back
Instalar App
icon 0
icon Recargar
rightIcon
icon Historia
rightIcon
icon Salir
rightIcon
icon Instalar APP
rightIcon
Vendiendo mi virginidad... Al CEO

Vendiendo mi virginidad... Al CEO

Angelics

4.9
calificaciones
7.1M
Vistas
266
Capítulo

¿Cuánto podría obtener una chica por vender su virginidad a hombres ricos? Teresa descubrirá la respuesta a esa pregunta muy pronto, con su madre internada en un hospital debido al cáncer que padece, Teresa no vera otra opción mas que vender su primera vez a un desconocido para poder pagar el tratamiento medico de su madre. ¿Cuánto podra obtener Teresa al vender su inocencia a algún extraño adinerado?

Capítulo 1
Virginidad a la venta

Mi nombre es Teresa Thompson, tengo 19 años y estudio la carrera de contabilidad en la universidad publica de mi ciudad, y en estos momentos estoy caminando en medio de un club nocturno, mientras los nervios me invaden, la noche de hoy, sera el dia en que venda algo muy preciado para cualquier mujer… su virginidad.

No fue facil tomar esta decisión, pero no vi muchas opciones que pudiese tomar.

¿Cómo llegue a esta situacion? ¿Cómo llegue a un club nocturno de hombres ricos que les gustaba comprar la virginidad de chicas jovenes para saciar alguna clase de fetiche extraño? Pues no es algo que sucediera de un dia para otro, sino que fue algo que vino formandose años atrás.

Mis padres se casaron jovenes debido a un embarazo no planeado, mi madre tuvo a mi hermano a sus 16 años y a mi me tuvo a los 18, debido a los 2 hijos que tenia, mi madre no pudo disfrutar mucho su juventud tampoco pudo asistir a la universidad al tener que cuidar a dos hijos en casa.

Mi padre era mas o menos igual que mi madre, tuve que conseguir un trabajo para poder mantener a sus hijos, y solo pudo asistir a una universidad publica debido a los gastos de tener que criar a dos hijos.

Ya sea mi padre o mi madre, ninguno de los dos pudo seguir sus sueños de su juventud y en su lugar les toco criar a mi y a mi hermano, esto quizas no le agrado mucho a mi padre, pero esa era la situacion.

Los años pasaron, mi familia no era rica, pero tampoco pobre, estabamos justo en la clase media, mi infancia relativamente feliz, y todo marchaba bien, hasta que mi padre nos abandono hace 3 años, cuando tenia 16.

La mujer por la cual nos abandono, era una joven profesora que daba clases en la secundaria a la cual asisti, ella era bonita, mientras que mi madre con los años se habia descuidado, quizas mi padre vio en esa mujer la juventud que no habia vivido o quizas otra cosa.

Lo cierto es que termino por abandonar a la familia, solo nos envio un mensaje de texto en el cual decia que estaba cansado y queria recuperar la emocion de la vida… no hemos sabido mas de él en todo este tiempo.

El que mi padre nos abandonara no le cayo muy bien a la familia, él era nuestro sustento, por lo que su abandono nos afecto gravemente, mi hermano que recien habia entrado en la universidad termino por abandonarla parcialmente debido que tuvo que buscar un trabajo de medio tiempo para poder ayudar a mantener a la familia.

No fue el unico, mi madre y yo tambien salimos a trabajar a medio tiempo, ya sea como camareras o cajeras en restaurantes, debido a la falta de estudios, no podiamos aspirar a algo mas grande en ese momento.

Mi madre decidio cursar una carrera a traves del medio online mientras trabajaba para tratar de aspirar a algo mayor, y gracias a los 3 trabajos de medio tiempo que poseiamos, pudimos pagar las cuentas de la casa.

Las cosas no marchaban bien, pero tampoco mal, o al menos asi fue hasta hace 1 año atrás, cuando a mi madre le diagnosticaron cancer, por suerte para ella, se lo detectaron a tiempo, pero necesitaba tratamiento para poder eliminarlo.

A partir de aquí las cosas salieron mal, el tratamiento para el cancer era costoso, y nuestros trabajos de medio tiempo no alcanzaria para pagar los gastos que se necesitaban para poder salvar a mi mama.

Nuestros ahorros fueron agota

ndose rapidamente, con el tiempo mi madre no podia seguir trabajando debido a que necesitaba estar internada en el hospital, por lo que fue un ingreso menos con el cual contar, entre mi hermano y yo necesitabamos pagar los gastos de nuestra casa, nuestra comida y el tratamiento de nuestra madre, y con solo los salarios de los trabajamos de medio tiempo con los cuales contabamos, no iba a alcanzar para cubrir tantos gastos.

Estaba al limite, y no sabia que hacer, hasta una amiga de la universidad vino a mi con una sugerencia

Ella primero me pregunto si aun era virgen, responder esa pregunta me dio algo de pena, era una chica de 19 años en pleno siglo XXI, y era raro que siguera siendo virgen a mi edad, me aguante la pena y le dije que si, y entonces ella me dijo que podia vender mi virginidad al mejor postor.

Ella conocia a ciertos clubes de caballeros adinerados, los cuales tenian el fetiche de desvirgar a jovenes mujeres por el placer que esto les daba, si necesitaba dinero con urgencia, podia recomendarme con ellos y asi obtener una buena cantidad de dinero en una sola noche.

Me escandalize cuando escuche que ella misma habia vendido su virginidad hace tiempo, me dijo cuanto habia podido obtener y me quede aturdida al escuchar el monto que obtuvo.

Ella necesitaba dinero para el tratamiento de su madre, y su trabajo de medio tiempo no le iba a alcanzar para poder costearlo, eso sin mencionar todos los otros gastos de la casa.

Tarde varios dias en decidirme, pero al final tome mi decisión, decidi que venderia mi virginidad, y le dije a mi amiga que me recomendara.

No le dije nada a mi hermano o a mi madre sobre lo que iba a hacer, si ellos supieran de mis planes lo mas seguro era que trataran de persuadirme de no hacerlo, y no queria escuchar sus palabras, ninguno de los dos tenia un solucion a nuestros problemas, mientras que yo si.

Vender mi virginidad podria aliviar nuestros problemas financieros, no podria suplir nuestros problemas totamente, pero al menos podria hacerlo por un tiempo.

Cuando llego el dia en donde tendria que ir al club nocturno, mi amiga me dijo que debia arreglarme lo mejor que podia, mientras mas bonita me viera, mayor dinero podria obtener, por lo que pase toda la tarde probandome diferentes vestidos y echandome el mejor maquillaje que tenia.

Me puse un vestido rojo y escotado, el rojo era el color mas llamativo y exitante, por lo que decidi ponermelo para la noche de hoy, cuando por fin estuve lista, fui a encontrarme con mi amiga, y ella me llevo al club nocturno donde conoci al supervisor, el cual me explico todas las reglas.

Tuve que pasar primero por una inspeccion, una mujer de unos 30 años se aseguro de que era virgen como decia, el club tenia una reputacion que mantener, por lo que debian asegurarse de que todo fuese perfecto.

Una vez que mi virginidad fue comprobada, me ordenaron esperar junto con otras chicas, todas ellas iban a ser llamadas por turnos a la tarima donde su virginidad seria subastada, ya habian pasado 3 chicas antes que yo, y estaba nerviosa, ya que la siguiente seria yo.

—¡Teresa! ¡Tú sigues!— dijo una mujer de unos veinte años, mientras me miraba.

—Aquí vamos.

Despues de decir esto, empiezo a avanzar a la tarima, mientras los nervios me empiezan a acelerar el corazon.

Descargar libro