back
Instalar App
icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Donde estás tú, estoy yo

Donde estás tú, estoy yo

Milagros

4.8
calificaciones
1.2M
Vistas
958
Capítulo

Cassandra era una chica rica y hermosa. Hacía cinco años, se casó con Martin, a quien no amaba en absoluto. Más tarde ella lo dejó para estar con su mejor amor. Inesperadamente, este último se enamoró de la hermana mayor de Cassandra y quería casarse con ella. Sus padres y su hermana mayor siempre eran malos con ella. La obligaban a ella, en lugar de su hermana mayor, casarse con Martin. Cuando ella se niega, la encerraron. Para ellos, ella también era una herramienta de negocios que podía ayudar a la familia a construir una buena relación con la familia de su esposo. Con gran decepción y odio intenso, aceptó su demanda y planeó secretamente vengarse del trato brutal e injusto que había sufrido de su familia y su mejor amor. Ella nunca quería vivir de esa manera. ¿Sufriría un renacimiento con éxito ¿Encontraría su verdadero amor esta vez? No espere más y comience a leer Donde estás tú, estoy yo.

Capítulo 1
Viva, pero muerta por dentro

"Cassandra, nunca he sentido nada por ti. Deberíamos romper".

"Nuestro destino es estar juntos, Cassandra. Tú siempre serás mi esposa".

"¡Cassandra! ¡Ella es tu hermana! ¿Cómo te atreves a lastimarla así? ¡Apártate de mi vista! ¡Ya no eres mi hija!".

"Ella no valía nada. Su muerte no significa nada para mí".

A Cassandra Yan le estaba dando dolor de cabeza.

Recordar todos esos momentos de su pasado la desgarraba por dentro. De hecho, no dejaba de gemir mientras se acurrucaba.

Ella estaba sola en la habitación. Allí, miró fijamente las esposas que tenía en la muñeca y que estaban atadas a la cama. Entonces sacudió su mano con brusquedad, pero lo único que consiguió fue dejarse una marca roja en la muñeca y empezar a sangrar.

Un sudor frío se formó en su frente. El aire de la habitación se sentía helado.

La chica no supo cuánto tiempo pasó hasta que abrió los ojos. Lo primero que vio fue un dormitorio con adornos rojos.

En ese momento, sus ojos se abrieron de par en par y su cuerpo se tensó. Ese conocido lugar la abrumaba.

¿Cómo podía ser posible? ¿No era la noche anterior a su boda? ¿Qué estaba pasando?

Definitivamente, no quería ser una sustituta y casarse con ese hombre cruel. Lo único que deseaba era estar con el hombre al que amaba. Por eso mismo la encerraron sus padres en ese dormitorio.

'Pensé que estaba muerta. ¿Qué está sucediendo?'.

Ella intentó por todos los medios escapar de ese hombre vil. Creía que iba a encontrarse con su amado, pero estaba equivocada.

Su hermana, en quien más confiaba, estaba al lado de él. El hombre que más quería lo había planeado todo.

Para sus padres, ella era un simple peón.

Al ser consciente de eso, se le quitaron las ganas de seguir viviendo. Cuando ese hombre cruel la llevó a casa, supo que tendría que vivir el resto de su vida como prisionera sin la esperanza de poder escapar.

Lo último que podía recordar era caer al mar y luchar por mantenerse a flote durante un rato. Cuando volvió a abrir los ojos, estaba de vuelta en la noche de hacía cinco años. Al día siguiente reemplazaría a su hermana, Susan Yan, y se casaría con Martin Lu, el hombre vil.

Todo lo que estaba sucediendo delante de sus ojos parecía muy real. Estaba segura de que no se trataba de un sueño.

'¿Qué ocurre? ¿He vuelto a nacer?

¿Pero por qué? ¿Por qué estoy de vuelta en el tiempo en que empezaron mis pesadillas?'.

Sus padres la abandonaron, su hermana le arrebató el amor de su vida y el hombre que amaba la traicionó. Todos la obligaron a casarse con Martin.

'¿Tengo que pasar por todo esto de nuevo?

¿Por qué me tratan de esta manera?'.

Era invierno, y el viento y la nieve bailaban suavemente.

Ella se cubrió el pecho y se estremeció de frío. Su corazón latía tan rápido que podría explotar en cualquier momento.

La chica yacía sobre las sábanas blancas, jadeando. A pesar del frío, su cuerpo estaba empapado en sudor. Al cabo de un rato, la puerta se abrió.

Ella levantó la cabeza con trabajo y miró hacia la puerta. Entonces vio a Roger Gu, el hijo del director ejecutivo del Grupo Gu y el único hombre al que había amado. Haría cualquier cosa por él.

Vestido con un traje negro a medida, Roger entró en la habitación.

Su cuerpo se tensó al verlo y apretó los puños con fuerza. Mientras el hombre caminaba hacia la chica, ella no apartó la mirada de él.

"Casey, lo siento, pero estoy enamorado de Susan. Por favor, te lo ruego. Cásate con Martin por ella. ¿Me harías ese favor?".

En su anterior vida, ella se dio por vencida después de escuchar sus palabras y se casó con Martin.

Amaba a Roger y, por tanto, haría cualquier cosa por él. Mientras fuera feliz, ella no se arrepentiría.

Fue en ese momento que decidió casarse con Martin. De hecho, estaba convencida de que lo hacía por amor.

Así lo creía hasta que llegó el día en que Roger le reveló su lado monstruoso. Él la había estado usando todo este tiempo. El supuesto amor que le tenía era mentira.

La chica estaba equivocada, y eso le costó la vida.

Después de casarse con Martin, tuvo la sensación de que había muerto por dentro. Lo provocaba una y otra vez, esperando que le pidiera el divorcio, pero eso nunca pasó.

La chica suspiró para sí misma.

Todo en su anterior vida había sido una especie de broma de mal gusto.

Ahora que tenía la oportunidad de renacer, no elegiría el mismo camino. Ya no se sacrificaría por nadie.

La razón por la que Roger pudo usarla era porque ella lo amaba profundamente.

¿Y si dejaba de amarlo? Si así fuera no podría manipularla.

¿Cómo podían vivir una vida en paz después de hacer esas cosas horribles?

'Esta vez voy a luchar', pensó para sí misma.

Descargar libro