icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Capítulo 5
Ir a casa con él
Palabras:639    |    Actualizado en:09/10/2022

Una vez que los tres se marcharon, Martin se puso de pie y caminó lentamente hacia Rebecca apoyándose en un bastón. "¿Nos podemos ir ya? Visitemos a Yosef".

Respirando profundo, la chica también se levantó, sintiéndose como un alma en pena. En vista que de las cosas ya no dependían de ella, apretó los dientes y comenzó a caminar, sin darse cuenta de que el bastón de Martin estaba atravesado en su camino. Al tropezar se fue de boca directo al suelo, encontrando su cara presionando contra la entrepierna del hombre.

"¡Guau! ¡Eres toda una entusiasta!", exclamó él entre risas. "¿Estás pensando en darme un poco de amor? No te preocupes, creo que estarás satisfecha con mi armamento", añadió, insinuando algo. "Puede que mis ojos no funcionen, pero estoy perfectamente bien ahí abajo".

Sonrojada, la pobre Rebecca entró en pánico, por lo que se levantó de un brinco y salió corriendo de la habitación. Estando afuera se palpó las mejillas para descubrir que estaban tan calientes que parecía que tenía fiebre.

A propósito, daba la impresión de que la única que se sentía avergonzada era ella, ya que para Martin todo era muy normal. De hecho, no había hablado más sino hasta después de subirse al auto. "Mi gente ha averiguado el paradero de Yosef. Está en Kaiser Century, en la Calle de Myron, 107. ¿Sabes dónde queda eso?".

Asintiendo, la chica pronto recordó que Martin no podía ver, así que contestó de inmediato: "Sí".

Ese era el apartamento que compartía con Yosef. Se habían mudado a ese lugar cuando se casaron, y solo visitaban la casa de la familia Swain ocasionalmente.

"Está bien, vayamos para allá".

Se trataba de un hogar bastante grande que tenía acceso directo por ascensor, y como la huella dactilar de Rebecca no se había borrado de la cerradura biométrica, subió en compañía de Martin y sus guardaespaldas. Al llegar al piso 36, escucharon la voz de una mujer, que decía: "¡Ay! Es enorme... Oh, pero se siente tan bien... Dame más... más duro...".

Por supuesto, Rebecca se puso rígida, y apenas echó un vistazo a través de la rendija de la puerta, vio a una pareja desnuda en el sofá de la sala.

¡Su mejor amiga, Paige Potter, saltaba encima de Yosef gimiendo sin parar! El cuerpo de la joven se retorcía con una dulce y lujuriosa agonía.

"Oh, nena, estás apretadita", dijo Yosef agarrándola por la cintura mientras la penetraba. Junto con sus gritos y gemidos, el sonido húmedo de las nalgas de la mujer golpeando los muslos del hombre llenaba la habitación, cosa que parecía volverlos locos de placer.

"¡Eres una puta!".

"¡Ahh! ¡Yosef!", gritó Paige. "Desacelera... ¡Me estás volviendo loca! ¡Sí, soy una puta! ¿No te gusta? ¿Prefieres que sea tímida e inocente como Rebecca? Oh, sí... ¡Dame duro, Yosef!".

"Por favor, tener sexo con Rebecca es como cogerse un cadáver. Ella no me excita como tú, cariño. Tú me gustas más. Oh, estás divina".

Al oír ese intercambio, Rebecca sintió un hormigueo en el cuero cabelludo, al tiempo que emociones encontradas arrasaban todo su interior.

En ese momento, una voz le susurró al oído: "Creo que está equivocado".

Sobresaltada, Rebecca estuvo a punto de gritar, pero se tapó la boca a tiempo.

Había olvidado que Martin estaba justo a su lado.

"Si una mujer no responde cuando tiene sexo con él, entonces él es el problema", agregó Martin, mientras la pareja en el sofá se volvía más ruidosa.

"Ah... ¡Voy a acabar!".

"¡Sí! Acábame adentro, Yosef. ¡Dámelo todo!".

Acto seguido, el chico tembló durante unos segundos, antes de finalmente calmarse.

Agotado, Yosef se separó lentamente de Paige y observó cómo algunos de sus fluidos salían de ella. Luego, agarró unas toallitas húmedas de la caja que estaba sobre la mesa para limpiarse, y las tiró casualmente a la basura.

Obtenga su bonus en la App

Abrir
1 Capítulo 1 Intento de asesinato2 Capítulo 2 Pasión en el auto3 Capítulo 3 El consejo de su mamá4 Capítulo 4 Quiero saber si sigues siendo virgen5 Capítulo 5 Ir a casa con él6 Capítulo 6 Inténtalo7 Capítulo 7 Obviamente parcial8 Capítulo 8 Perfume9 Capítulo 9 Ve a casa con él10 Capítulo 10 Viviendo juntos11 Capítulo 11 Calumnias12 Capítulo 12 Escuchar a escondidas13 Capítulo 13 Accidente14 Capítulo 14 Una sensación extraña15 Capítulo 15 La casa de los Stevenson16 Capítulo 16 Vámonos de aquí17 Capítulo 17 Rebecca estaba sola18 Capítulo 18 Acuéstate conmigo19 Capítulo 19 Ese tipo es despiadado20 Capítulo 20 Nos vamos a casar21 Capítulo 21 Una chica interesante22 Capítulo 22 Demasiado avergonzada23 Capítulo 23 Un buen trato24 Capítulo 24 Sígueme la corriente25 Capítulo 25 ¿Dije algo malo 26 Capítulo 26 La sensación de opresión27 Capítulo 27 Un cuñado con malas intenciones28 Capítulo 28 No tientes tu suerte29 Capítulo 29 Qué estaban buscando30 Capítulo 30 Siempre me has deseado el mal31 Capítulo 31 Vámonos a casa32 Capítulo 32 El acta de matrimonio33 Capítulo 33 Quedar embarazada lo antes posible34 Capítulo 34 Aprovecha la oportunidad35 Capítulo 35 Su primera vez36 Capítulo 36 Un beso37 Capítulo 37 Estar preparada lo más rápido posible38 Capítulo 38 Calumnias39 Capítulo 39 Arruinar su reputación40 Capítulo 40 Contraataque41 Capítulo 41 Tu tiempo libre42 Capítulo 42 Las cámaras de vigilancia en la oficina43 Capítulo 43 Por qué te ayudaría44 Capítulo 44 Coqueteando y huyendo45 Capítulo 45 Deseo innegable46 Capítulo 46 Maldiciones47 Capítulo 47 Provocación48 Capítulo 48 Notificación emergente49 Capítulo 49 Preguntar lo que quería en realidad50 Capítulo 50 Qué están haciendo51 Capítulo 51 Quién era esa mujer52 Capítulo 52 Más poderoso de lo que pensaba53 Capítulo 53 Las imágenes fueron manipuladas54 Capítulo 54 Dejarla ir por ahora55 Capítulo 55 Conoce a Bagot56 Capítulo 56 El abuelo de Martin57 Capítulo 57 Familia complicada58 Capítulo 58 La ceguera se puede heredar59 Capítulo 59 Espía desconocido60 Capítulo 60 El control de su familia61 Capítulo 61 Cambio de planes62 Capítulo 62 Arcadas63 Capítulo 63 El bebé no es suyo64 Capítulo 64 No puedo divorciarme de él65 Capítulo 65 Ridículo66 Capítulo 66 La única opción67 Capítulo 67 Ella me dio una pastilla68 Capítulo 68 Los efectos de la droga69 Capítulo 69 Por favor, ayúdame70 Capítulo 70 Embarazada de verdad71 Capítulo 71 Noticia impactante72 Capítulo 72 Armar una escena73 Capítulo 73 Un as bajo la manga74 Capítulo 74 Estás herido75 Capítulo 75 Quedarse con el bebé o no76 Capítulo 76 Tengo el informe de tu chequeo médico77 Capítulo 77 No se puede dar a conocer78 Capítulo 78 Nada de qué preocuparse79 Capítulo 79 Copiar las imágenes de vigilancia80 Capítulo 80 El padre del bebé81 Capítulo 81 Tengo pruebas82 Capítulo 82 Háblame de frente83 Capítulo 83 Extraño tu sabor84 Capítulo 84 Será nuestro pequeño secreto85 Capítulo 85 Todos los videos han sido manipulados86 Capítulo 86 Ella no podía tener a ese bebé87 Capítulo 87 Desaparecida88 Capítulo 88 Yo también soy tu hija89 Capítulo 89 Debes hacerlo de nuevo90 Capítulo 90 Hecha a la medida para mí91 Capítulo 91 Deseo intenso92 Capítulo 92 Faltan dos meses más93 Capítulo 93 Grace viene a comprobar94 Capítulo 94 Crear algunas oportunidades para ellos95 Capítulo 95 Haría todo por saber la verdad96 Capítulo 96 No era suficiente97 Capítulo 97 Para obtener el dinero98 Capítulo 98 Una aventura del pasado99 Capítulo 99 Dónde había quedado la computadora100 Capítulo 100 Llegar al fondo