pierce Sampson se lo pidió antes de morir. La cosa fue que Darren nunca sintió simpatía por ella y el matrimonio fue un mero compromiso para honrar la memoria de su padre.

Indignada, Claire se dio media vuelta y se fue, temiendo perder la razón si se quedaba un segundo más en esa habitación.

Nadie la detuvo y a sus espaldas escuchó los improperios de Elora mientras se alejaba.

El camino a la salida se le hizo eterno y las piernas se le entumecieron, pero siguió firme porque no quería mostrarse débil delante de ellos.

Cuando finalmente salió del hospital, ya no pudo contener las lágrimas.

Le tomó tres años darse cuenta del tamaño de su error.

Ahora lamentaba profundamente haber dedicado tanto tiempo a intentar ganarse el corazón de Darren.

Una ráfaga de viento helado chocó contra su cuerpo, haciéndola estremecer.

La herida en su brazo punzó de repente, pero no fue nada comparado con el dolor que atormentaba a su corazón.

Claire se sintió mareada y su visión se volvió borrosa. Con la mano temblorosa sacó su celular y marcó un número.

"Me voy a divorciar", dijo.

Su voz se quebró mientras hablaba y poco después empezó a sollozar.

No alcanzó a escuchar la respuesta del otro lado de la línea porque de pronto su cabeza empezó a dar vueltas y se desmayó.

Minutos después, el estruendo de un motor reverberó en el aire cuando un helicóptero aterrizó a varios metros de Claire.

La puerta se abrió de golpe y un hombre salió corriendo en su dirección. Preocupado, el hombre la sostuvo entre sus brazos y la miró con pesar.

"Mi pequeña tonta, por fin decides regresar".

Momentos después el helicóptero se alejó zumbando y el silencio reinó de nuevo.

——-

Mientras tanto, en la habitación, Elora siguió despotricando en contra de su nuera. "¿Cómo se atreve esa perra a pedir el divorcio? Cualquiera mataría por ser una Sampson, ¿quién se cree que es? ¡La arrogancia de esa mujer! ¡Dios, la odio!".

"¿Ya terminaste?", preguntó Darren, mirándola fijamente.

Ofendida por su pregunta, Elora cruzó los brazos sobre el pecho y volvió la cabeza con frialdad.

"Blanca, lleva a mamá de regreso a casa. Es obvio que necesita descansar", dijo con frialdad.

"Está bien".

Enseguida, ella se levantó y agarró su cartera para irse con su madre.

Segundos después, solo quedaron él y Ximena en la habitación.

Ella estaba recostada en la cama con la cabeza gacha y los labios presionados.

"¿Por qué mentiste?", preguntó el hombre.

Ximena lo miró y las lágrimas descendieron por sus mejillas.

"Temía que me dejaras si... Olvídalo... No quería decepcionarte... Tenía tanto miedo que no sabía que hacer... Sabes que quiero ser una actriz reconocida, no puedo permitirme ir a la cárcel... Esto podría terminar con mi carrera".

Con una mirada lastimera, estiró la mano y sostuvo la manga de Darren. "Confía en mí... En ese momento no estaba en mis cabales... Quería morir pero no podía suicidarme porque estoy embarazada... de ti. Si no quieres a esta criatura, lo entiendo, puedo alejarme si así lo deseas y criar al niño sola".

"¡Basta!", gruñó Darren.

Consternada, Ximena retrocedió y sus labios temblaron. La mirada gélida de Darren la congeló por completo.

Lo cierto era que nunca habían tenido sexo esa noche y ella temía que él pudiera descubrir la verdad, por eso bajó la mirada en el acto.

Darren solo cerró los ojos y dejó escapar un profundo suspiro.

"Aquella noche estaba demasiado ebrio... No recuerdo lo que pasó, pero descuida, asumiré mi responsabilidad. Ahora mismo tengo cosas que atender. Tú solo descansa".

Con eso, Darren la soltó y se fue.

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 Culpas ajenas2 Capítulo 2 Sacrificio3 Capítulo 3 Intento de suicidio4 Capítulo 4 Tenemos que divorciarnos5 Capítulo 5 Hoy es su aniversario6 Capítulo 6 El pasado quedó atrás7 Capítulo 7 Acuerdo de divorcio8 Capítulo 8 Lágrima de Mar9 Capítulo 9 Es mejor que se vayan10 Capítulo 10 Falso11 Capítulo 11 Humillación12 Capítulo 12 Una aventura con un anciano13 Capítulo 13 La heredera14 Capítulo 14 No estamos hechos el uno para el otro15 Capítulo 15 Solo quieren jugar contigo16 Capítulo 16 Estuvo bebiendo17 Capítulo 17 Preguntas18 Capítulo 18 Se lo merece19 Capítulo 19 El tema del momento20 Capítulo 20 No es asunto tuyo21 Capítulo 21 Contraataque22 Capítulo 22 En el ojo de la tormenta23 Capítulo 23 Conferencia de prensa24 Capítulo 24 Un encuentro en el centro comercial25 Capítulo 25 La puja por el vestido26 Capítulo 26 : Hacer gala de sus habilidades interpretativas27 Capítulo 27 Yo te abandoné28 Capítulo 28 La mujer más importante en mi vida29 Capítulo 29 La mala de la película.30 Capítulo 30 La hermosa Claire31 Capítulo 31 El turbulento mundo del espectáculo32 Capítulo 32 El plan de Ximena33 Capítulo 33 Les deseo lo mejor34 Capítulo 34 Me las va a pagar35 Capítulo 35 El brazalete36 Capítulo 36 Nadie puede detenerla37 Capítulo 37 Evidencia38 Capítulo 38 Solo quedan las cenizas39 Capítulo 39 La fotografía rota40 Capítulo 40 Plan a futuro41 Capítulo 41 Inversión en la industria cinematográfica42 Capítulo 42 Una mala pasada43 Capítulo 43 La carta44 Capítulo 44 Hogar45 Capítulo 45 La amante de un millonario46 Capítulo 46 Actuación47 Capítulo 47 El secreto48 Capítulo 48 Necesito hablar contigo49 Capítulo 49 Irrazonable50 Capítulo 50 Culpa51 Capítulo 51 Una escena importante52 Capítulo 52 Ojo por ojo53 Capítulo 53 La opinión pública54 Capítulo 54 Comunicado oficial55 Capítulo 55 Nuevas piezas del rompecabezas56 Capítulo 56 El chivo expiatorio57 Capítulo 57 La cita58 Capítulo 58 El almuerzo revelador59 Capítulo 59 Un afamado pianista60 Capítulo 60 Amor a primera vista61 Capítulo 61 Necesita una luz62 Capítulo 62 Limpiar pisos y lavar platos63 Capítulo 63 Una apuesta64 Capítulo 64 Disculpas públicas65 Capítulo 65 Informes sobre Cecil66 Capítulo 66 El concierto67 Capítulo 67 Repertorio improvisado68 Capítulo 68 Confesión69 Capítulo 69 Perder el control70 Capítulo 70 Consentimiento de su mejor amiga71 Capítulo 71 Demasiado ociosa72 Capítulo 72 Escenas nuevas73 Capítulo 73 Relegada74 Capítulo 74 Conspiración75 Capítulo 75 Un día oscuro76 Capítulo 76 Accidente automovilístico77 Capítulo 77 El accidente premeditado78 Capítulo 78 Una verdadera coincidencia79 Capítulo 79 El salvador80 Capítulo 80 Límites a su rencor81 Capítulo 81 No moriré antes que tú82 Capítulo 82 Mentiras83 Capítulo 83 Una verdad a medias84 Capítulo 84 La oscura verdad85 Capítulo 85 Un hombre compasivo86 Capítulo 86 El veredicto87 Capítulo 87 Sorpresa88 Capítulo 88 Un pequeño planeta89 Capítulo 89 Comida familiar90 Capítulo 90 Una visita a su difunta madre91 Capítulo 91 El secreto de Darren92 Capítulo 92 Su primer amor93 Capítulo 93 El final de la filmación94 Capítulo 94 Reencuentro en el instituto95 Capítulo 95 Compañeros de instituto96 Capítulo 96 La misma mujer97 Capítulo 97 Una mujer feroz98 Capítulo 98 La confrontación99 Capítulo 99 Me las vas a pagar100 Capítulo 100 Amenaza