back
Instalar App
icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
El bebé del millonario

El bebé del millonario

Mainvillage

5.0
calificaciones
43.1K
Vistas
93
Capítulo

Mily tiene claras tres cosas, la primera: está embarazada y entre los probables padres están cuatro de los hombres más importantes hombres de su vida: * Octavio: su amor prohibido de toda la vida. * Maximiliano: el mejor hombre con el que ha estado. * Drake: su ex e íntimo amigo. * Leopoldo: el joven con el cual suele pasar el tiempo. La segunda cosa es que lleva en su útero al bebé de un millonario y la tercera es que los próximos nueve meses (o dieciocho años) de su vida serán una locura.

Capítulo 1
Voy a ser mamá

Dicen que la que es puta... vuelve.

A ver, yo solo no sé dejar ir y me gusta el sexo así que según la premisa y las estadísticas soy putísima. Esta revolución del internet no ha sido del todo mala, me ha dado una carrera, un negocio exitoso e independencia económica. El 98 % de mis ventas se hacen en línea, a través de mi cuenta de Instagram o las revistas del corazón que tienen esa obsesión por saber quién es el tóxico del mes. Pues nada, pueden tranquilizarse, es oficial que les he dejado a todos.

Hay cuatro hombres en mi vida, Octavio, Maximiliano, Drake y Leopoldo.

Octavio es el medio hermano de mi tía y es el amor prohibido de mi vida y entres sus características principales de toxicidad es que es mucho mayor que yo, está casado con otra mujer y ha encontrado dos mil formas diferentes de lastimarme, pero le quiero, es el primer hombre del que me enamoré y al que por alguna razón no estoy lista para dejar ir. Solo que oficial y extraoficialmente nuestra relación no es sostenible.

El segundo hombre en mi vida es Maximiliano. Max es un político inigualable, hijo de una familia rica en petróleo y oro, además es un empresario espectacular y el hombre más guapo de la vida. Con sus ojos verdes, su sonrisa de anuncio, el cabello rubio y el cuerpo bien trabajado. Es perfecto de muchas maneras y me enseñó que el amor puede ser mejor de lo que me imaginé. Que el amor incluye respeto, admiración compañerismo y mucho trabajo. Lo que pasa es que su carrera siempre va primero y eso no solo arruinó nuestro noviazgo, sino nuestro compromiso, casarme con él hubiese sido casarme con su carrera, por ende, con el pueblo de Mainvillage.

Drake es la persona que me hizo sentir que había encontrado al amor de mi vida, testarudo, romántico, divertido, despreocupado, se sentía como mi igual y mi porrista, pero también valora más al hockey que a ninguna cosa. Ser la novia de un deportista de alto rendimiento es agotador; hay partidos, prensa y si pierden tienes la culpa, pero son los golpes, las derrotas, las tristezas que marcan realmente a la persona con la que tienes una relación.

Finalmente, tenemos que hablar de Leopoldo, es mi mejor amigo, mi socio, mi compañero en crimen y el hombre con el cual de vez en cuando paso un buen rato nos solo comprando. Si no aliviándonos los males de amor, que el sexo se nos da bien y no perdemos la amistad, se fortalece, si a él no le gustara ser gay el 89 % del tiempo y no estuviese enamorado perdidamente de Philip, podríamos ser felices, la pareja del siglo. Porque, Leopoldo o tiene todo, físicamente con esas características filipinas, un poco morenos, ojos rasgados, alto, delgado y ama la moda ¿Qué más necesito?

Las cosas son como son, y yo no tengo que elegirlos porque sé una sola cosa, los amo, los amé, pero no son míos, ni lo fueron.

Mis amigas me han pegado el plantón de la vida, así que voy por una de esas copas de vino que son enormes y una botella del mismo tamaño, pido pizza a domicilio y me preparo una tina con todas las sales, aceites y velas. Después de unos minutos, recibo mi orden y me voy al agua, acomodo el teléfono en la tina y busco videos graciosos en YouTube y después de pasar unos cuarenta minutos riendo como loca y atragantándome con la pizza. Decido comenzar a meditar para ver qué voy a hacer con mi vida amores y mi vida en general, veo un video que dice: ¿Quieres saber si tus condones ecológicos son realmente buenos?

El joven inicia comentando que salvar a las ballenas y a las tortugas puede está aumentando la taza de embarazos en Mainvillage. Le escucho un par de segundos antes de salir de mi tina e ir a buscar mi caja de condones, encuentro la que está abierta en el gabinete del baño. Reviso la fecha de caducidad, que está prevista para adentro de seis meses, los abro lentamente y voy para la cocina medio desnuda y medio húmeda. Busco un huevo porque según el tipo del internet tiene una textura similar al semen y lo tiro lo amarro y lo fricciono u entonces aparece el sudor y me quedo en silencio observo como después de unos segundos se convierte en gotas de semen imaginario.

Fui a mi vestidor y me puse lo primero que encontré para ir a la tienda, corro de un lugar a otro hasta que encuentro las llaves del auto, después de una hora ay todas las pruebas que hay en tres farmacias diferentes es positivo.

¡Voy a ser mamá!

Mi mamá. No es que tenga una fobia sexual porque tiene cuatro hijos todos por inseminación natural, con el hombre que ama, su esposo y es una mujer sexualmente activa y saludable. Así que me dio un consejo para prevenir embarazos no deseados y enfermedades, su único consejo para mí fue:

No importa cuanto le ames, usa condón. No el que él diga el que tú hayas inspeccionado y estés 100 % segura de que es de buena calidad.

¿Dios qué tan molesto estás del uno al diez conmigo?

Yo soy la reina de la negación así que me esperé a tener algún síntoma de embarazo y fingí, porque fingir que estoy bien es mi pasión y no... no... nada cambió, sigo embarazada.

Todo tiene un momento evidentemente, sin embargo, cuando uno está fingiendo. Llega un momento en el que peso de las acciones te derrumba, es como si no se pudiera llevar la carga. A mí me ha pasado justo hoy, el día de mi cumpleaños. Para empezar mis papás han invitado a toda la familia, mis mejores amigas, mis tíos, mis hermanos, todo el mundo está aquí, y cómo so no fuese poco, mis hermanos invitaron a Drake y Maximiliano, por lo que los cuatro posibles papás de mis hijos están aquí.

Con todos mis hermanos, padrastros, mis papás adoptivos mirándome complacidos y hablando sobre mi vida siendo fuente de luz, amor y orgullo para todos ellos no puedo más y comienzo a llorar.

Mi madrastra se acerca a preguntar si quiere que finja que hay un incendio y niego con la cabeza. Se queda mirándome y las lágrimas empiezan a salir, parece que no pueden detenerse y lloro desconsoladamente.

El tono de la fiesta ha cambiado y mis papás comienzan a despedir a ala gente a pedirles a mis tíos que se lleven a mis hermanos. No hace falta mucho para que se den cuenta de que es serio y en medio del llanto intento disculparme. Cuando el último de mis hermanos sale, tomo asiento en el suelo e intento tranquilizarme, pero, no puedo dejar de llorar.

Mi mamá me ofrece un vaso con agua y me acaricia la espalda.

—Cariño, por favor habla con nosotros.

—Es terrible, mamá.

—¿Qué es terrible?—preguntó Octavio el cual no ha salido aún.

—No quiero...—Digo antes de entrar en llanto de nuevo.

Vanessa, la esposa de Octavio le toma de la mano y le empuja suavemente, pero él se suelta de su agarre y se acerca de nuevo a mí, me limpia las lágrimas del rostro y me obliga a verle a los ojos.

—¿Qué pasa, Mily? Necesitamos que hables. —Los cuatro hombres están a mi alrededor en busca de consolarme o saber al menos qué pasa. Mi mamá me obliga a tomar un sorbo de agua y Octavio aprovecha para limpiarme el rostro mientras su mujer nos ve furiosa.

—Estaba probando un tutorial de internet. Abrí un condón y me di cuenta de que están malos, me puse paranoica hice pruebas, fingí que no, pero esta mañana fui al doctor y dijo que no es mentira, estoy... estoy encinta —En medio de sollozos. —Toda la caja está rota y estoy encinta—repetí.

Mi papá toma asiento y mi mamá comparte una mirada con él para advertirle que no es el momento de darme uno de sus discursos enormes llenos de: "te lo dije". Después de un largo silencio, Drake me toma de las manos y dice:

—Eso no es un inconveniente muñequita. Tendrás un bebé, eso es genial; aprenderá deportes y será el bebé más lindo de la historia.

—¡¡¡Drake!!! ¿Eres tan estúpido de creer que eres el único posible papá de ese bebé?—comentó Vanesa. —Tienes que hacerte la prueba de paternidad Milena, porque si es de mi marido te doy dos opciones; dejas Mainvillage o lo interrumpes. Una cosa es que disfrutes de la parte divertida de mi matrimonio y otra es que seas tan estúpida y descuidada como para parirle un hijo, eso no va a pasar

—Un bebé nunca es malo, digo... —Intentó explicar Leopoldo.

—Ustedes dos salgan, no tienen nada que hacer aquí. Ese bebé no es tuyo—Dijo Max—Milena necesita resolver un embarazo, no un aborto. Independientemente, aquí hay tres hombres dispuestos a hacerse cargo. Ve a vivir en tu vida de fantasía Vanesa, que en lugar de pedir un aborto deberías estar pidiendo un divorcio. Ten un poco de dignidad por una vez en la vida.

Después de sacar a Vanesa y Octavio del apartamento, Max fue al minibar y bebió un poco de Whisky. La casa se quedó en silencio y mis papás tomaron asiento, así como los cuatro prospectos de padres.

Descargar libro