Login to ManoBook
icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
ENAMORADA DEL CEO EL ARTE DE SEDUCIR

ENAMORADA DEL CEO EL ARTE DE SEDUCIR

yoany

5.0
calificaciones
100.6K
Vistas
46
Capítulo

EL NECESITABA UNA MUJER QUE LE DIERA UN HEREDERO, UNA MUJER SUMISA Y OBEDIENTE PERO QUE NO FUERA CAPAZ DE SEDUCIRLO, POR ESO HACE UN CONTRATO CON LA DULCE E INGENUA ALANA, PERO ELLA NO SE LO PONDRA FACIL PORQUE ES TODO LO CONTRARIO A LO QUE Adriano Lombardo pensaba, Alana se enamoro del ceo en una de sus visitas en la universidad, pero este jamás la noto por su antigua mujer INTRIGOSA Paula, la vida los vuelve a reunir cuando, Adriano desea cumplir la voluntad de su enfermo padre, ¿Qué es tener un heredero? Y ALANA Cumple con los requisitos de la mujer que necesitaba para que fuera la madre de su heredero. Pero no contaba que ella pondrá sus condiciones en ese matrimonio volviéndose un MATRIMONIO CONTRACTUAL bajo sus condiciones Y lo mas importante aprenderá a Seducir a su marido para que este se enamore de ella, mientras logra su verdadero objetivo. Descubrir quien asesino a su hermana ….. - El se dejara seducir por su esposa - Ella le pondrá condiciones - Él no esta de acuerdo con sus condiciones - Ella hará que la ame - Él no desea volver amar - Ella usara todas las artes de seducción - Él también jugara sus reglas.

Capítulo 1 CAPITULO 1

Siempre he sido un hombre que toma las decisiones con el objetivo de obtener lo que quiero y nunca he recibido un rechazo como hasta ahora. No podía asimilar lo que acaba de escuchar, pero pronto una furia asesina se apodero de él. Todo porque una mujer que apenas conocía se atrevió a dejarlo plantado.

-Adriano Lombardo observaba sorprendido a Oscar Xanders y su esposa Eliza, abuelos de la mujer con la que deseaba casarse y esta tuvo el descaro de rechazar su propuesta de matrimonio como si no valiera nada. ¿Pero cómo se atrevía a dejarlo plantado? ¿Con que descaro se atrevía? Esta mujer debería dar gracias a Dios que un hombre como él se fije en ella y la desee en matrimonio.

-Señor Lombardo , le pedimos disculpa por la manera en que mi nieta se ha comportado con usted- dijo esta.

Se trataba de una mujer de 76 años, de cabellos blancos y canosos. Sus cejas eran pronunciadas con ojos negros y profundos que lo observaban. Su voz sonaba fuerte y grave para una persona de su edad que expresaba respeto cuando hablaba. Adriano pudo imaginarse de donde venia el temperamento de su futura esposa. Eso si lograba que ella accediera al matrimonio.

-Siempre ha sido una niña muy dulce, tierna y educada- mencionó a pesar del aura que reflejaba Adriano ante su seriedad. Mostrando siempre su semblante frío e incomodo. Su abuelo y yo podemos entender que ella rechazara su propuesta, no lo tome a mal ella siempre fue criada con ciertos principios con la que la educamos. Aunque bien, sabe Dios que no compartimos su mismo pensar, esta es una mujer adulta que no podemos decidir por ella. Pero el hecho de no comunicárselo a usted en persona…

-Es una completa grosería de su parte- dijo este furioso.

-Estoy de acuerdo con usted- mencióno el anciano Oscar apenado por la actitud de su nieta. Es una grosería lo que hizo. Sin embargo esta situación es bastante penosa puesto que la decisión siempre será de nuestra nieta. Le aseguro que ella habrá tenido sus razones para actuar de esta manera y rechazar su propuesta sin miramiento. Alana no es una chica ni mimada ni caprichosa.

-Oh, por favor… ¿ósea que debo tomar esto como un halago?- preguntó esto con tono burlón.

- No- dijo firmemente el anciano Xanders . Ya incomodo por los reclamos del ceo. Simplemente estoy tratando de explicarle como es mi nieta y si no esta dispuesto ha aceptar su temperamento. Pues, lo lamento mucho.

Entienda que nuestra nieta es el ángel de nuestra familia, la llegada de ella y sus hermanas cambiaron nuestra vida para bien. Además ellas perdieron a sus padres, primero a su madre por una enfermedad y luego su padre se fue con otra mujer dejándolas solas y desamparadas por lo que nosotros tuvimos que hacernos cargo de las tres niñas.

Sin saber el porqué de la molestia de Adriano- sintió que el anciano se estuviera refiriendo a otra *Paula* al incluir a otras mujeres. Le molestaba este hecho.

- Si, su nieta posee tantas virtudes ¿porque esta rechazando mi propuesta? – Sabia que sus palabras le parecían arrogantes, pero le importaba un cuerno lo que pensaran se encontraba sumamente molesto y disgustado con aquella chica que se atrevió a rechazar su propuesta de matrimonio. Cualquier mujer en su lugar hubiera aceptado mi propuesta sin queja alguna; otra en su lugar con una pisca de inteligencia hubiera aceptado inmediatamente. ¿Qué tiene de raro? ¿Por qué no quiere casarse conmigo? ¿Cómo se atreve a rechazarme?

-Precisamente- le dijo una hermosa mujer que acababa de entrar. - Mi hermana tiene sus propios ideales que tal vez no sean lo que usted desee. Y por supuesto es mucho mas inteligente porque rechazó su propuesta de matrimonio.

Adriano clavó la mirada en aquella odiosa mujer que entro interrumpiendo la visita que le hizo a los abuelo de la mujer con la que deseaba casarse precisamente por su apariencia. Puesto que, no deseaba a otra Paula que arruinara su vida. Ahora se encontraba mirando y desafiando a la mujer que lo miraba con desafío para defender a su hermana de él. No pudo dejar de preguntarse si esta chica era realmente hermana de Alana, como es posible que sean tan distintas y no se parezcan en nada.

Ema, poseía rasgos muchos mas finos . Tenia una belleza despampanante que causaba el deseo en muchos hombres. Era alta de piel dorada, cabellos negros, ojos café y unos labios carnosos que resultaban bastantes tentadores . Una mujer que lograría atrapar a cualquier hombre cuerdo como él.

-¿Qué me quiere decir con eso?- preguntó Adriano alzando una ceja curioso.

-No se en que mundo frivólo y arrogante vive usted, señor Lombardo. Pero en el mundo que vivimos mi hermana y yo. Un hombre no se presenta en casa de una mujer sin ni siquiera conocerla para pedir su mano en matrimonio como si fuera un objeto que viene a comprar, sin haber cruzado palabras con ella. Se necesita tiempo para conocer a la persona y poder considerar la idea de casarse. Debe admitir que usted ha apresurado las cosas solo por su deseo sin pensar en mi hermana.

-No discutiré con usted esto- le dijo enojado . Prefiero tratarlo con su hermana personalmente.

-Siento mucho que su visita sea en vano, puesto que mi hermana no se encuentra. – le dijo Ema-- Ella salió a reunirse con nuestra tia Claudia y suele demorarse bastante.

-Bueno…yo—creo que sí – balbució el anciano xanders.Apenado con el ceo por las actitudes de su nietas.

-Tenia la intención de resolver hoy mismo este asunto del matrimonio- culmino enojado.

-Ya esta resuelto , señor Lombardo. Mi hermana no se casara con usted- dijo Ema finalmente.

-Yo nunca pierdo el tiempo- dijo fastidiado. Así que dígale a su hermana que regresare mañana por una respuesta y que no considero que este resuelto esta propuesta. Se giro para salir de la casa de los abuelos de su futura prometida- Y antes de salir añadió - dígale que a mí nadie me deja plantado.

Sin quedarse Adriano salió apresurado sin esperar la respuesta de los habitantes de la casa de su futura prometida.

-Por lo visto, mi hermana tendrá problemas con este hombre- dijo fastidiada su hermana.

-Ema, ese hombre no se va cansar hasta conseguir que tu hermana lo acepte.

-Tal vez, pero conociendo a mi hermana no se la pondrá fácil.- comentó.

Alana corría hacia la casa de su tía Claudia sin imaginar que el desplante que le hizo al ceo Adriano Lombardo , no se quedaría hasta allí.

-¡Tia!- la Saludo.

-Mi niña- le dijo con una cálida sonrisa. La saludo quitandosé los guantes de jardineria que usaba para saludarla con un beso en la frente.

¿Cómo estas? ¿Qué haces aquí? - le preguntó

-Vine a bañarme en la cascada y después pase a verte.

-¡ Oh!- alzo la ceja preocupada ¿Te bañaste como siempre?

-¡Si , porque!

-¡Cariño! Ya no eres una niña sino una mujer y muy hermosa.- dijo su tia.

-Hay, tia eso lo dices porque me quieres, además tu bien sabes que no soy como las demás mujeres ni como mi hermana.

-Alana, no me gusta escucharte hablar así.- la regaño- Eres hermosa, solo que no te arreglas como cualquier joven de tu edad por los tontos prejuicios de mi madre.

-Mejor olvidémonos sobre eso, además necesitaba bañarme en la cascada para despejar la mente y olvidar. Oh, mas bien pensar.

-Claudia suspiro- Todavía estas pensando en esa tonta venganza, es mejor olvidar el pasado.

-No, tia. Yo lo que deseo es justicia.

-Cariño, eso no traerá nada bueno en tu vida. – le mencionó-- Ya no se puede cambiar el pasado es mejor concentrarse en el presente que estas viviendo, no entiendo porque quieres pensar en lo sucedido con tu hermana. Ya no hay nada que se pueda hacer. Mejor concéntrate en la hermosa propuesta de matrimonio que te hicieron-

-Por lo visto, mi abuela no pierde el tiempo- dijo enojada. Ya te conto el chisme.

-No es chisme. Ella es mi madre y tu mi sobrina. –La regaño.

-¿No le veo la razón de festejar? Te parece que el gran Adriano Lombardo me propuso matrimonio y tenga que aceptarlo solo porque este quiere.

-Aceptarás supongo. Tu y yo sabemos que llevas enamorada de ese hombre desde que lo viste en la universidad. Aunque la fama que se carga….

-Si, fama de arrogante, manipulador, frío, calculador…

-Y mujeriego- añadió Claudia.

-Si, y cinico- pensó ilusionada- La verdad es todo eso y más no lo voy a negar que es un hombre que me mueve el piso, pero a la vez es arrogante un hombre inalcanzable para muchas mujeres hasta para mi.

-¡Entonces!- señalo Claudia. Si te fascina ¿Cuándo le darás tu respuesta?

Esta se comenzó a reír de su pequeña travesura puesto estaba segura que no le gusto para nada.

-El que se rie es porque tiene cola que le pisen o mejor dicho travesura que se acuerda- comento seria su tia. Puesto que esta la conocía y sabía lo especial que era su sobrina.

-No lo se, el abuelo iba a contestarle- supuestamente iba a venir a las seis.

-¿Seis? Entonces que haces aquí.

-¿Pórque el abuelo puede encargarse de rechazarlo?

-¿Rechazarlo? No entiendo.

- Así es- esta sonrió despreocupada

- Pero tu no estabas enamorada de él.- Pero… pero entonces ¿Qué haras? ¿Pórque lo rechazaste?

-Tia, si él me quiere me tendrá- se burló- Pero será bajo mis condiciones.

Claudia miro sorprendida a su sobrina.

-Adriano Lombardo es un hombre que tu no puedes jugar, querida . No deberías tentar al diablo de esa manera.

-Tía, yo se lo que hago.

Se aproximó a su tia y la beso.

-¡Tranquila! Yo se manejarlo- se despidió para irse.

-Oh, mi niña espero que tengas razón - la miro irse preocupada de como ese hombre actuaria con su sobrina.

Adriano miro por la ventana del auto hacia donde estaba la ubicación de la mujer que se atrevió a rechazarlo. Debía reconocer que jámas espero que rechazarían su propuesta de matrimonios y menos una mujer como Alana, sosa sin clase, mojigata, con apariencia de vieja, estaba seguro que era una virgen mas del montón.

En otra ocasión hubiera mandado todo al diablo sin importarme un carajo que una bruja como esa tratara de manipularlo. Además necesitaba una mujer como ella: fácilmente manejable e incapaz de seducirlo para que cumpla sus caprichos por eso necesitaba casarse con ella, pero sobre todo el requisito mas importantes es que fuera fértil y que le diera un hijo.

Para Adriano Lombardo nada era imposible, por eso decidió investigar alguna mujer que rindiera el perfil que necesitaba para convertirla en su esposa, y esa mujer era nada menos que Alana Xanders. Cuando llego a la villa de sus abuelos y pidió la mano en matrimonio de ella, estos casi le da un infarto. Los xanders a pesar de no ser ricos vivian modestamente y por lo tanto Alana era perfecta para sus planes, lo que nunca imagino es que ella rechazaría su propuesta de matrimonio. El es el hombre mas rico de todo el continente y es uno de los empresarios mas reconocidos en todo Europa, por eso que ella se atreviera a rechazarlo lo molestaba demasiado, ¿Cón que atrevimiento esa mojigata se atrevió a recharzarlo? Nadie rechazaba ha ADRIANO LOMBARDO.

Esta mujer esta verdaderamente loca, modestia a parte ¿Quién se atrevería a recharlo? Es rico, guapo, tiene una gran posición social que cualquier mujer desearía. ¿Qué tenia esta mujer que no deseaba casarse con él?

Le dabas mil vueltas al asunto y no entendía porque esa mojigata rechazo su propuesta de matrimonio, se encontraba sumamente molesto y disgustado que una mujer tan simple se atreviera a tanto.

Además ella era una mujer de 23 años poco agraciada criada en los campos, ¿Qué podía saber de su mundo? Sera que fue demasiado rápido con ella. Lo único que pensaba era que Alana era perfecta para su papel como esposa . Necesitaba cumplir con la voluntad de su padre, en aquel testamento.

Después de lo sucedido con Paula no quise volver a casarme con ninguna mujer, para mi fue suficiente ser el cornudo de toda Europa por culpa de ella. Ahora lo que necesita era una mujer como Alana, tal vez mi manera de ser tan arrogante pudo asustarla pero estaba decidido a conseguirla como todo hombre de negocios iba a negociar con esa mojigata.

Seguir leyendo

Quizás también le guste

Otros libros de yoany

Ver más
Capítulo
Leer ahora
Descargar libro