back
Instalar App
icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
He Reencarnado Y Estoy ¡OP!

He Reencarnado Y Estoy ¡OP!

EdwinRBM

4.7
calificaciones
13.6K
Vistas
52
Capítulo

Edgardo era un joven estudiante de 15 años de edad que por ir distraído con su celular este calló dentro de una alcantarilla, debido a la profundidad de dicha alcantarilla Edgardo murió instantáneamente al impactar contra el concreto sólido. Creyendo que ese había sido su fin, Edgardo se encontró en un lugar muy extraño donde estaba una persona que cambiaría por completo lo que él alguna vez creía.

Capítulo 1
.

Pi pi pi, pi pi pi, pi pi pi...

{Bostezo} Que ruidoso que eres-Edgardo.

Con mucha dificultad levanté mí brazo para poder alcanzar el despertador que estaba a mi lado el cual era mi celular, después de estar buscando el celular guiándome solo por el tacto logre encontrarlo, agarré este y apagué la alarma, pero para mi sorpresa esa era la tercera vez que sonaba la alarma lo cual indicaba que ya estaba retrasado para tomar el autobús.

¡Maldición me quedé dormido!-Edgardo.

Sin pensarlo dos veces me levanté rápidamente de mi cama y me fui hacia el baño, luego de cepillar mis dientes y darme una ligera ducha me puse mi uniforme y salí hacia la cocina para tomar algo, tomé un vaso de leche rápidamente y antes de salir me despedí de mi madre la cual no me puso mucha atención ya que estaba ocupada hablando por el teléfono. Corrí hasta la parada del autobús y como iba tarde obviamente este ya había pasado.

Demonios, tendré que caminar-Edgardo.

Saqué mi celular y miré que ya eran las 6:31 AM, y las clases comenzaban hasta las 7:00 AM.

Bueno, aún tengo media hora y dudo que las clases comiencen justo a la hora, aún tengo tiempo-Edgardo.

Sin ponerle más mente al asunto comencé a caminar hacia el instituto, mientras iba caminando observaba a las personas ir de un lado a otro en diferentes medios de transporte aunque algunos también iban caminando, debido a que el instituto quedaba un poco alejado tenía que cruzar gran parte de la ciudad para lograr llegar hasta este, luego de unos diez minutos caminando comencé a acercarme a la zona céntrica de la ciudad, miré como las personas comenzaban a poner sus puestos en las calles y como algunos puestos de comida rápida ya estaban abiertos, sin ponerle mucha atención a eso seguí caminando.

Pasando unas cuantas calles más ya estaba en el mero centro de la ciudad y debido a la hora estaba un poco desolado, mientras pasaba por una tienda de ropa sentí que mi celular había vibrado un poco, saqué este de mi bolsillo y me di cuenta que la notificación era de un nuevo capítulo de un maga que estaba leyendo, sin perder más tiempo toque la notificación y abrí la aplicación de magas para descargar el capítulo, debido a que estaba con datos y no wifi este tardo un poco pero después de descargarlo comencé a leerlo rápidamente.

No mames, que fuerte está-Edgardo.

Ya iba por la mitad del capítulo y se estaba poniendo bastante bueno, sin ponerle mucha atención a mi entorno, seguí caminando mientras tenía mi vista solo en el celular ya que estaba a punto de terminar el capítulo, me percaté que estaba llegando a un cruce y antes de cruzar miré hacia los lados para ver si un automóvil se acercaba pero no había nada, seguí caminando y cuando ya estaba en las últimas páginas del capítulo escuché algo.

¡OYE CHICO CUIDADO!-???.

¿Qué pa-?-Edgardo.

Pero antes de que pudiera responder sentí que mi pie derecho no se detenía, miré como todo se ponía en cámara lenta y volteé hacia mis pies y para mi sorpresa había una alcantarilla sin tapar frente a mí y mi pie derecho ya estaba hasta la rodilla dentro de esta, voltee hacia un lado y miré como un hombre con chaleco de trabajador corría hacia mi dirección, pero este estaba a metros de mí.

(Me cago en todo).

Solo pude pensar en eso al sentir como caía sin poder detenerme por la alcantarilla, al principio pensé que solo caería en desechos, pero para mí mala suerte lo que miré al fondo de la alcantarilla fue concreto sólido.

(fak).

Sin poder ir en contra de la gravedad cerré mis ojos y me dejé llevar, las probabilidades que tenía de sobrevivir eran del cero por ciento ya que estaba malditamente alto.

(p*** vida).

Solo eso pude pensar para que segundos después impactara de cara contra el suelo.

Descargar libro