icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
5.0
calificaciones
40.5K
Vistas
59
Capítulo

Adam conoce a Isabel y se enamora a primera vista. Él, para tenerla cerca, acepta su propuesta de ser solo amigos con beneficios, pero con el pasar del tiempo ella también termina enamorándose de él. Isabel tras separarse de Adam sufre un accidente y acaba perdiendo la memoria, incluso sabiendo que ama a otro, un escritor llamado Michael Cooper decide enamorarla y mantenerla a su lado. Es una historia llena de drama y corazones rotos, donde Isabel se verá enredada por el destino con dos hombres, uno a quien realmente ama y el otro del que cree estar enamorada.

Capítulo 1 CAPITULO 1

Amo trabajar entre la naturaleza, en los campos, los viñedos y recibir buen pago.

Disfrutó de mi libertad y mi soledad, hace tres años que llegue a Australia, después de haber viajado a Argentina donde comencé a trabajar en los viñedos y me encantó lastimosamente la temporada en Argentina ya había terminado, trabajo en el que solo tenía que recoger los racimos de uva así Luego de la culminación decidí viajar a Australia .realmente me deje llevar no sé por qué al final decidí ir, este país no estaba dentro de los países que quisiera conocer pero algo me atrajo aún no sé qué es pero aquí estoy y realmente me gusta el lugar, solo eh estado en el campo trabajando en plantaciones de tomate, de papas y en los viñedos que es donde más disfruto.

Eh Estado sola en este mundo desde niña, mi padre nos abandonó a mí, a mi madre y mis hermanos, no supe de él y la verdad no me importa, con mi hermano no era muy unida a pesar de los esfuerzos de mi madre para que fuéramos unidos. Pero no lo logró.

Mi madre había muerto hace ya cinco años.

Yo No era apegada a las personas, tenía amigos pero con solo una video llamada era suficiente para mí, me gustaba mucho estar sola, tener la libertad de ir y venir a mi antojo, vivir bajo mis propias reglas.

Tengo un título técnico en educación superior en administración de empresas, no me gustaba administrar solo lo estudié porque según era lo “más demandante” y porque siempre fui buena en contabilidad, pero después de haber trabajado en varias empresas me di cuenta que no lo disfrutaba… y comencé a viajar en cada país que llegaba, trabajaba en el campo, mi primer parada fue Perú, luego Chile, Argentina…

Pero aunque disfrutaba la vida del campo ya era hora de tener un trabajo con ingresos más estables y fijos, trabajar en el campo era fluctuante solo se hacía en las temporadas de cada plantación por unos meses y luego nada…

Así que decidí mudarme a la ciudad, una amiga que conocí en el avión me dio sus datos y desde entonces hemos estado en contacto, cuando tengo descanso suelo ir a la ciudad de Perth donde vive Jessica y me quedo con ella, para pasar el rato. Me gustaba Perth.es una ciudad muy bonita y apacible, Jessica me había conseguido una entrevista en una editorial para transcribir libros a otros idiomas ya que hablo cuatro Italiano, Francés, Español y el Inglés, me gustan mucho los idiomas así que en el tiempo que tenía libre me proponía aprender uno nuevo.

Ya tenía todo listo para irme a la ciudad, ya había alquilado un lindo lugar, había hecho mis maletas y hoy era mi último día trabajando en el viñedo, mientras voy podando los racimos de uva disfruto de este día, voy a extrañar todo esto, la tranquilidad, el aroma del viñedo… pero ya era hora de avanzar… Llevo la canasta con mis últimos racimos de uva y me dirijo hacia dónde está mi jefe.

- Ya terminé el trabajo Señor Allen –Digo colocando la cesta en el piso-

- ¡Ay! Isabel te voy a extrañar, es muy raro conseguir empleados como tu… ten. Aquí está tu pago de la semana y un bono extra. Has sido una excelente trabajadora y siempre tendrás las puertas abiertas aquí… -Dice con tono de decepción y tristeza-

Extiendo mi mano para recibir el sobre que me entrego y noto que hay más billetes de los que debía

- ¡Muchas gracias!, me encanta mi trabajo lo sabe, pero… ya debo avanzar y necesito tener un lugar propio para vivir, los años van pasando… -Me encojo de hombros-.

- Aún eres joven mi niña. tienes veintinueve años.

- Por eso debo llegar a los treinta al menos con departamento pequeño para vivir o un auto… Pero muchas gracias cuando pueda vendré a visitarlo si me lo permite.

- Por supuesto que sí, te tengo un obsequio…

Noto que saca una botella de Sauvignon Blanc mi vino favorito. Quedo sorprendida, le muestro una amplia sonrisa.

- Esta fue de la reserva cuando comenzaste a trabajar hace tres años.

- ¡Oh, me encanta señor Allen!, me tomaré un vino en el que yo trabaje… muchas gracias… -Le doy un gran abrazo y siento como mis ojos comienzan a nublarse por las lágrimas-

- No es nada, te deseo mucha suerte y éxito y ya sabes aquí eres siempre serás bienvenida.

- Lo tomaré en cuenta, fue un placer trabajar para usted… -Sin más me di media vuelta y salí del viñedo, gire una vez más observando cada detalle de ese hermoso lugar-

La despedida con el señor Allen fue más dura de lo que pensé, ha sido el mejor jefe que he tenido. Amaba su viñedo y su granja, él era muy amable con sus empleados. Voy de camino a buscar mis maletas porque en cualquier momento llegará Jessica a buscarme

Llego al sitio donde rento el cuarto, era una posada sencilla sin mucho lujo, si quería alquilar algo mejor tenía que ahorrar, la dueña de la posada era amable pero con carácter fuerte .tenía una hija que me odiaba solo porque a su novio se le ocurrió la genial idea de cortejarme, claro el chico no me gustaba para nada, había tenido mis experiencias y todas eran con hombres mayores que yo, me gustaban los hombres por lo menos cinco años mayor. Así que la chica se alegraba de que por fin me fuera del pueblo… Me despedí de la señora Taylor y saque mis maletas esperando a Jessica.

Debo empezar de nuevo.

(***)

Voy en camino con mi hermana a su viñedo favorito para buscar las cajas de vino para su boda que es en dos semanas…

- espero que no demores, me sacaste del zoológico para llevarte, pudiste decirle a Aarón que te trajera… -Le digo algo molesto mientras conduzco-

- No seas gruñón, no me has ayudado en nada de la boda…

- Será porque trabajo y tengo que realizar el proyecto para la segunda temporada del programa -Digo enarcando una ceja-.

- Si, lo sé hermano. Pero yo me caso en dos semanas. Luego podrás volver con tus animales… -Me propina una mirada de cordero degollado y sus labios hacen un puchero que me hacen ablandarme-.

A veces mi hermana podía ser muy fastidiosa, pero era su boda y debía ayudarla.

Soy biólogo de fauna silvestre, desde niño siempre tuve amor por los animales, durante una temporada viví con mi hermana en Londres y estudie en la universidad de Birmingham, regresé a Perth para trabajar como cuidador en el zoológico, amo mi trabajo ,para mi es el mejor del mundo, provengo de una familia de clase alta pero nunca hemos dejado de ser sencillos, tenemos dinero pero no somos multimillonarios, mi padre es abogado y mi madre es curadora de artes, soy el hermano del medio, tengo un hermano mayor que también es abogado llamado Aaron y mi hermana menor Danna que está próxima a casarse…

Hace ocho meses que estoy completamente soltero decidí terminar con una relación de siete años, incluso le había pedido matrimonio. Creí que estaba enamorado y mi familia la amaba. Pero… viaje por varios meses por mi programa de televisión y me di cuenta de que no había extrañado a Ashley así que al volver decidí romper con la relación y romper el compromiso.

Ya no amaba a Ash, en un principio nos amamos mucho pero con el pasar de los años todo se volvió una rutina y no deseábamos las mismas cosas, ella pensaba en tener hijos y yo no lo deseaba, amaba mucho mi trabajo y aunque me gustaban los niños no quería propios, eso me ha traído discusiones con mis padres y ya estoy cansado de las cantaletas, porque ya tengo treinta y siete años y sigo sin casarme ni tener hijos… y no quería saber de mujeres, disfrutaba mi libertad.

¡Bien ya llegamos!

- Por fin, vamos tengo entendido que el señor tiene las cajas de los vinos listos.

- ¿Qué tipo de vino compraste?

- ¡Uhm! Pedi Shiraz, Merlot, Chardonnay y Cabernet Sauvignon para ti hermanito-Me sonríe tiernamente-

- ¡Jajaja! ¡Gracias! Me embriagaré mucho en tu boda hermana.

- Solo no hagas un espectáculo.

- Me alejaré tanto como pueda créeme.-Nos bajamos del auto y caminamos hacia la entrada del viñedo, el lugar era hermoso-

El aroma de las uvas y del vino es exquisito, me gustaba mucho tomar un buen whisky, un buen vino, en particular el cabernet sauvignon, es mi preferido.

Dejo a mi hermana alistando el pedido para su recepción y camino hacia lo senderos del viñedo, disfrutaba de la vista, cuando de repente vi… La más hermosa de las sonrisas, una preciosa mujer, una joven que no debe pasar los treinta años, pero es bellísima… al verla sentí como si mi cuerpo flotara, jamás sentí esto con ninguna mujer ni siquiera con Ashley, la chica se ve que es de origen latino aunque su piel es blanca pero bronceada por trabajar tanto tiempo bajo el sol, su rostro ovalado con hermosos pómulos, ojos color marrón oscuro, sus cejas perfectamente arqueadas y sus labios tan provocativos medianamente delgados, pequeños y rosados que me tentaba a besarlos, nariz perfilada, su cabello aunque recogido podía apreciar el tono color chocolate, largo hasta los hombros algo ondulado… Es la mujer más preciosa que he visto en mi vida.

Podía ver su sonrisa. Se notaba que disfrutaba del trabajo que hacía. Podaba los racimos de uva con tanta delicadeza y cariño como si estuviera cargando un bebe, debía acercarme a ella y conocerla… caminé unos pasos cuando escuche el grito de mi hermana llamándome.

- ¡Adam! Ven a ayudarme con las cajas por favor.

Mi mandíbula se tensó y rodé los ojos hacia arriba. Danna siempre tan oportuna, gire a ver a la chica para divisarla mejor y corrí rápidamente hacia Danna

- ¿Qué quieres Danna? -Espete con furia-

- ¡Ay! ¿Qué te pasa?, ven a ayudarme con los vinos, te recuerdo que beberás tú también.

- Dime… ¿Dónde están?

- Allá gruñón… -Me señala con el dedo las seis cajas que debo cargar hasta el auto-

Cargue las cajas lo más rápido que pude. Luego de quince minutos me apresure a buscar a la chica que me hipnotizó hace un rato.

Cuando llegué ya no estaba, busque por varios senderos y no la encontré, así que decido preguntarle a uno de los vinicultores por ella y no sabe darme una respuesta.

¿Será que la imagine?, no, no puede ser, regresó con mi hermana que está esperando al dueño del viñedo.

- ¿Qué te pasa? Te ves confundido hermano.

- Nada, ¿Ya terminaste? -Le digo girando la cabeza intentando buscar a la chica pero no la veo por ninguna parte, siento decepción-

- Si estoy esperando al dueño para pagarle.

- Diez minutos después llego el dueño, pensé en preguntarle por la hermosa chica pero no podía hacerlo delante de Danna, ella era la mejor amiga de Ashley y también estaba molesta por haber roto con ella.

Regresamos al auto no dejaba de voltear a los lados para ver si me encontraba con la chica, me sentí decepcionado al no verla, pero de algo si estaba seguro regresaría para buscarla.

Seguir leyendo

Quizás también le guste

Otros libros de mhgeraldinehernandez

Ver más
Capítulo
Leer ahora
Descargar libro