back
Instalar App
icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
La Guardián, la Aventura Continua

La Guardián, la Aventura Continua

OSIRIS2775

4.9
calificaciones
41K
Vistas
63
Capítulo

esta es la tercer entrega de la saga La Guardian. los problemas en la Vida de Angel no paran y tampoco en la base militar en donde vive; la vida sigue y con ello el amor que se tienen Angel y El Coronel Alexander Stuart también crece. esta es la continuacion de las aventuras de Ängel, una chica muy especial y del Coronel Alexander Stuart, quienes solo puiedes esperar para poder llevar su amor hasta el final, con la aprobacion de toda la familia ya que saben perfectamente que solo el puede proteger a Ángel quien a demostrado ser tan dura como el acero y tan fragil como el cristal.

Capítulo 1
Prólogo

-Bienvenida a su oasis Alteza, “El Palacio de Jazmín”, su Majestad el Rey y su Alteza el príncipe desean verla para la cena esta noche y esperan pueda recibirlos.

-Claro, comunique a su Majestad y a su Alteza que estaré esperándolos, por favor Anuar que preparen todo para esta noche.

-Así lo hare Alteza

Como era de esperar, Ángel tenia a su disposición toda la ropa al tipo árabe que se le hiciera mientras estuvó en Ajman y fue llevada a esa mansión.

Y tras darse un baño perfumado y vestirse con un hermoso Sari enjoyado se reunió con todos a esperar la llegada del rey y de su hijo el príncipe heredero.

-Bienvenidos Majestad, Alteza.

-Gracias por recibirnos, debes estar agotada por el viaje y el cambio de horario.- dijo el príncipe.

-No se preocupen por favor.

-Estoy algo consternado por esas noticias sobre tu relación con tú consorte.- dijo el rey

-Señor, no debe hacer caso a eso, él que escribió todo eso mintió y lo he demostrado, ahora mis abogados lo tienen demandado.

-Aquí lo habríamos castigado tras probar las mentiras.- dijo el príncipe

-Él va a ser castigado Alteza, siempre hay formas, pero yo no puedo verme inmiscuida, ya demasiada mala fama me dio ese hombre con sus injurias y sus infamias.

-Entiendo, entonces todo está bien hija mía?.

-Así es majestad.

-Te gusta la casa, la compre para ti y los tuyos así estarán más cómodos que en el palacio. Lo llame “El palacio de jazmín”.

-Es muy bella, gracias y me gusta el nombre, no debió molestarse majestad.

-No es molestia, mi hija está casada con un extranjero pero es una dama real y como tal debe ser tratada.

-Gracias majestad.

Descargar libro