icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
5.0
calificaciones
81.4K
Vistas
34
Capítulo

Arthur: Leah… tú y yo ya estamos casados… Leah: ¿Qué?, pero… ¿Cómo?, en ese momento me vino un recuerdo…El contrato…Ese papel con tu nombre al lado… Arthur: Si Leah, eso era un acta de matrimonio, le ordené a Ruth que lo colocará en el contrato sin que te dieras cuenta y lo firmaras… tú eres mi esposa…Solo que no encontré el momento adecuado para decírtelo, cada día se hacía más difícil tenía miedo de perderte. Leah: ¡Acaso te volviste loco!, ¿Cómo te atreves?, ¿Cómo pudiste? Y dices que me amas…Eso no es amor Me has manipulado todo este tiempo, te abrí mi corazón y te conté toda mi vida, cuando tú ya la sabias y hasta más que yo… No puedo perdonarte…

Capítulo 1 El Ascenso

Desde las 4:30 a.m. estaba despierta metida en el closet tratando de escoger mi atuendo para ese día tan especial, al recibir la noticia la tarde del día anterior la emoción se apodero de todo mi ser como hacía mucho tiempo no lo hacía, inmediatamente marqué el número telefónico de mi ángel, mi mejor amiga para que me acompañara al centro comercial a renovar mi guardarropa.

- ¡Mía lo he conseguido!

- ¡Excelente amiga! nunca dude en que lo harías, ¡felicitaciones, esto hay que celebrarlo!

- ¡Síiii! estoy tan feliz, todo mi esfuerzo por fin se ha visto recompensado, por fin siento que algo en mi vida comienza a salirme bien...bueno te llamaba para que me acompañes al centro comercial a ir de compras, necesito un guardarropa nuevo acorde a mi nombramiento como Gerente General de Negocios Internacionales

- ¡Wow! hasta suena importante, de acuerdo nos vemos en el centro comercial a las 4:30 p.m. y luego a celebrar.

- ¡Eh bueno! tal vez podríamos dejar la celebración para el fin de semana, en mi primer día no quiero llegar con resaca, ademas mañana es mi primer encuentro con el presidente de la empresa, nos vemos a las 4:30 entonces, te quiero.

Luego de mi recuperación, decidí con la ayuda de Mía rehacer mi vida y culminé mis estudios en Comercios Internacionales y realicé estudios de idiomas logrando hablar perfectamente 5 idiomas (Ingles, Francés, Italiano, Ruso y Japones), dedique todo mi esfuerzo a prepararme profesionalmente, luego de graduarme con 32 años busque realizar mis pasantias en la empresa mas prestigiosa de Montreal, Industrias Dubois, si iba a levantarme de tanta tragedia debía hacerlo a lo grande y con ambición.

-HACE TRES AÑOS-

Ingresé a Industrias Dubois como pasante de comercio internacional pero típico, subestiman a los recién graduados y creo que mas a mi, puesto que no creían que con 32 años apenas me había recibido de mi licenciatura creían que no era capaz y me colocaron como recepcionista de la empresa lo acepte de mala gana puesto que sabia que estaba perfectamente preparada para trabajar en el departamento de negocios internacionales y para ese tiempo ya hablaba dos idiomas (francés e Ingles). Poco a poco me abrí paso dentro de la empresa mientras seguía preparándome para seguir escalando, mi ambición de superación era muy grande. La jefa de Recursos Humanos, una mujer de cuarenta y tres años llevaba trabajando para los Dubois hacia mas de veinte años, se había dado cuenta de mi trabajo y me esfuerzo cada día, era una mujer inteligente y me propuso rotar cada 6 meses por los departamentos que yo quisiera y así lo hice estuve en el departamento de finanzas, administración, gestión organizacional, gerencia y legal y finalmente llegue a trabajar en el departamento que yo quería el de Gerencia de Negocios Internacionales, ya me había metido en el bolsillo a la Sra. Ruth (Gerente de Recursos Humanos), ya que había hecho, modestia aparte un excelente trabajo en cada una de las gerencias y todos los jefes me amaban, cada vez que necesitaban suplir a un empleado el primer nombre que salia a relucir era el mio puesto que ya conocía el trabajo de la mayoría de las areas lo que me dió un gran impulso dentro de la gran compañía.

Después de trabajar 6 meses en la Gerencia de Negocios Internacionales como secretaria suplente le supliqué a mi supervisor el Sr. Moore un hombre de cincuenta y tantos al que le gustaba conquistar jovencitas veinteañeras prometiendoles cargos altos dentro de la empresa para lograr sus propósitos, por suerte yo ya tenia 34 años y no era de su gusto físico, que quería quedarme en esa Gerencia puesto que había estudiado esa rama de estudios y lo anhelaba desde que entre a trabajar allí, aceptó encantado, de hecho fue mas allá tenia pensado retirarse, se sentía cansado y sin pensarlo dos veces propuso mi nombre para ocupar su cargo de Supervisor Asistente de la Gerencia, como ya sabía el trabajo, el Gerente General de Negocios Internacionales Thomas Dubois un hombre estricto pero amable miembro de la familia Dubois me enseñó todo referente al negocio, yo había conseguido su confianza por completo y luego de diez meses el Sr. Thomas me informó que había tomado la decisión de retirarse ya tenia muchos años trabajando desde que fundo Industrias Dubois y su esposa estaba enferma y quería estar con ella el mayor tiempo posible, el Sr. Thomas era el único en la empresa que sabía todas mis tragedias era mas que un amigo… era un padre, él me propuso ser la nueva Gerente General de Negocios Internacionales de Industrias Dubois a lo que yo acepte encantada, era la primera vez que alguien joven aparte del presidente y sobrino se hacia cargo de una de las Gerencias y ya estaba decidido, muy agradecida acepté el reto.

Seguir leyendo

Quizás también le guste

Otros libros de mhgeraldinehernandez

Ver más
Capítulo
Leer ahora
Descargar libro