back
Instalar App
icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
El Engaño: Ex marido Vuelve Conmigo

El Engaño: Ex marido Vuelve Conmigo

Zhaoyuan

4.8
calificaciones
2.7M
Vistas
360
Capítulo

La noche antes de su boda, Windy fue testigo de cómo Shawn la engañaba con su hermana. Ella era muy consciente del hecho de que Shawn solo tenía ojos para su hermana, pero había sido un accidente. Shawn había confundido a Carol con Windy y se había enamorado de ella inesperadamente. Esta relación engañosa había durado dos años, lo que significó mucho tiempo para Windy. No podía dejar que durara toda la vida, por lo tanto, sin importar cuán cruel era Shawn con ella, ¡insistió en casarse con él! Sin embargo, su indiferencia la obligó a rendirse y abandonar su mundo, pero cinco años después, decidió volver e hizo un regreso triunfal.

Capítulo 1
Preludio

Ya estaba oscureciendo, y en la villa de dos pisos, ubicada en los suburbios del oeste, se podían ver encendidas las luces de una sola habitación.

Tres días habían transcurrido desde que Shawn Yu encerró a Windy Fu en la habitación.

"¡Por favor, detente!", imploró ella, ahogándose en sollozos. Realmente sentía como si estuviese muriendo, jamás se imaginó que Shawn pudiese tratarla de esa manera. Él la había violado en repetidas ocasiones, sin importarle en lo más mínimo si ella vivía o si moría.

La mujer le repitió muchas veces que se detuviera, solo por el bien de su hijo. ¡De no haber sido por su bebé, a ella no le habría importado morir!

La mujer se había llenado de odio puro hacia el hombre que tenía frente a ella en ese momento. El hombre se hacía de oídos sordos ante todas sus súplicas y, simplemente, la miraba con frialdad.

"¡Te mereces todo esto! Aunque te advertí en miles de oportunidades que no le hicieras daño a tu hermana, tú me ignoraste. ¿En serio crees que iba a quedarme sin hacer nada?", dijo él, con una sonrisa diabólica.

Al escucharlo, Windy sacudió la cabeza, mientras las lágrimas corrían por sus mejillas. "Yo no... Yo no la lastimé, de verdad", dijo ella, sollozando.

Sin embargo, Shawn no le creyó en lo absoluto, y espetó: "¿Cómo puedes ser tan caradura como para defenderte? Si tú no la lastimaste, entonces, ¿cómo es que abortó?".

"Te estoy diciendo la verdad, yo no lo sé", dijo ella, mirándolo desesperada, esperando que él pudiera creerle. Sin embargo, estaba consciente de que, por más que le explicara una y mil veces, era inútil, puesto que, él jamás la dejaría libre.

Aquel hombre no tenía ningún tipo de sentimiento hacia ella. Él había dicho que no le gustaban los niños, y que no quería tenerlos, pero eso lo dijo solo por ella, ya que, estaba muy interesado en el embarazo de su hermana. Ahora que el hijo de su hermana se había muerto, él estaba completamente desconsolado. De hecho, la estaba torturando hasta poder obtener alguna explicación de la muerte de ese bebé.

Windy estaba completamente llena de desesperación. No obstante, ella seguía amando a ese hombre frío y despiadado, pese a saber muy bien que él amaba a alguien más y que no había espacio para ella en su corazón. ¡Mientras más se enamoraba de él, mucho peor sería para ella al final!

Por más que lo intentara, era incapaz de ganarse su confianza.

Las gotas de sudor corrían por la frente de Shawn. Su expresión era absolutamente feroz, y su brutalidad estaba totalmente fuera de control.

"¡Ah! ¡Por favor, no lo hagas! ¡Me duele mucho!", chilló Windy, con una expresión de dolor en su rostro. Entonces, se cubrió el vientre con las manos, de manera inconsciente, y pudo sentir cómo la vida se escapaba lentamente de su cuerpo.

Sin embargo, Shawn se burló de ella, ignorando sus gritos desgarradores. Parecía estar decidido a torturarla hasta que estuviese muerta.

Durante sus tres días allí, la mujer se había desmayado en incontables oportunidades, debido a que era incapaz de soportar aquel abuso.

Para su desgracia, él seguía sin dejarla ir y, además, la besaba en los labios. Primero, parecía muy tierno pero, al segundo siguiente, podía saborear la sangre en su boca, y sus labios se tornaban rojos.

En un momento, los ojos de Windy se abrieron de golpe, y pensó que podría morir de inmediato, debido al dolor.

"¡Shawn! ¡Por favor, déjame ir, a mí y a nuestro bebé!".

Pese a ya no tener ningún tipo de esperanza, ella imploró una última vez, pues, temía que su hijo pudiese morir. Ella no le había contado nada a ese hombre acerca del niño y, en ese instante, lamentaba no haberlo hecho. ¡Puede que, de haberlo sabido, él no habría sido tan cruel con ella!

Y quizás no hubiesen llegado nunca hasta ese punto en el que se encontraban.

'¿Bebé?'. De repente, Shawn dejó de moverse.

Se sentía aturdido y confundido. ¿Cómo era posible que ella pudiese estar embarazada? ¿Realmente lo estaba?

"¡Ay!". Eso fue lo último que recordó Windy antes de desmayarse una vez más. No obstante, ella pudo sentir con claridad el incesante dolor, y cómo su corazón y su cuerpo entero sangraban.

"¡Windy!", exclamó Shawn, frunciendo el ceño.

Luego, al mirar hacia abajo, pudo ver que había un charco de sangre. Entonces, el miedo llegó a él, de manera inconsciente. No podía entender por qué sentía aquella punzada.

Debido a la escena que estaba presenciando frente a él, pudo confirmar que Windy sí estaba realmente embarazada.

Al caer en cuenta de esa realidad, algo más se le ocurrió a Shawn. Si esa mujer estaba verdaderamente embarazada, ¿de quién era el bebé?

Al instante, Shawn abofeteó a Windy con fuerza, intentando despertarla. Y exigió: "¡Despierta ya! Dime de una vez, ¿de quién es ese hijo?".

Descargar libro